Recuerdos íntimos que generan sueños de fútbol

20.10.2020 00:00 de MAROGAR .   Ver lecturas

“El corazón humano es un instrumento de muchas cuerdas; el perfecto conocedor de los hombres las sabe hacer vibrar todas, como un buen músico”. (Charles Dickens).

** Recuerdo… el “Viejo Calvario”, antiguo campo de fútbol de la Unión Deportiva Salamanca, mi padre me llevaba el “Día del Socio”, una vez al año, algo así como el “Día de Reyes Magos”. Un disfrute inolvidable para mí ver en vivo a aquellos futbolistas que idealizaba en sueños…

** Recuerdo… muchas alineaciones, muchos resultados, muchos partidos, y a jugadores muy concretos que luego llegaron a ser mis entrenadores: Tony Almaraz, Paquito Hache, Eusebio Fuentes… Otros también con los que jugué en la Unión, sólo podría citar virtudes: Miguel, Cefe, Huerta, Manolín, Pollo, Calero, Kaito, Laucirica, Amantegui, Pineda, Salazar, Pedraza… Algunos de ellos ya fallecieron y ellos me marcaron el paso del tiempo… 

** Recuerdo… a todos mis entrenadores, todos eran buenos, todos ponían el máximo interés, en categorías inferiores entrenábamos con medios escasos… Especialmente recuerdo a Antonio el guarnicionero, en el “Barrio de la Vega”, me hizo las mejores botas de cuero que tuve, por encargo de mi padre…

** Recuerdo… a muchos directivos que me ayudaron en mi etapa de futbolista o entrenador. Especialmente porque supieron orientarme fuera del fútbol: Paco Cosme, Juanito Pablos, Vals, Augusto Pimenta… Y el señor Luis, Policía Nacional, una especie de Bernabéu del “Barrio de La Vega”.

** Recuerdo… que Pepe Heriz, entrenador de la UDS en Tercera División año 1967, que jugó la promoción de Ascenso a Segunda A, no quería que me fuera a trabajar en Caja Salamanca: “Para trabajar tiempo tienes…” La auténtica realidad era que el fútbol no se consideraba una profesión por entonces y, a la hora de alinearme, siempre contaba con los veteranos por muy bien que lo hiciera en los entrenamientos. Y, por entonces, se presumía de hacer alineaciones fijas todo el año porque no se autorizaban cambios en los partidos.

** Recuerdo… que Augusto Pimenta, presidente de la UDS, me aconsejó muy bien para incorporarme al trabajo en la Caja de Ahorros de Salamanca. Igual que Juanito Pablos, un buen amigo que siempre me dio los mejores consejos. “El fútbol no es un fin, es un medio”. Así se lo expliqué muchas veces a mis propios jugadores.

** Recuerdo… los ascensos de la UDS., en las etapas de García Traid; Juanma Lillo; Manolo Villanova… Son recuerdos imborrables de gente identificada, entregados a un club voluntarioso que, en el Siglo XXI se disolvió, inexplicablemente, dejándonos huérfanos ya de por vida…

** Recuerdo… muchas noches, en sueños, partidos espectaculares, protagonista de jugadas emocionantes, atléticas, estéticas, incisivas… Cuando descubría que el partido era soñado mis ilusiones se desvanecían como la niebla a la salida del sol…

** Recuerdo… que el 21 de agosto de 2006 me prejubilé en Caja Duero (Antes Caja Salamanca). Y acopié documentación que había escrito sobre fútbol, ya con 14 años llevaba un diario de mis partidos jugados, me apetecía desde entonces publicar mi primer libro. Lo que hice en 2009 con “La Ignorática y el fútbol”.

** Recuerdo… ahora, en 2020, que sigo cumpliendo la norma de publicar un libro de fútbol por año. Y todo porque, escribiendo, aprendo constantemente de fútbol. Es una mejora intelectual, te obliga a reflexionar, a documentarte, a escuchar otras opiniones y contrastarlas, a disfrutar de elementos insospechados…

            20. octubre. 2020.