Probablemente, de las mejores ideas de fútbol publicadas. 6/n ,

18.05.2022 00:00 de MAROGAR .   ver lecturas

“El fútbol está hecho de errores, porque el partido perfecto es 0-0”. (Michel Platini).

.- El fútbol es una pugna permanente, una lucha sin desmayo, con esfuerzos determinantes o baldíos, la victoria o la derrota dependen de explosiones creativas justo en un momento supremo, por más análisis concienzudos realizados previamente las actuaciones colectivas o individuales al final del partido resultan indescifrables. Es que todo debe fluir convenientemente en esos momentos “epifánicos” y únicos. Pero es que hay que estar preparados justo para esos momentos mágicos, germinadores, porque la victoria no surge por azar, los aciertos nunca aparecen por el libre albedrío o la espontaneidad, salvo en algún golpe de suerte”. (Marogar, “Yo, de mayor, quiero saber de fútbol”).

.- “Hay tres clases de futbolistas: A). Los que ven los espacios libres, los mismos que cualquier payaso ve desde la tribuna y los ves y te ponés contento y te sentís satisfecho cuando la pelota cae donde debe. B). Después están los que de pronto te hacen ver un espacio libre sin más, un espacio que vos mismo y quizás los otros podrían haber visto de haber observado atentamente. Esos te toman de sorpresa. C). Y luego hay aquellos que crean un nuevo espacio. Esos son los profetas. Los poetas del juego”. (Osvaldo Soriano, “Memorias del Mister Peregrino”). Salamanca, octubre. 2021.

.- “Estoy en contra de los que desprestigian la parte defensiva. Defender también es un arte. Yo digo que si salgo jugando de mi campo y atraigo al rival es una forma de generarme espacios. ¿Es defensivo salir jugando desde atrás o es ofensivo?... No hay que salir jugando porque sí. No. Salgo jugando porque estoy buscando hacerte daño y lo puedo hacer de distinta manera… El fútbol es maravilloso porque todos tenemos razón. Nada más que si gano 3-0 se juega muy lindo y si gano 1-0 está mal”. (Simeone conversando con Del Bosque, ElPaís).

.- “Antes de jugar al fútbol, en mi pueblo jugábamos al balón. Salíamos de la escuela y quedábamos para jugar al balón. En la era. Nunca habíamos visto un partido de fútbol de verdad, pero lo imaginábamos observando a nuestros mayores y escuchando la radio. Después, la televisión. El fútbol nos metió en casa y hoy hemos vuelto “al fútbol en el bar”. Tras mi recorrido por los campos de medio mundo, vuelvo al pueblo y en las tabernas el gol suena diferente, pero la pasión es la misma. La gran diferencia es que antaño, al finalizar los partidos, discutíamos sobre juego y jugadores y hogaño, perdemos el tiempo hablando de árbitros”. (José Ángel de la Casa).

.- “Deberán buscarse alternativas de mejora: El pase medio y largo alternado con el corto para que impida la presión del contrario, el juego de posición deberá alternarse con la conducción; el jugador pequeño necesitará de un futbolista de complemento que le de potencia física; el que no domina el juego aéreo precisará de elementos que vean el juego desde más arriba; por supuesto, las penetraciones por banda hasta el fondo también requerirán de un faro plantado cerca del portero contrario y que remate los balones diagonales hacia atrás; pero, sobre todo, el toque corto tendrá que acelerarse y llegar más veces para tirar a puerta, no meterse hasta dentro de la portería, sino que el “tiro de tres” (fuera del área del penalti) como en baloncesto libera también las zonas de presión y defensivas del equipo contrario. Tenemos muchas virtudes, pero debemos aportar otras muchas que no aparecen regularmente en los partidos de la Selección… Debemos dejar de idolatrar la posesión de balón como un concepto inviolable, único, principio y fin del juego del fútbol”. (Marogar, “¡Fútbol bueno#Jogo bonito!”).

.- “¿Cómo no voy a querer al fútbol? … Si un juego tan simple me impregnó del entendimiento de las labores de equipo, cómo fluye la competición, qué representa la derrota o la victoria, cómo deberíamos aceptar cada signo específico de los últimos acontecimientos… “Eres lo que haces. Si haces un trabajo aburrido, estúpido y monótono, lo más probable es que termines siendo aburrido, estúpido y monótono” (Bob Back) (Marogar, “Yo, de mayor, quiero saber de fútbol”). 

           18. Mayo. 2022.