Mediapunta, medio punta... ¿Medio campista? ¿Medio delantero? ¿Segundo delantero?

16.03.2021 00:00 de MAROGAR .   vedi letture

“Media punta: Puede ser tanto el enganche como un delantero que arranca desde más atrás que los puntas habituales. En todo caso, un hombre que juega entre los mediocampistas y los delanteros…” (Anónimo).

            Recientemente, me regalaron un antiguo libro sobre “Técnica del fútbol” de Walter Winterbottom (1954) (Gracias amigo, César Santos), y me encontré con la realidad de por entonces cuando señalaban “las funciones de los puestos”: El portero, el defensa, el medio centro, el medio ala, el interior, el extremo, el delantero centro y “sanseacabó”… Por supuesto, nada de laterales, ni de carrileros, ni de central izquierdo o derecho, ni líbero, ni volante derecho o izquierdo, ni medio centro, ni pivotes, ni trivotes, ni puntas, ni medias puntas, ni extremo a pierna cambiada, ni segundo delantero, ni delantero centro “falso”, etcétera. 

            Leí un artículo (Efe, Juan Carlos Cárdenas): “Mediapunta y media punta, el valor de los espacios”: “Así como en música las pausas entre notas se apuntan en la partitura y su silencio suena, también los intervalos entre palabras se reflejan por escrito con espacios, que no solo evitan que los textos resulten ilegibles, sino que además pueden llega a distinguir significados”… Menos clara se presenta, en cambio, la decisión sobre cuándo escribir “mediapunta” o “media punta”. Ahora mismo, ambas grafías parecen emplearse indistintamente tanto para referirse al “jugador que suele ocupar una demarcación intermedia entre la de un centrocampista organizador y un delantero”, de acuerdo con la definición del “Libro de estilo de Marca”, como para la “zona o posición ocupada por dicho futbolista”. (…) “A decir verdad, en los usos de “mediapunta” y “media punta”, ni siquiera existe consenso respecto a su pronunciación con o sin pausa. El español, no obstante, tiene por norma y objetivo que cada palabra adopte una única grafía a fin de evitar duplicidades o ambigüedades indeseadas. Por tanto, será bueno proponer aquí que se reserve “mediapunta” para el jugador y “media punta” para la demarcación”. Excelente apreciación.

             Existen muy buenos razonamientos para la aceptación del “mediapunta”, incluso del “segundo delantero”, se apuntan entrenadores que los aceptan, sin más; o los rechazan. Se asegura que Riquelme era el típico jugador que iba por libre hasta que el balón llegaba a sus pies y se olvidaba de sus obligaciones defensivas cuando perdía la posesión, Pellegrini prescindió de él en el Villarreal por eso. Recordemos también a Camacho, en su época de seleccionador, cuando concretó que un equipo se forma con defensas, medios y delanteros. Personalmente, no me gustan los “mediapuntas” cuando se los encierra en un espacio constreñido, en una urna de cristal distinguida, y se les exige que realicen muchas creatividades con el balón, pero sus obligaciones deben atenderlas otros compañeros por su inhibición permanente en el juego defensivo. Ese tipo de jugador de corto recorrido no me acaba de convencer, no acaban de definirse si hacen de medios o de delanteros quedándose siempre entre dos aguas. Afirmo mi conclusión definitiva: Nunca renunciemos a operar en la “media punta” pero no con acomodados “mediapuntas”.

              Nacho Labarga y Miguel Val nos ilustraron sobre este asunto (Marca, 16.12.2020): “Corren tiempos inciertos para los “mediapuntas”… Todos son grandes talentos, decisivos en los metros finales. Nadie duda de su talento. Sin embargo, no encuentran su lugar en el campo. ¿Estamos ante un estilo de jugador en peligro de extinción? Roberto Trashorras declaró: “Ha cambiado con el pasado. En mi época era más representativa. Había muchos más “mediapuntas” específicos. En el fútbol actual, el “mediapunta” puede actuar de interior o de extremo. No se está utilizando tanto esa figura”. (…) “Es una cuestión de evolución. Cuando era pequeño, el fútbol profesional estaba plagado del 4-4-2 y los equipos jugaban con dos delanteros. Cuando empecé a competir emergió la figura del segundo delantero, que completaba al ariete. Ahí nació el concepto de “mediapunta” pero como segundo delantero, con capacidad de gol y para descolgarse entre líneas y enganchar con los centrocampistas”. 

            Para mí, el “mediapunta” perfecto, que utiliza sus mejores virtudes y sabe actuar en la “media punta”, es Messi. Afortunadamente, todavía actúa como tal, aportando pases y goles a su equipo. 

           16. marzo.2021.