¿Hacia un futbolista-soldado? 1 de 2.

20.01.2022 00:00 de MAROGAR .   ver lecturas

“Conseguir incrementar las capacidades cerebrales y mentales de las fuerzas propias, al tiempo que se reducen o anulan las del enemigo, es una ventaja comparativa que puede inclinar de modo decisivo la balanza de la victoria a favor del ejército más avanzado tecnológicamente. Este objetivo lo podríamos calificar como la militarización de la mente, y hay suficientes indicios para pensar que ya es una realidad”. (Pedro Baños, “El dominio mental”).

            Sin duda, las fuentes de mejora de cualquier aventura humana se pueden encontrar en los sitios más impensados. Recovecos que cuesta localizarlos porque, en mi caso, encontrar nuevas soluciones para un fútbol evolucionado parece que tan solo sería posible en libros de fútbol escritos por pensadores y entrenadores de los mejores equipos; aunque ya dije en otras ocasiones que uno de los puntos débiles de los entrenadores es que sus conocimientos acaban “enterrados” porque son pocos los que deciden plasmar sus ideas en artículos, ensayos o libros de menor o mayor alcance. Acaban siendo como aquellos jefes antiguos que “escondían” las circulares operativas con el fin de que el conocimiento fuera exclusivamente suyo y los demás tenían que preguntarle siempre a él por las distintas formas de hacer. La democratización de la formación no iba con ellos, ese fue uno de mis proyectos vitales más perseguidos, conseguido al fin y al cabo... Ahora, por ejemplo, Xavi Hernández se desgañita hablando de su “método” para jugar bien y ganar con el Barça. Luego llega el Sevilla, ejecuta en un córner una jugada de estrategia, y gol. El “método” de Xavi no contemplaba esa acción… ¡Pena!

            Del libro de Pedro Baños, “El dominio mental”, busqué noticias prácticas que hagan evolucionar el desarrollo del fútbol. Sintetizo: “Las neurociencias se focalizan en encontrar fórmulas que eviten que el cerebro sufra una sobrecarga de información y se bloquee, pero que, al mismo tiempo, favorezcan que la reciba y la procese empleando al máximo su capacidad… hoy en día las investigaciones más avanzadas encaminadas a potenciar las capacidades cognitivas tienen lugar en el ámbito militar, con el fin de conseguir “supersoldados mentales”. Si nos fiamos de los modelos actuales de entrenamiento en el fútbol, se pone mucho énfasis en lo físico y técnico-táctico, pero menos en lo mental. Aunque, afortunadamente, el entrenamiento se ha individualizado. 

             “El espectro de la neurociencia agrupa muchas disciplinas dedicadas a estudiar tanto el cerebro como el sistema nervioso central en busca de las bases biológicas que expliquen el comportamiento, las emociones o la cognición. Los diferentes sistemas de supervisión de la actividad neuronal ayudan a conocer la dinámica de las neuronas y su relación con los estados mentales. Por el momento, esta es la frontera de la biología, ya que no ha sido posible analizar la mente en detalle. El problema con el que se ha topado la neurociencia es que los procedimientos para influir externamente en el cerebro pueden trastocar la estructura psicológica del individuo, lo que exige cautela a la hora de emplear dispositivos externos dirigidos a mejorar las capacidades mentales. No consiste solo en insertar un artilugio que dinamice la parte física del cerebro, sino que hay que conectarlo y sincronizarlo con algo tan discutido y confuso como son la mente y la consciencia. Aumentar las facultades cognitivas es aún más complicado”. 

             La verdad que es todo un mundo ignoto al que nos da miedo enfrentarnos. De ahora es que los entrenadores quisieron incorporar un psicólogo deportivo en los equipos, recuerdo a Benito Floro en Albacete y Real Madrid que el periodismo acabó tomándoselo a “chunga” cuando se convirtió en un “árbol caído”. Con aquella “chufla” se rellenaron ingentes páginas deportivas, con evidente mal gusto y muy poco rigor informativo. Aquel vanguardismo no fue oportuno para aquel momento de evolución existent

            “En el ámbito militar se intenta mitigar la fatiga mental con el implante de tecnología que estimule el cerebro cuando no pueda recibir del cuerpo toda la energía que necesita. Estos implantes convertirían al soldado en un sistema híbrido de raciocinio, en el que máquina y cerebro adoptarían conjuntamente las decisiones”. ¿Hombres o mecanos que deciden?

            20. enero.2022.