“El poder del fútbol en el hombre…”

24.02.2024 11:00 de MAROGAR .   ver lecturas

“En el fútbol, los poderes se dan, se practican, funcionan de la mano del balón, de los jugadores, dirigentes, aficionados, medios de comunicación, empresarios, políticos, y todo lo que directa o indirectamente está relacionado con él, exhibe ese don”. (Osvaldo Frank Manjarrés Fuentes).

              Con gran profusión argumental, repaso lo trasladado por su autor en un análisis filosófico del hombre, desde una perspectiva antropológica, w.revistaglosa.com.mx, Julio/Diciembre de 2015.- “Fútbol: metáfora de una antropología filosófica”. De Francisco Javier Álvarez López).

             “Es necesario recurrir al fútbol, ayudado por la historia y señalar la importancia que esta actividad lúdica representa en el hombre… Se abordará la historia de la filosofía y se retomarán algunos filósofos que a través del fútbol fueron inspirados para disertar sobre temas relacionados con este apabullante y polémico deporte. De igual manera se hará una relación entre hombre y fútbol con base en un pensamiento antropológico…”

             (…) “Este ensayo, como ya se ha mencionado, propone la idea de definir al hombre y explicar su relación con su ser próximo, además, del singular parecido que existe con la praxis de este deporte… El fútbol se ha constituido en la época actual como un eje referencial en la vida del hombre (situación polémica), en éste se pueden apreciar diversos elementos que van desde lo pasional hasta lo lúdico, si se le ve desde lo superfluo”. 

             (…) “Algunos hombres lo aprecian desde otra perspectiva, al situar al fútbol en otra visión que no haga que el hombre viva en un mundo de prejuicios. Con esta situación se crea una genialidad, la cual debe ser entendida desde la postura de Sócrates, que se concibe como esa luz de quien ha sido tocado por el espíritu, tal y como sucede con algunos futbolistas, como es el caso de Messi, Pirlo, Ronaldinho, Zidane, Zlatan, Buffon, Nistelrooy, Maradona e incluso Cardozo por mencionar sólo algunos. De igual manera esta genialidad se hace presente en los filósofos que trascienden la línea de lo intelectual y lo ordinario para hacer de estos estadios una síntesis que dé como resultado cierta reflexión que tenga sus orígenes en una percepción diferente y que se haga tangible en ideas originales”.

              (…) “… debemos tener claro que el fútbol es un deporte completo en el cual intervienen múltiples elementos que hacen que el balón-pie pueda ser visto como un sistema de estrategias y reflexiones que puedan elevarse sobre la visión del hombre prejuiciado. El fútbol se puede entender según Navia como “un estado de ánimo, cuyo carácter se esgrime como pasión, garra, compromiso, camiseta, corazón e incluso el alma del futbolista. Por lo que el fútbol no se encierra en el estudio de un juego de signos en una rigurosa indagación sobre grupos en el caso de lo dionisiaco (pasional), e incluso en el poder u otras perspectivas que se hacen presente en dicho deporte”. 

             (…) “La relación existente entre el fútbol y la filosofía es antigua, esto se debe a que diversos filósofos se han dado a la tarea de reflexionar en torno al fútbol, gracias a las características que este deporte posee y que hacen que el hombre a través de un grito eufórico con la leyenda “gol” proveniente de su garganta pueda trasmitir tanto a él como a su ser próximo, sensaciones relacionadas con el estupor, admiración y por qué no hasta vacío; de ahí que diversos pensadores hayan expresado sus ideas con base en estos menesteres. Los filósofos son personas que no se aíslan ante las necesidades de su mundo o su medio natural poseen, ejemplo de ello es Nietzsche, quién a través de su mundo dionisiaco se dio a la tarea de creer que el fútbol tiene gran arraigo en la sociedad, además de que ejerce un efecto muy poderoso en esta. Esto radica al momento de observar o jugar un partido de fútbol, aquí el espectador se da cuenta que existen diversas aristas dentro de este deporte…” (w.revistaglosa.com, año 3, número 5, julio-diciembre de 2015).

          (…) “… otros filósofos que han dedicado varias ideas al tema del fútbol son Heidegger y Wittgenstein, el primero encontró en el fútbol un gran interés por la metodología que usa este peculiar deporte y en específico, según el alemán Safranski, en el equipo deportivo “Bayern Münich”, de quien no se perdía ningún partido asistiendo a la casa de su vecino para ver los juegos de sus “bávaros”… Heidegger creía de algún modo que “la genialidad no sólo está en el pensamiento, también está en la vida diaria en la belleza de unos ojos, en un poema, o en un pase preciso del futbolista Beckenbauer”. Lo mismo que el filósofo analítico Wittgenstein se inspiró para la creación de su famosa teoría de “los juegos del lenguaje” al momento de ejercer el rol de espectador en un partido de fútbol, teniendo en claro que la filosofía y el fútbol presentan cierta relación”. (…) “(Sartre) en su obra “La crítica de la razón dialéctica” explica a través de analogías de fútbol sus teorías”.

           (…) “El jugador está obligado a interactuar y relacionarse con sus iguales para ello es necesario una praxis humana, cada acción que realizan los veintidós jugadores debe encontrarse nula de cualquier actitud egoísta o ensimismada… Con esto queda claro que el jugador debe emitir solidaridad, pero, no sólo a su equipo, sino también al equipo rival… el hombre está diseñado para la alteridad” (…) “¿Qué es el hombre? ¿Cómo se relaciona el fútbol con la filosofía? ¿Qué reflexión surge de éste con base en una antropología filosófica? La respuesta a todo esto se encuentra en la relación humana (hombre-hombre), la cual a través de la antropología y el deporte del fútbol se puede realizar un ejercicio interesante que no se agota aquí donde sólo se toman elementos que a mi parecer son interesantes con la tarea de presentar la relación que existe entre el hombre y “el otro”…

           Los hinchas comunes no conocen de tal trascendencia, pero, para ellos, el fútbol es su religión. 

         24. febrero.2024.