Veo el partido de fútbol y recuerdo… 1 de 2.

16.07.2022 00:00 de MAROGAR .   ver lecturas

- Veo el partido de fútbol y recuerdo… que llegué a jugar de extremo izquierdo por lo que el entrenador me insistía que acompañase los ataques del compañero del lado derecho, y cuando éste fuera a centrar hiciera una diagonal hacia el centro de la portería, próximo al delantero centro, sin entorpecerse los dos, y con el ánimo de buscar el remate de gol. Muchos años después, es lo que hacía Ronaldo en el Real Madrid.

- Veo el partido de fútbol y recuerdo… que, en aquel tipo de jugadas que cito antes, me repetía el entrenador que no pasase más allá del centro de la portería contraria, mantuviera la posición y la espera sensata para calcular mejor a la vista de la trayectoria del balón. Siempre sería más fácil correr hacia delante, acelerando el ritmo, atacando el balón de frente, mejor que haberse pasado de aquella posición lo que obligaría a correr hacia atrás reculando.

- Veo el partido de fútbol y recuerdo… que, en los emparejamientos de campo, siempre ganaba el jugador “chico” al “grande”, en las disputas, en las escaramuzas del juego de ataque, incluso en las acciones a balón bombeado. Por el contrario, en defensa estática, la máxima era “igualar alturas”. En todas las acciones de anticipación, hombre “chico” con sentido de anticipación ganará siempre al “grande”. Aquella era la técnica de Hugo Sánchez.

- Veo el partido de fútbol y recuerdo… que el más “bocazas” de la plazuela siempre era el “más malo” jugando, aunque él presumía con sus bravuconadas y sus fuertes golpeos “de uña”, en un afán desmedido por dominar el juego más por la cantidad que por la calidad. En esencia, también pasa en el fútbol profesional.

- Veo el partido de fútbol y recuerdo… épocas de muy buen juego de la Unión Deportiva Salamanca, a pesar de que nunca se clasificaban para Uefa ni para Champions League, con “jugadores de vuelta” provenientes de equipos punteros, entregados a la causa, sin que se le cayeran los anillos y con una entrega fuera de toda duda: Corominas, Tomé, Pérez, Juanito, Amarilla, Lobo Diarte, etc.

- Veo el partido de fútbol y recuerdo… que los árbitros pitan siempre a favor del jugador que gesticula, se tira al suelo y grita… Sin esos aspavientos, sin esas premisas básicas, los árbitros dudan más en señalar lo que ven auténticamente.

- Veo el partido de fútbol y recuerdo… que nada es igual en ninguna jugada del mismo jugador. Y detecto inteligencia práctica cuando Benzema, en el Real Madrid, del 9 de marzo pasado, presiona a Donaruma del PSG, y éste acaba entregando el balón al contrario. La inteligencia no solo estuvo en la presión sino en el apoyo que ofreció a Vinicius en posesión del balón, buscando profundidad hacia dentro del campo y a la altura del penalti, dándole un apoyo práctico al poseedor, para atacar posteriormente la pelota y golear.

- Veo el partido de fútbol y recuerdo… me sorprenden muchos jugadores, por su nivel superior, por su rendimiento, por su entrega total, jugando en un equipo inferior a sus grandes prestaciones efectivas: Morales y Campaña del Levante; Fali y Rubén Sobrino del Cádiz; Darwin Machin y Jorge Molina en Granada; Joselu y Pacheco del Alavés; Unäi y Arambarri del Getafe; etcétera.  

- Veo el partido de fútbol y recuerdo… mi admiración a sus entrenadores. Incluso a los que fueron “expulsados” de sus quehaceres, simplemente porque no suman todo lo que quieren sus directivos. Pero tienen su mérito, su conocimiento, su entereza, dirigiendo a equipos con dificultades para complementar las plantillas, administrando unos presupuestos exiguos, echando en falta siempre algo que pudiera complementar las cualidades de su equipo. Porque sus clasificaciones escasas no tienen nada que ver con su valía personal…

- Veo el partido de fútbol y recuerdo… que, cada vez menos, me creo la eterna frase paralizante de que “en el fútbol está ya todo inventado”. Sé que soy pesado con este asunto, pero cada partido me aporta algo especial, bien individual o colectivamente, incluso la actuación de un árbitro íntegro no supeditado a la moda del VAR que todo lo viene condicionando últimamente.

          16.Julio.2022.