El fútbol no se puede olvidar de los regateadores.

15.12.2023 00:00 de MAROGAR .   ver lecturas

“Cuando algo es tan sencillo de entender que debería entenderse sin que nadie lo explique, lo único que puede significar es que no se quiere entender, por muchas veces que se explique y por muy bien que se explique”. (Haruki Murakami).

                                   El fútbol al uso contiene ahora mucho el gusto por el pase, la posesión, la combinación, la tenencia de balón si es posible hasta el 90% sin que la individualidad abuse de la pelota. Aunque las aficiones se adhieren con mucha más dedicación a los jugadores individualistas que regatean, que sorprenden, que intentan y aportan jugadas de fútbol mucho más creativas.

                                   Pero la cuestión no es si “equipo” o “individualidad”, es todo un conglomerado de sinergias y de aspectos compartidos que prevalezca, en cada momento, la realidad que haga efectivas las mejores decisiones. Un día escribí (“La Ignorática y el fútbol) sobre una Ley muy particular, de mi cosecha, razonada más o menos así,  acerca del fútbol. Decía yo por entonces, que la “La Ley del Uno” es la que predominará siempre en un equipo de fútbol: UNO, el hombre, la persona, el protagonista por excelencia, con sus características personales técnicas y humanas. Luego, ONCE UNOS, que constituyen el bloque, la estructura funcional y global del equipo, el soporte, el edificio, el equipo al fin y al cabo con su sumatorio de inteligencias interrelacionadas. Y, finalmente, otra vez, el UNO que resuelve, que aparece inexcusablemente, que simplifica y ejecuta la última acción para definir la contienda con su contribución irrenunciable. 

                                   En 3 de noviembre ví publicada esta noticia del periodista Alberto Rubio: “Ni Mbappé, ni Vini, ni Leao... El mejor regateador de Europa mayor de 23 años es el kosovar Edon Zhegrova”. Por supuesto, muy poco conocido en los ambientes futbolísticos. Al parecer, el extremo del Lille lidera el “Índice” que elaboran de forma conjunta el “CIES Football Observatory” y “Wyscout”, sobre jugadores que han disputado, al menos, 450 minutos en las cinco grandes Ligas.

                                   El extremo zurdo del Lille completó con éxito 27 de los 44 regates que intentó en “Ligue 1”. Con una tasa de acierto del 61,36%. Entre otros datos del futbolista kosovar, se citan que el Lille lo fichó por 7 millones de euros en enero de 2022. “Tiene gestos técnicos muy bonitos, incluso sabiendo lo que va a hacer, es difícil seguirle”. Nacido en Alemania, pero moldeado en Kosovo, suma dos goles y cuatro asistencias en 14 partidos jugados.

                                   Reconocía en una entrevista en “La Voix du Nord”: “Cuando llegas a un equipo te encuentras con un entrenador que te da instrucciones todo el rato”. (…) “En la calle eres libre y haces lo que te apetece. Si quieres regatear a un rival nadie te dirá nada”. Como no podía ser de otra manera, “el 23 del Lille es admirador de Leo Messi”. Le ha costado quitarse el “sambenito” de revulsivo: “No estoy de acuerdo con esa etiqueta. Juego igual, ya sea como titular o saliendo de suplente. Es cierto que cuando entras desde el banquillo estás fresco y coges al otro equipo más cansado”.

                                 Paulo Fonseca, su entrenador, dijo: "Me molesta su irregularidad. No empezó bien la temporada, pero en los últimos cuatro partidos ha crecido mucho. Creo que ahora es más decisivo y defensivamente ha mejorado mucho".

                                Por tanto, este pequeño apunte es un homenaje al individualista que juega para el equipo, al regateador de utiliza la eterna gambeta para satisfacción suya y de los aficionados que nunca renunciarán al creativo, al innato, al innovador de toda la vida futbolística…

                               25.Diciembre.2023.