¡A la búsqueda de lo raro en el fútbol!

27.09.2020 00:00 de MAROGAR .   Ver lecturas

“Haceos con amigos dispuestos a censuraros”. (https://pensamientoscelebres.com)

            La Liga de fútbol va a discurrir con muy pocas novedades en la confección de las plantillas. Difícilmente se producirán demasiadas novedades, sobre todo en España. Un síntoma evidente fue el arranque de la Liga por parte del Real Madrid donde el entrenador Zinedine Zidane hizo debutar en el partido contra la Real Sociedad a dos jugadores que tienen ficha del Castilla. O sea, un “aviso para navegantes”. 

            El libro “Todos somos un poco raros”, de Godin Seth, nos ilustra: “La mítica publicista Linda Kaplan Thaler cuenta la historia de un zoo de Bélgica que estaba pasando por una mala racha. La gente había dejado de visitarlo. Con la aparición de tantas distracciones, diversiones y novedades, el zoo había caído en desgracia. La asistencia era escasa, pero los animales tenían que seguir comiendo” (…) “Entonces, la elefanta se quedó embarazada. Los atentos genios de una agencia de publicidad entraron en acción. Colgaron una ecografía del bebé elefante en YouTube. Organizaron porras y encuestas (¿niño o niña?). La gente empezó a prestar atención. Se generó un gran revuelo. El zoo volvió a funcionar y la asistencia aumentó espectacularmente. El elefante hizo que el público volviera al zoo. Hubo una expectación masiva, una emoción masiva y una asistencia masiva. Un éxito evidente de los nuevos medios de comunicación”.

            Pero el ambiente es poco proclive al fútbol. “Nos recuerda que nuestra economía está construida sobre la masa, sobre entretenimientos públicos, sobre fábricas organizadas para crear artilugios, servicios o diversiones para cualquiera (y para todo aquel) que tenga dinero para gastar. A los profesionales del marketing hay que perdonarles su nostalgia. La masa ya no es una forma escalable y predecible de conectar con el público. Éxitos como el del zoo son poco habituales (ya que las elefantas embarazadas son una rareza). A partir de ahora, los éxitos en el mercado de consumo masivo serán la excepción, como un cisne negro. Lo masivo está muerto. Llega lo raro”. 

            En el fútbol, la “masa” dejó de existir referido a su presencia en los estadios. Pero los partidos sin público resultan muchas veces inaguantables. “La oportunidad que nos ofrece nuestra época consiste en vender a los raros y, si lo deseas, volverte raro”. Pero, ¿cómo se hace eso? “Lo que nos hizo ricos fue la capacidad de procesar en masa, producir en masa, enviar en masa y comercializar en masa”. En el fútbol suceden hechos insólitos, muy raros, como aquel aficionado en el partido Everton-Manchester City que se encadenó a una de las porterías; o que en un mismo partido se marcasen dos goles olímpicos; etc. Pero estas rarezas no aportan nada trascendente al fútbol. 

           “Cuando le damos a la gente la posibilidad de elegir, la hacemos más rica…” Pero, ahora mismo, ¿cuál es la elección? Cosas raras en el momento futbolístico actual han sido que el Barcelona deje salir a Suárez casi “regalado” hacia el Atlético de Madrid. Raro es que Morata acabe en la Juventus de Turín. Raro ha sido que Bale, por fin, deje el R. Madrid dirigiéndose al Tottenham de Mourinho. Raro es que Mariano no quiera jugar en otro equipo distinto al R. Madrid. Raro es que la estrategia confusa del Valencia no contemple un reforzamiento mínimo que compense los traspasos de hombres vitales. Raro es que el Cádiz tenga un campo histórico como el Ramón de Carranza y que “alguien” se haya complicado queriendo cambiar su nombre por otros “inapropiados”. Raro es que el Barcelona deje marchar a Rakitic de manera casi gratuita al Sevilla cuando éste recibió en su día 20 millones de euros por su traspaso. Raro es que todos los medios de comunicación siempre acaban entrevistando al director deportivo del Sevilla, Monchi, hecho que nunca se produce con los de otros equipos. Etcétera.

           Rarezas poco productivas. Entonces, ¿el “fútbol elefante” de hoy podrá embarazarse a futuro lo que permitiría nuevas asistencias masivas? Por cierto, final de la Supercopa entre Bayern Münich y Sevilla y con el 2-1 no se cumplió la rareza de que el equipo inferior gane al superior.

Salamanca, 26. Setiembre. 2020.