Un fútbol tan mercantilizado puede ser autodestructivo

04.03.2021 00:00 de MAROGAR .   Ver lecturas

“¿Estás preparando una nueva guerra, Plutarch? – pregunto. – Oh, no ahora. No cuando estamos en el dulce período donde todos están de acuerdo que nuestros recientes horrores nunca deben ser repetidos – dice. Pero el pensamiento colectivo es usualmente de corta vida. Somos seres estúpidos e inestables con una pobre memoria y un gran don de autodestrucción”. (Suzanne Collins, “Sinsajo”.)

              ¿A quién quieres más, a mamá, o a papá? Mbappé y Halland, dos buenos futbolistas goleadores, pasan por el filtro de dichas encuestas teledirigidas. Parece que no se repara que 200 ó 300 millones de euros, traducidos a pesetas, son 50.000.000.000 (Cincuenta mil millones de pesetas). Incluso se calcula que ambos jugadores en el mismo equipo, con un contrato de seis años, superaría los 800 millones de euros. ¿? ¡! Y como para liberarse de responsabilidades se dice “¡Si ellos lo generan, hay que ficharlos!”. ¿Estamos todos locos?

              En 2014 ya firmaban un documento Joan Úbeda y Joan Pere Molin titulado “El control del balón de oro: Crónica crítica sobre la mercantilización del fútbol”. He sintetizado algunas conclusiones sobre las que deberíamos reflexionar acerca de si éste es el corazón del fútbol del futuro porque se ha confirmado como una profecía autocumplida en el 2020 y siguientes:

** Este aumento desmesurado e irreal de la dimensión económica del fútbol es insostenible.

** Para los clubes de fútbol tiene sentido: la única manera de ganar partidos es gastar en exceso. (Kuper y Szymanski, 2010).

** “Los jugadores de fútbol más famosos son productos que venden productos” (Eduardo Galeano, 2010).

** El fútbol es un fenómeno de masas… con grandes implicaciones en el ámbito social, político, ideológico o económico. 

** El mundo obtiene más dinero del fútbol que la propia industria futbolística. 

** Los clubes de fútbol son las únicas empresas donde los trabajadores, es decir, los jugadores, se llevan casi todos los beneficios que generan… su funcionamiento no es el de una empresa normal. 

** A medida que aumentan los ingresos de los clubes también aumentan los precios de los traspasos de jugadores o los salarios desorbitados para los “cracks”… Los clubes casi siempre gastan todo lo que ingresan o incluso más, en la mayoría de los casos.

** Los clubes… gastan lo que sea necesario por ganar partidos y poder continuar manteniendo la competitividad en el área deportiva, de manera que “el fútbol se convierte en una suerte de carrera armamentística: todos los clubes gastan demasiado por miedo a sus vecinos”. (Kuper y Szymanski, 2010).

** Los clubes son las únicas empresas que se pueden permitir subsistir con pérdidas económicas año tras año. Incitados por los medios de comunicación y los aficionados, que claman fichajes y más fichajes para satisfacer su afán consumista y para aspirar a la gloria deportiva, los clubes constantemente toman decisiones económicas irracionales y gastan de manera excesiva el dinero que no tienen. 

** Las grandes multinacionales del deporte y los poderes económicos, con la colaboración de dirigentes corruptos, se aprovechan de la popularidad del fútbol a favor de sus propios intereses de modo que el fútbol ha sufrido una mercantilización sin precedentes en los últimos años que lo está desnaturalizando.

** Como ciudadanos no podemos permitir que se paguen deudas privadas con dinero público y deberíamos exigir una mayor regulación y control en las cuentas de los clubes.

            Cuando salió recientemente la noticia de que Messi había sido contratado por el Barcelona por 550 millones por los últimos cuatro años, hubo una tormenta en un vaso de agua que se resolvió con los conocidos argumentos de que el Club lo genera y por tanto puede pagarlo. ¡Caray! Y nadie se echa las manos a la cabeza sobre las deudas acumuladas. Incluso, pocos se preocupan de si los futbolistas están cobrando sus salarios base cada mes. Ese es el horizonte y la grandeza de miras en la actualidad. Y estamos hablando del Barcelona, en proceso interno de renovación de la Junta Directiva y todavía liberado de no constituirse en Sociedad Anónima Deportiva. (Junto con Real Madrid, Osasuna de Pamplona y Athletic de Bilbao).

           4. marzo. 2021.