El balón nos hace felices

15.05.2020 08:49 de MAROGAR .   Ver lecturas

 “El balón es el norte, es un elemento neutral para los dos equipos, su posesión es la razón de ser de este juego”. (Marogar).

            El 26 de abril de 2007 escribí en www.esfutbol.net sobre este concepto metafórico: “El balón es la brújula”. No me imaginaba que escribiría un libro sobre este tema monográfico, casi 13 años después. Y ya por entonces fijé unas conclusiones que ahora repito por si tomamos perspectiva:

- El balón es el norte.

- El partido de fútbol será diferente en función de su mejor o peor administración.

- El balón nos hace felices.

- El balón marca el estilo de los equipos de fútbol con la magia de su movilidad.

- Es la brújula con la que se guían los jugadores.

. Sin él están perdidos, nunca encontrarán un espacio favorable pues se encontrarán fuera de lugar.

- “A mí, jugar con la pelota me daba una paz única…” (Maradona).

- “El centro de todas las actividades de la Tribu del Fútbol es el balón. En tanto objeto material, su principal propiedad es la “movilidad imparcial”. (Desmond Morris).

- “El equipo da a la pelota el motor de once malicias y once imaginaciones”. (Jean Girraudoux).

- En el 65% de los casos, gana el equipo que ha conseguido una mayor posesión del balón.

- Un determinado jugador pudiera llegar a entrar en contacto con el balón unas 120 veces, como máximo, en un partido. Cada contacto puede durar unos dos segundos.

- “No permita nunca que los jugadores olviden la importancia de mover la pelota. Considere al equipo como una molécula: una célula completa que comprende once átomos. Las conexiones que enlazan a estos átomos son los pases: cambian constantemente pero siempre liga a los once átomos separados para que integren una sola molécula. En el momento mismo en que uno de estos pases falla o sale desviado, la molécula se fractura como un todo, aparecen huecos y la estructura se debilita. A menos que se repare el daño con rapidez, la molécula se deshace”. (Dave Sexton).

- La cohesión de nuestro fútbol depende del balón.

- El balón tiene que ser el que une, el catalizador, el que rompe los egoísmos.

             También me ilustré en la página (www.futbolofensivo.com) cuando habló de “Futbolistas con brújula”:

- Me encanta el juego con balón, brújula irrenunciable del juego del fútbol.

- Los jugadores que siempre encuentran el camino, que saben actuar con y sin balón, que focalizan sus actuaciones en el bien común de su equipo, aquellos que dirigen a sus compañeros en pos de la victoria.

- Futbolistas que no huyen de la responsabilidad de jugar los balones, acorde a las necesidades competitivas, como si jugasen con brújula.

- “La vida es una navegación difícil sin una buena brújula. (J.L.Sampedro).

- “Ya es imposible saber si el fútbol se hizo rápido a causa del balón o el balón se adaptó a la velocidad de los jugadores. Lo cierto es que los médicos se volvieron más importantes y la industria farmacéutica inventó píldoras energéticas y cápsulas antioxidantes”.

             En dicho artículo de “fútbol ofensivo” también insiste (13. octubre. 2016):

- El balón es el centro sobre el que ha de girar todo.

- El balón debe servir para ordenarnos, cuando lo tenemos para generrarr y cuando lo perdemos para recuperar.

- El balón establece la relación entre los compañeros cercanos y los compañeros alejados.

- El balón permite moverte para tenerlo y permite moverte para recibirlo.

- La velocidad a la que se mueva el balón, condicionará el ritmo de juego tuyo y el ritmo de juego rival.

- Es importante saber qué hacer cuando tienes el balón, pero igual de importante es saber qué hacer cuando no lo tengas.

- La posesión o no posesión del balón, establecerá la posibilidad de llevar la iniciativa… si tú no tienes el balón no puedes jugar a aquello que te gustaría y sí aquello que te permite la posesión del rival. 

- El balón te lleva muchas veces a poseer o no, un equilibrio racional del terreno del juego… escenifican el equilibro ofensivo-defensivo.

             Este conglomerado de sabiduría futbolística precisa de reflexiones para un momento en concreto, porque cada apunte necesitaría casi la formulación de un tratado. Por tanto, ampliar conceptos y pensar en todo ello, globalmente, nos centra excelentemente sobre el juego del fútbol y su necesaria evolución. 

           Por supuesto, cualquiera que sea nuestro pensamiento particular, yo partiría de la idea inquebrantable de que el balón en el fútbol es el que nos hace plenamente felices.

           Salamanca, 15. mayo. 2020.