.¡Entrenadores…! ¿Jóvenes o veteranos? ¿Buenos o malos? 4 de 4.

16.11.2020 00:00 de MAROGAR .   Ver lecturas

“No hay nada más práctico que una buena teoría. Es decir, sin un soporte teórico bien construido la acción no lleva a ninguna parte”. (Kurt Lewin).

          (…) “¿Por qué los futbolistas alemanes tienen que ser menos astutos que los italianos o los españoles? Hasta 1999-2000 los alemanes éramos famosos por nuestras virtudes alemanas (ser agresivos y comernos la hierba) pero no por nuestra estrategia”.  Hasta el año 2000 no hubo un solo entrenador alemán que fuera un ejemplo de táctica y estrategia. Ahora tenemos a Löw, Flick, Tuchel, Klopp, Nagelsmann y yo mismo, marcando una tendencia. Esto es nuevo. Y por supuesto, este tipo de entrenadores también es capaz de mejorar jugadores. Sacchi y Cruyff no solo fueron influyentes en otros entrenadores: desarrollaron equipos y jugadores que luego se convirtieron en maestros”.

          (…) “Cuando inicias desde atrás con tres centrales y dos carrileros muy adelantados, para los equipos contrarios se hace más arriesgado tapar todas las salidas. Restas un hombre al medio campo, pero obligas al rival a hacer un esfuerzo extra en la presión. Imaginemos que el Leipzig se enfrenta al Liverpool de Klopp, que siempre juega con 4-3-3 (nunca cambia porque sabe que siempre jugará los grandes partidos con Salah, Mané y Firmino, por la dificultad que generan al rival con su intercambio de posiciones). Si el Leipzig jugase con una defensa de tres, los tres atacantes del Liverpool harían la presión contra los tres centrales y el portero del Leipzig; esto hace que le queden tres volantes contra tres volantes del Leipzig, pero probablemente los laterales, Robertson y Alexander-Arnold, que son muy ofensivos, tendrían que asumir más riesgos para no dejar en igualdad numérica a sus centrales contra los delanteros contrarios. Si quieres presionar a una defensa de tres que quiere salir jugando debes tener mucha más convicción. De lo contrario te arriesgas a que te rompan la presión. Klopp es un ejemplo de entrenador que jamás cambia el esquema: da igual el rival”.

          (…) “Si quieres marcar un gol necesitas velocidad, fintas que aceleren la acción y verticalidad. Si no tienes eso, puedes tener el 80% de la posesión, pero no marcarás… ¿Qué haces si el otro equipo tiene la pelota? Cómo, dónde y a qué altura presionas… Trabajar las transiciones para el momento de la recuperación… Más del 30% de los goles en el fútbol se marcan a balón parado… Tienes que estar “on fire”. Klopp y yo sabemos que es más económico jugar así. Si lo haces bien completas un mayor número de “sprints” pero reduces el número de carreras largas. Si no lo haces bien, incurres en carreras negativas. Si permites que el equipo contrario te rompa la presión y juegue a tu espalda eso, puesto en la balanza, te cuesta más energía. Necesitas jugadores convencidos”.

           “Velocidad, ritmo, aceleración, son importantes. Pero lo más importante no es correr rápido sino pensar rápido. Que sean capaces de analizar la situación y repentinamente darse cuenta cómo deben jugar un balón. Si a eso añades la mentalidad, el talento de la personalidad, tienes a un grande…”  (…) “Nuestros “scouts” en el Leipzig se pasan el día mirando vídeos de jugadores de primera clase, consagrados, cuando tenían 16 años… Hace dos años hicimos un análisis entre los clubes que llegaron a cuartos de final de la Champions: el 80% de los 200 jugadores participantes, con 17 años únicamente jugaban en categorías de adultos… Un talento de primer nivel, con 17 años no debe estar jugando con los sub-19. Si no se lo puedes permitir competir con profesionales en su club, cédelo en préstamo a otro club de Segunda o Primera. Ese es el secreto del éxito del Salzburgo. En Portugal sucede lo mismo: los reservas pueden jugar en Segunda División. Por eso el Porto, Sporting y Benfica producen tantos talentos de primer nivel”.

           “¿Quién es el padre de la “gegenpressing”, la presión tras pérdida?”. A lo que añadió una anécdota del partido Hoffenheim contra el Dormund de Klopp. Yo aseguro que el origen fue el “Football Pressing” de Rinus Michels en 1970 cuando, tanto Ajax como selección holandesa, “siempre atacaban incluso cuando no se tenía balón”.

          16. Noviembre.2020.