La base de la pirámide

23.09.2020 13:59 de MAROGAR .   Ver lecturas

“Simbólicamente la pirámide representaba, por su forma, la montaña sagrada a través de la cual se comunicaban la tierra y el cielo con la mediación del faraón muerto y divinizado, que aseguraba la armonía entre ambos mundos”. (https://es.yourdictionary.com/frases/comunicaban).

             Me encontré con un profundo artículo de Axel Torres en su sección “La base de la pirámide” (As.com., 5 agosto de 2020). En esta búsqueda personal, sin quererlo, acabas creyendo que el fútbol es tan solo los equipazos de la “Premier”, “Bundesliga”, “Liga”, “Liga francesa”, etc., con sus correspondientes futbolistas fenómenos que acabaron firmando por los grandes clubes después de un aprendizaje arduo y destacando con sus muestras de fútbol superior. Pero antes de eso, estuvieron en el “Portal de Belén” conviviendo con la vaca y el burro, durmiendo en una humilde cuna de paja… O sea, nadie nació rico y fenómeno…

             “Que mi equipo haya ascendido a Segunda División no significa que me preocupe menos el futuro del fútbol no profesional en España. Todos, incluso los más grandes, formamos parte de la pirámide, y necesitamos que su base sea sólida. Los tiempos que vienen van a ser duros y la respuesta que todo el entramado de clubes y federaciones le den a la situación debe basarse en la solidaridad y en el entendimiento de que nos necesitamos vivos a todos para poder ser fuertes como colectivo”. (…) “… Que con un volumen de partidos tan inferior al que tendremos cuando arranquen las ligas regulares de la temporada 20-21 ya no se haya podido cumplir con las previsiones nos dibuja un panorama desalentador: en los campeonatos con menos recursos económicos, con diez duelos por jornada en dieciocho grupos distintos de la cuarta división del fútbol nacional, será muy difícil garantizar la seguridad de todos los participantes y completar los calendarios. Y ya no digamos más abajo”

             (…) “No tengo la solución al problema, pero sí sé cómo no debemos actuar: abandonando a su suerte a ese fútbol que genera pocos ingresos y que desde las alturas se observa como anecdótico o prescindible. No lo es en absoluto: es el lugar en el que nacen las ilusiones y donde mejor se conserva el valor unificador de comunidades humanas que hace grande al juego que amamos y que lo convierte en un fenómeno social que trasciende lo meramente deportivo. La élite debe ser especialmente generosa para garantizar que esas categorías alejadas del foco sigan siendo viables, y que, si hay que esperar más de la cuenta para su reanudación, no se paguen consecuencias devastadoras”.

            Me apuntaban hace unos días las dificultades que se están encontrando los directivos de equipos alevines, benjamines, etcétera, para configurar una línea de conducta en los partidos de esas categorías de niños. Porque, en estos casos, los espectadores son padres de unos y otros agolpados en torno a los suyos y los futbolistas pequeños son efusivos cuando marcan goles y se agrupan en torno al afortunado goleador. Retrasar las competiciones pueden estar a la par del retraso de los colegios, y los partidos de fútbol no se pueden jugar a distancia. Es posible que estos próximos meses de pandemia supongan un parón, quizás para no perder práctica los niños tuvieran que individualizar los entrenamientos, al menos en el dominio de pelota y mejora de la técnica individual. Y para su entrenamiento mental jugar mucho al fútbol de máquina haciendo jugadas e intentando variables creativas. Quizás las dinámicas que se establezcan en la vuelta al cole puedan clarificar dudas.

            Por supuesto, en la base no hay intereses económicos, pero hay que buscar actividades que mantengan el estímulo por el fútbol más allá de rezar para que aparezcan las vacunas y que la enfermedad remita a niveles aceptables... Pero hacer burbujas de entrenamiento, de reuniones, de partidos de fútbol sin poder contrastar con test los posibles contaminados, es hartamente difícil e insoportables los costos por más ayudas comerciales que puedan recibir los modestos equipos. A lo mejor hay que potenciar en estos momentos los juegos electrónicos que potencien la memoria y la actividad mental mejores las futuras respuestas dentro del partido de fútbol.

          23. Setiembre. 2020