¡Por un fútbol tolerante!

16.05.2021 00:00 de MAROGAR .   Ver lecturas

“Todos estamos llenos de debilidades y errores; perdonémonos recíprocamente nuestras tonterías: es ésta la primera ley de la Naturaleza”. (Voltaire).

                  Como dijera Jaime Balmes: “No es tolerante quien no tolera la intolerancia”. Para minusvalorar la victoria de la Liga pasada por parte del Real Madrid, y justificar la pérdida del Barcelona, todo su entorno vino a decir que el VAR funcionó a favor de los madridistas. Una vez más, el “victimismo” barcelonista afloró a destiempo y, sinceramente, no creo que esa actitud sea conveniente para el futuro. Los factores cambiantes del final de Liga pasada pueden haber enseñado aspectos a tener en consideración: Cómo combatir el calor excesivo, la ausencia de afición, lesiones casuales, tiempos de hidratación a los 30 minutos de cada tiempo, etc. “Tolerancia es esa sensación molesta de que al final el otro pudiera tener razón”, como dijera Jonathan García-Allen.

                  En el fondo, considero que la actual competición ha estado “descafeinada”, fundamentalmente porque el público está concentrado en otros lugares fuera del Estadio. En su día, Quique Setién opinó a destiempo cuando dijo que “Los cinco cambios perjudican al Barcelona”, siempre pensé que los cambios masivos de jugadores favorecen a los equipos que mejores plantillas ostentan. El “Vasco Aguirre” ya lo aseguró en el Leganés, estaba muy satisfecho con la idea de los cinco cambios, aunque cuando se jugaba el descenso de categoría no realizó ningún cambio a la vista del desarrollo táctico del partido.

                  En época dura de coronavirus, allá por el 31 de mayo de 2020, Borja Hermoso escribió (El País Semanal) un documento muy apropiado para la nueva normalidad en un mundo más complejo debido a la pandemia. Utilizaba el periodista una frase de Neil Young, 1974, de la letra de su canción “Vampire Blues”: “Vienen buenos tiempos/ Lo oigo dondequiera que voy/ Vienen buenos tiempos/ Pero seguro que vienen lentamente”. Continuando: “Esas sensaciones tan humanas - incredulidad, escepticismo, esperanza, confusión - enmarcan en gran medida esta reflexión colectiva puesta en pie por un grupo de personajes tan heterogéneo como autorizado. Se trataba de que contaran las impresiones de lo vivido y el pronóstico de lo que vendrá. Ojalá sean esos buenos tiempos… aunque sean lentos”. Desde entonces, transcurrió ya un año…

                  Leí (Marca, 24.12.2020, J.I. García-Ochoa) que Tuchel fue destituido como entrenador del PSG francés como consecuencia de una entrevista realizada en “Sport1”: “Faltaba un partido para ganar la “Champions League” y nunca tuvimos la sensación de que habíamos convencido a la gente ahora y que reconocían nuestro trabajo. En cualquier caso, hay expectativas extremas en el club y en el entorno. Tienes la sensación de que el aprecio por la liga no está ahí como en el Bayern de Múnich, por ejemplo”. (…) “Un club como el PSG hay muchas influencias que van mucho más allá de los intereses del equipo. Por eso es un gran desafío mantener contentos a los muchachos, porque eso también es importante, luego exigir y exigir cosas” (…) “Creo que es una vergüenza para los jugadores porque borra por completo las actuaciones muy serias del equipo. Siempre dicen que tenemos a Di María, Mbappé y Neymar. Por supuesto que ganan en Burdeos, pero eso no es un logro parece. Y con eso, por supuesto, no se aprecia la disciplina, el juego sostenido y la intensidad”. Tuchel firmó por Chelsea y éste eliminó al R. Madrid para jugar la final de la “Champions” contra el Manchester City que, a su vez, había eliminado al intolerante PSG.

             El fútbol debe evolucionar a un estilo más tolerante, más competitivo, pero con respeto máximo a los contrarios, incluso sorprendió en aquellas fechas la frase de Rafa Nadal: “El fútbol, como la vida en general, pienso que no volverá a ser igual”. Claro que me inclino por la aseveración del Vicepresidente de “Open Learning” en el MIT: “No se trata tanto de reconstruir el mundo, sino de ir adaptándolo según avanza la crisis. De esta manera, saldremos fortalecidos”. Y de eso se trata… El Atlético de Madrid, ahora mismo, parece el mejor ubicado para ganar el presente Campeonato 2020/21 en España, dejando atrás todas las controversias arbitrales. Es el momento de la tolerancia deportiva.

            16.Mayo. 2021.