Quinta Ley del Flautista de Hamelín

07.06.2021 13:41 de MAROGAR .   vedi letture

“La primera vez que escuché música me transfiguré. No pensé en ello, simplemente me enamoré de la música. Estaba completamente hipnotizado. El verdadero flautista de Hamelín era el rock and roll. La primera vez que lo oí dejé todo lo demás”. (John Lennon). 

              Dicha “Quinta Ley” reza así: “El mejor liderazgo es el que menos se nota”. Entre otras cosas porque el verdadero líder mueve a sus equipos con su sólo ejemplo y logra que todos avancen juntos en una misma dirección, con armonía y entusiasmo. Y todo ello sin caer en el clásico error de pensar que los profesionales son patrimonio de los jefes. La Liga española 2019/20 finalizó y acumuló muchísimas enseñanzas precisamente en los once últimos partidos que contemplaron los protocolos necesarios para sortear todas las amenazas del coronavirus. El Real Madrid ha fichado a Carlo Ancelotti, un entrenador que llegó a escribir con mucho detalle un aspecto poco valorado: “El liderazgo tranquilo”, y de esta manera cubrir la baja imprevista de Zinedine Zidane. El mismo Ancelotti nos da muchas claves en dicho ensayo y, entre otros, da gusto leer lo siguiente con ese liderazgo “que no se nota”, lejos de la ostentosidad:

** “Aunque los jugadores te tengan mucho respeto, tienes que hablar “para” ellos y al mismo tiempo hablar “con” ellos. Esperan que seas perfecto porque eres el jefe”. 

** “La lealtad es muy importante para mí”.

 ** “Trabajar con estos deportistas, cuidarlos y ayudarles a desarrollarse y a madurar, crear confianza y lealtad, compartir los éxitos y recuperarnos juntos de las decepciones, eso es para mí el eje, el corazón de mi trabajo…” 

** “Sin jugadores no hay juego, al igual que sin personas y sin un producto no hay transacción. Los miles de personas que llenan los estadios, los millones que ven los partidos en casa esas personas no pagan por verme a mí… quieren ver a los jugadores, la magia… que generan”.

                  Asegura George Bernard Shaw que “Las personas siempre culpan a las circunstancias de lo que son. Yo no creo en las circunstancias. La gente que avanza en este mundo es la que persigue y busca las circunstancias que desea y, si no las encuentra, las crea”. El barcelonismo se ha amparado en dichas circunstancias para justificar sus errores, es decir, sus responsabilidades.   No obstante, el espectador medio así como el periodismo propagandista suele hacer mucha publicidad del tipo de entrenador “vocinguero”, que se mueve mucho en la banda y gesticula en todo momento contra todo y contra todos, como si esa manera de actuar fuera imprescindible para que los jugadores sean agresivos y mantengan la intensidad en el juego. 

               Hoy por hoy, el modelo a seguir es el de Simeone, sin duda un “espectáculo” viéndolo en la banda del campo incluso dirigiendo a la grada. Otra cuestión es que se comparta esa sobre motivación con la lucidez necesaria para dirigir y establecer cambios en momentos necesarios. Simeone, en ese aspecto, es muy bueno, pero no cumple con la “Quinta Ley” por cuanto para ejercer su liderazgo es muy exhibicionista. Pero a ver a quien convencemos de lo contrario si su Atlético de Madrid ganó la Liga 2020/21. El jugador número doce no está permitido en el reglamento de fútbol, jugador virtual que existe en la mente de los jugadores pero que en este período final de la Liga no existió para beneficio ni perjuicio de ninguna de las aficiones. Situación. Y quizás sea necesario dejar aquí el pensamiento de Irene Peter: “Hoy día, si no está uno confuso es que no piensa con claridad”.  Por eso es tan interesante la “Quinta Ley del Flautista de Hamelín”.

              Por abundar, leyendo “mentescuriosas.com”, obtenemos de la leyenda alemana del siglo XIII dos moralejas interesantes: “1. Que los niños no deben hacer caso de las dulces palabras de un extraño. 2. Que se debe cumplir la palabra dada ante las consecuencias que te pueden acarrear”. Quizás el fútbol del futuro requiera de niños y de confianzas de nuevo cuño.

            7.Junio. 2021.