La importancia de conocer el pasado para proyectar el futuro. 5 de 5.

19.07.2021 10:07 de MAROGAR .   vedi letture

“Quien sabe del pasado sabe del porvenir”. (Ramón M. del Valle Inclán)

            “El carácter de Meisl era tan autoritario que sacaba del equipo a cualquiera que cometiese el mínimo error o pusiera en duda su autoridad y alardeaba en toda Europa de su gran capacidad de gestión, mientras sus jugadores le admiraban tanto como le temían. Sobre el césped, Meisl apenas intervenía y era el talento innato de sus jugadores lo que imponía el ritmo y el estilo. Los vieneses amaban el juego por el juego y nadie lo interpretaba mejor que Sindelar que, pese a ser el goleador del equipo, prefería dar un pase de gol antes que marcarlo él mismo, pese a lo cual acabó su carrera con 41 “hat-tricks” en su haber. Pero mientras Meisl pedía más velocidad y fuerza a sus jugadores, ellos respondían con más pases y más arabescos. Preferían la felicidad al triunfo y la historia les ha dado la razón”.

            Según leía este párrafo me acordaba de las reacciones de Paco Jémez cuando sustituía en el Rayo Vallecano a algún jugador a los veinte minutos de juego, tan solo porque había fallado alguna acción defensiva o asunto similar. Seguro que Paco no ha leído este párrafo ilustrativo sobre las formas de Meisl, sin embargo, su equipo también intentaba jugar muy bien el balón a pesar de recibir goleadas sonadas. Incluso me recuerda el delantero Sindelar a Benzema, este jugador que estuvo varios años colaborando desinteresadamente con los triunfos de Cristiano Ronaldo para que golease y se llevase todo el mérito. Cuando Cristiano abandonó el Real Madrid, apreciamos el potencial oculto de Benzema.

             “El entrenador que llevó a Italia a la gloria mundial por dos veces consecutivas, en 1934 y 1938, aprovechando su gran capacidad de gestionar grupos. Vittorio Pozzo no fue quien diseñó “El Método”, una manera diferente de distribuir a los once jugadores sobre el campo, tomando lo mejor de la “Pirámide” (1-2-3-5) y de la WM (1-3-2-2-3). Fue Carlo Carcano, entrenador de la Juventus, a la que llevó a ganar cuatro títulos nacionales consecutivos a principios de los años 30”. ¿En el fútbol está todo inventado? Pero si desconocemos muchos datos históricos como para asegurar esa información tan reiteradamente repetida. “Carcano decidió combinar lo más eficaz de la “Pirámide” y de la “WM” y establecer a su equipo sobre el césped en forma de 1-2-3-2-3. Mantenía los dos zagueros y los tres medios del sistema piramidal, pero desdoblaba la línea de cinco atacantes en otras dos, retrasando a los interiores y conservando a los tres atacantes de la “WM”.  Carcano desarrolló este modelo con la Juventus y Pozzo consideró que era la forma que mejor se adaptaría a la selección italiana, por lo que no solo empleó el “Método”, sino que contrató a Carcano como entrenador asistente para el Mundial de 1934”. O sea, la inteligencia puesta al servicio del éxito como ocurriera con Luis Aragonés y Vicente del Bosque (2008/2010/2012) cuando utilizaron el bloque y estilo de juego del Barcelona triunfante por aquellas fechas.

            “Pozzo ha sido el único seleccionador capaz de conquistar dos Copas del Mundo… fue pionero en el cuidado de los detalles y su meticulosidad operativa es legendaria. Se encargaba de preparar todo cuanto precisaba su selección y también planes alternativos para superar las adversidades. Cada día de preparación para el Mundial del 34 tenía establecido su menú específico de comidas y cada futbolista realizaba un plan personal de entrenamiento físico. Su Italia era capaz de jugar con el estilo más danubiano, a base de pases cortos y precisos y compaginarlo con los contraataques más veloces y directos del momento o con una organización defensiva ardiente y feroz… Pero el trabajo táctico realizado por Pozzo y Carcano resultó fundamental para el éxito, sin faltar una exhaustiva preparación física más propia de montañeros espartanos que de futbolistas, y una evocación ardiente a las emociones más pasionales de sus hombres”. Estas informaciones me llevan a Guardiola, un entrenador neurasténico con los detalles. Aunque eso cansa también a algunos futbolistas como le ocurriera en Bayern Münich, con el francés Ribery o el holandés Robben.

          19. julio.2021.