El realismo optimista de Tony Kroos

22.11.2020 00:00 de MAROGAR .   Ver lecturas

“Memoria selectiva para recordar lo bueno, prudencia lógica para arruinar el presente, y optimismo desafiante para encarar el futuro”. (Isabel Allende). 

              El otro día leí (José Félix Díaz, 13.11.2020) una entrevista al alemán Tony Kroos que trataré de simplificar. Y antes de nada felicitar al periodista por este tipo de enfoques sobre el fútbol. “¿Por qué en el Real Madrid?” - “Muy fácil. Es el mejor club del mundo, el más grande. Lo pensaba y lo pienso. Hace muchos años ya de todo esto. En 2013 hablé con el Bayern… No llegamos a ningún acuerdo y les dije, vale, pero me voy a buscar otras opciones… Me llamó Ancelotti y me dijo que me quería en su equipo. La decisión no fue difícil. Era la mejor opción posible que podía tener y me hizo muy feliz. Así fue la historia”. 

            Sorprende su seguridad: “Cuando llegué, todo el club, no solo compañeros y entrenador, y hasta los seguidores me transmitieron una sensación de felicidad por el hecho de que estaba con ellos. No es normal. En Alemania primero tienes que jugar bien para que estén felices contigo, pero en el Real Madrid tuve la sensación de que por estar allí ya eran felices, sin jugar bien o mal. Me hizo sentirme bien y me transmitió confianza para jugar bien desde el inicio” (…) “Me respetan. Mucho. Siempre. Te piden autógrafos y fotos. Es bueno porque te quieren… Estamos muy felices en Madrid”.

            Asegura: “Bueno, al final es cierto que nos falta algo. Todo el mundo lo puede ver. No nos falta un poco… nos falta ser constantes… Claramente podemos mejorar, pero nos falta continuidad…” (…) “Hay que mejorar si queremos ganar algo” (…) “Estamos viviendo una situación muy rara para todos. Jugamos cada tres días, venimos de pocas vacaciones, acabamos la temporada pasada muy tarde, no pudimos fichar jugadores en verano. Ahora hay lesionados, algunos tienen que parar por el “covid”, pero a mí no me gusta buscar excusas. En cada partido sacamos un equipo titular que puede ganar al rival… A veces se puede fallar, no jugar bien, eso entra dentro de lo que puede suceder, pero lo contrario pasa más de lo que queremos y no lo podemos permitir”.

              Me encanta su enfoque: ”Nunca me va a gustar no jugar un partido. Y lo digo yo y lo piensan todos los jugadores. Al final entiendo al entrenador porque jugamos cada tres días. No paramos y más esta temporada. No va a ser para dos o tres meses como después de la pandemia. Va a ser hasta después de la Eurocopa. Entiendo que el míster tenga que rotar a veces. Como jugador tienes que aceptarlo y cuando te toca jugar, hacerlo lo mejor posible. Cuando estás bien física y mentalmente siempre quieres jugar, pero hay que aceptar las rotaciones o descanso”. (…) “Con Zidane ya hemos vivido tiempos así y normalmente salimos de las malas rachas… el míster es el primero en saber qué pasa en este club si no tienes resultados. Al final, lo que nos queda, es mejorar e intentar ganar partidos. El míster encontrará la solución”.

            “Para mí en los últimos meses el Bayern es el mejor equipo del mundo… El Real Madrid vivió unos años así y sabemos que es difícil. Es imposible ganar todo diez años seguidos. El Real Madrid fue el mejor equipo del mundo durante dos o tres años. Ahora es el Bayern y eso no dice nada malo de nosotros. Ganaron la Champions y para mí el que la gana es el mejor equipo del mundo porque es la competición más complicada de ganar. (…) “Tienen un ritmo, una presión arriba que es muy buena. Hay que aceptar que en estos momentos hay equipos mejores que nosotros” (…) “Jugar cada tres días te lleva a jugar cansado y a que los partidos no tengan el nivel que queremos”. 

           De ahí la importancia de jugadores con estas visiones y que transmiten tranquilidad. Un realismo optimista sin ostentaciones publicitarias. Me encanta su carácter positivo, su transparencia, sin duda es un modelo de futbolista para el nuevo corazón del fútbol…

          22.Noviembre. 2020.