¿Cómo sería el nuevo corazón del fútbol?

03.01.2021 00:00 de MAROGAR .   vedi letture

“Creo que el fútbol era hace setenta años más espontáneo y menos táctico, con la consecuencia de que se metían muchos más goles. Ayer los futbolistas presumían de ofensivos y hoy lo hacen de defender bien. Esa es una de las grandes diferencias”. (Miguel Delibes).

1.- ¿Nuevo corazón…? Efectivamente, en el fútbol “Educar la mente sin educar el corazón, no es educar en absoluto”. (Aristóteles).

2.- ¿Nuevo corazón…? En un partido de fútbol, les decíamos a los jugadores que no tenían corazón y los presionábamos para asegurarnos un mayor rendimiento, la cuestión es que traducimos corazón por esfuerzo, sin más… Y no todos los futbolistas aceptaban nuestras críticas porque ellos, a su manera, se entregaban a la causa.

3.- ¿Nuevo corazón…? Otros futbolistas deducen que sus entrenadores quieren técnica, combinación, juego asociativo… Pero, sin duda, aportan alma, sentimiento, esas cualidades que mueven voluntades a la máxima expresión, arrastrando a su vez a sus propios compañeros.

4.- ¿Nuevo corazón…? ¡Qué más da si pequeño, grande, henchido, partido…! La cuestión es ponerlo a contribución, dispuesto a entregarse junto al mejor colocado, al más necesitado, al más desmarcado. Y no nos empeñemos, el corazón no es ningún factor cuantitativo sino cualitativo.

5.- ¿Nuevo corazón…? En el fútbol es el mayor impulsor, el que mueve cuerpos y mentes, el que lleva los mejores deseos adelante, el que sintoniza en ambientes competitivos. Una máquina de querer hacer, una catapulta celular que multiplica los empeños de la gente.

6.- ¿Nuevo corazón…? “No olvides estos tres elementos: Fuerza, mente y corazón”. (guiafitness.com). ¿Qué fue antes, el huevo o la gallina? ¿Juntos, separados, conectados, interrelacionados…? La mente rige a la persona, transfiere su fuerza al corazón dispuesto y entregado a la lucha.

7.- ¿Nuevo corazón…? Hasta un viejo corazón, de un viejo futbolista, se resistirá a no contribuir, siempre será capaz de mantener vivos los deseos colectivos, la fuerza del oficio con la experiencia incorporará inteligencia y siempre acabará consolidando las relaciones grupales.

8.- ¿Nuevo corazón…? Sístole, diástole, aurícula, ventrículo… Sin parar. En un círculo virtuoso. Es un canto a la voluntad, al afán por conseguir, a impulsar y mejorar, una bomba sin fin que contribuya a los mejores sentimientos por triunfar, obteniendo rendimientos cíclicos: Sístole, diástole, sístole, diástole...

9.- ¿Nuevo corazón…? “Si tus piernas no pueden más, pues deja que el corazón juegue por ellas”. (@Diosyfutbol/Twitter). Afortunadamente, el fútbol hace excelentes maridajes entre la fuerza, la sutileza técnica, la estética del juego, el cariño por el equipo… El corazón siempre está ahí, nunca envejece…

10.- ¿Nuevo corazón…? En el fútbol, el corazón se comporta como un reloj de precisión que lleva los ritmos hasta donde los jugadores precisen demostrar, oxigenando las mentes, fortaleciendo los grupos musculares y órganos fundamentales, aportan mucho al éxito de los partidos de fútbol.

11.- ¿Nuevo corazón…? Sin duda, el corazón es una máquina inimitable predispuesta hasta los últimos alientos, sin desmayo, sin tregua, siempre se compite con la fuerza calculada de ese émbolo mágico.

12.- ¿Nuevo corazón…? “No es la altura, ni el peso, ni los músculos, ni la belleza que te hacen una gran persona. Es el corazón y la humildad”. (deportesuniversal.blogspot.com). El fútbol del futuro debería alinearse en este sentido, sería irrenunciable… 

13.- ¿Nuevo corazón…? Sin duda, la gente del fútbol puede nutrirse mentalmente de las ideas de grandes pensadores. Yo, por ejemplo, me quedo con esta reflexión insuperable de William Shakespeare (Enrique IV, parte II): “Qué me importan a mí los músculos, la estatura, el cuerpo y el tamaño de un hombre? Denme su espíritu…” Sin duda, un concepto aplicable para el Siglo XXI…

3.Enero. 2021.