El fútbol cambiará con entrenadores que piensan y ejecutan bien... 2 de 2.

17.01.2021 00:00 de MAROGAR .   Ver lecturas

“Quienes ejecutamos esta profesión no podemos permitir que se gane de cualquier manera”. (M.Bielsa).

            Bielsa sigue ilustrándonos con sus pensamientos nada comunes. Por eso me gusta sobremanera, porque te hace pensar, te convence, te lleva por caminos ignotos para el ciudadano medio del fútbol. Para lo cual sigo documentándome en http://metodobielsa.blogspot.com/p/valores-y-convicciones.html:

1.- “Si quien llega primero tomando atajos no sufre la condena dentro del grupo, ese equipo está enfermo. Aplica también a la sociedad”.

2.- “Creo verdaderamente que esta condición de conducir no es muy diferente a la que lleva un padre de familia. Yo, sinceramente, digo que tiene mucho más que ver con la repercusión de lo que hacemos que con lo que hacemos verdaderamente. Es decir: nos ponen a nosotros aquí por los antecedentes, por la repercusión, porque a todo el mundo le gusta el fútbol. El fútbol está encarnado en el ser de los argentinos, pero un padre de familia también administra las emociones del grupo que dirige, de sus hijos, de su esposa, del resto que confluyen en la familia, por lo cual lo que les cuente también puede ser vinculado con cada uno de ustedes”.

 3.- “Pase lo que pase en la elección de mañana, habré actuado como entiendo que debo actuar”.

4.- “El excesivo intervencionismo termina por joder al jugador”.

5.- “El fútbol es el primer deporte del mundo, es el deporte más atractivo para todos los continentes. Si yo tuviera que decir por qué sucede eso, es porque no siempre ganan los poderosos”.

6.- “Soy especial: me importa mucho la opinión del otro, y en ocasiones me causa mucho daño lo que lleguen a pensar de mí. Por eso también me trauma tanto dirigir: porque es un acto público y me expongo cada vez que mi equipo sale a la cancha. No me gusta que me odien o que me insulten; o siquiera que me interpreten mal”.

7.- “No permitan que el fracaso les deteriore la autoestima. Cuando ganás, el mensaje de admiración es tan confuso, te estimula tanto el amor hacia uno mismo y eso deforma tanto. Y cuando perdés sucede todo lo contrario, hay una tendencia morbosa a desprestigiarte, a ofenderte, sólo porque perdiste. En cualquier tarea se puede ganar o perder, lo importante es la nobleza de los recursos utilizados, eso sí es lo importante; lo importante es el tránsito, la dignidad con que recorrí el camino en la búsqueda del objetivo. Lo otro es cuento para vendernos una realidad que no es tal”.

8.- “La relación éxito y fracaso ha sido fundamental en mi vida, pero el éxito y la felicidad no funcionan como sinónimos”.

9.- “El liderazgo se ve en la derrota y el conductor solo es bueno si ha superado la adversidad. Las operaciones y los cambios se hacen en la victoria, no en la derrota. La adversidad es el momento de observación de las cosas”.

10.- “El líder necesita ser querido para ganar, no ser querido porque ganó”.

11.- “Yo soy muy feliz haciendo lo que estoy haciendo. Es un juego. La gran ilusión que tenemos es producir resultados a través de un comportamiento que estéticamente valga la pena. Para mí es nada más que eso. Nada más y todo eso, ¿no? Nada más en el sentido de que no hay por qué vivir esto de otra manera que no sea satisfactoria, placentera. Vamos a jugar al fútbol, Argentina posee jugadores destacados, sabemos que estamos más cerca del objetivo que es ganar, si jugamos bien. De donde usted lo mire le puede agregar un montón de condicionamientos a esto. Son mensajes que tienen origen diferente al espíritu del deporte. Pero éste es el mejor escenario para que esto no sea profesional. Esto es deportivo. Entonces, es el mejor escenario para quitarle los subproductos indeseados que tiene el profesionalismo y disfrutar el deporte”.

12.- “No deberíamos difundir lo circunstancialmente exitoso si el objetivo es transmitir valores”.

17. enero.2020.