El bosque, los árboles, un campito para el fútbol…

12.09.2022 11:33 de MAROGAR .   ver lecturas

"El fútbol no solo se ve, sino que necesita de palabras para ser entendido". (Juan Villoro, "Dios es redondo".

     Pongamos por caso el ambiente y paisajes urbanos, nos sentimos cómodos en ese bosque de viviendas altas, el bullicio del tráfico y la población acaban siendo amigables. Cuando se culminan las expectativas recurrimos a los paisajes rurales que normalizan la alocada vida urbana, el descanso y la tranquilidad anheladas en el rigor de las batallas diarias.

    En el fútbol quieren limitarnos el foco, pareciera que solo existe el fútbol de las grandes ocasiones: PSG, Bayern Juventus, Inter, Arsenal, Chelsea, los dos Manchester, el Real Madrid, Barcelona... Y no podemos olvidarnos que cada pueblo tiene su propio equipo para admirar su fútbol, todavía quedan fórmulas bellas de jugar, un portero o un central sacan el balón de patada larga que atraviesa el propio campo y casi la mitad de los dos equipos disputan en el medio demostrando cada cual su potencia aérea como un Maweric cualquiera... Si el balón consigue rastrear el suelo. aquel jugador que se hace cargo del balon hospiciano trata de conducir hacia adelante, a la máxima velocidad, enfrentarse a todos los defensores que le salen al paso. En ese fútbol de antes, el lateral derecho la recibe del libero y sin devolvérsela busca espacios por delante y corre, corre hacia adelante (Estaba mal visto jugar para atrás), buscar y enfrentar contrarios hasta llegar al fondo...

     Como los límites del campo aparecían, el público cantaba a lo Arguiñano: "A la olla; a la olla"!, donde esperaba el ariete de siempre, el 9 rematador de toda la vida. Y el lateral, de memoria, mirando el balón, centraba la pelota con tiento... Esa es la cuestión, hay un fútbol urbano y un fútbol rural, ambos emocionantes, ambos con sus seguidores ... Que belleza natural!

     El otro día en Bilbao me crucé con una señorita muy sobrada y agraciada con sus pectorales, llevaba una camiseta blanca muy ceñida y en el frontal se podía leer:"La belleza está en tu cabeza". Ya lo creo. dije para mis adentros, y yo que pensaba en el Athletic de Bilbao confirme que en el fútbol es igual, la belleza del juego de los leones está en muchas cabezas bilbaínas...