Lo peor del fútbol son las comparaciones odiosas...

24.04.2016 00:03 de MAROGAR .  artículo leído 507 veces

“A veces, cuesta mucho más eliminar un sólo defecto que adquirir cien virtudes”.(Jean De La Bruyère).

Consecuencia de los últimos resultados negativos del Barcelona por los que perdió su notable diferencia sobre Atlético de Madrid y Real Madrid, se pretendía comparar esa trayectoria deficiente con la que tuvo Carlos Queiroz en su día con el R.Madrid. Opinar es uno de los vicios de los españoles como lo son ver trabajar a los demás y defraudar a Hacienda. Aunque opinar con razonamientos ayuda a coger perspectiva, otra cuestión será que los razonamientos esgrimidos sólo busquen meter cizaña. También podrían haber asegurado que lo mismo le pasó a Carlo Ancelotti aquella temporada que resultó Campeón del Mundo en diciembre y a partir de enero el equipo cayó en picado. Se lo preguntaron a Queiroz y aseguró que no existen tales similitudes, aseguró que el Real Madrid traspasó a Morientes y malvendió a Makelele, además de que no se fichó a un central para sustituir a Hierro dejando el reto al canterano Rubén; además de que el segundo delantero era Portillo… Mientras que el Barcelona no ha traspasado a Suárez y dispone de tres delanteros de lujo. Pero en el fondo de la cuestión, Queiroz dejó insinuado que el presidente Florentino Pérez jugó demasiado a secretario técnico. Es lo de siempre, cualquier comparación debe dar las informaciones complementarias necesarias que nos hagan entender los contextos… De lo contrario, las conclusiones son irreales, falsas al fin y al cabo.

Ahora que estamos en la exaltación de Miguel de Cervantes y su “Quijote”, es interesante la reflexión del escritor: “Y ¿es posible que vuestra merced no sabe que las comparaciones que se hacen de ingenio a ingenio, de valor a valor, de hermosura a hermosura y de linaje a linaje son siempre odiosas y mal recibidas?”. Los análisis sobre la crisis barcelonista se han multiplicado apuntando seis claves o siete factores, cuando las evidencias de ahora ya lo eran cuando ganaba. Ahora todo repite como la morcilla: Luis Enrique sin banquillo y sin plan B; dependencia de la MSN; baja forma de Messi; condición física general deficiente; endeblez defensiva; solo juega con el piloto automático; ausencia de hambre de títulos;  actitud arrogante del entrenador que le impide ver los defectos; los excesos de ciertos jugadores con las redes sociales y otros eventos comunicativos no se han parado a tiempo; se apuntan incluso errores del portero Bravo que hace poco era un fenómeno… El más expresivo en el análisis del Barcelona fue Capello, en la previa de los premios Laureus: “Falta un capitán como Puyol en este momento”. (…) “Son momentos en los que el entrenador puede intentar hacer las cosas de una manera pero si no encuentra un líder en el vestuario no sirve de nada… Este año en un momento la Juventus estaba diez puntos por detrás del Inter y se enfadraron los antiguos, Buffon y Chiellini…“ O sea, cuando se pierde aparecen mil soluciones a los vicios existentes y es difícil aceptar las recomendaciones cuando se gana…

La jornada del 20 de abril no aportó nada especial salvo que los tres equipos Barcelona, Atlético de Madrid y Real Madrid ganaron sus respectivos encuentros. Llamativamente, el Barça goleó por 8 al Coruña; el Atlético superó al Athletic en San Mamés con un excelente gol de Torres; y Real Madrid superó a Villarreal por 3-0. Por tanto, el Campeonato seguía pendiente de las próximas sorpresas. Quizás el Barcelona está aplicando lo que Bilardo dijo en fechas próximas. “¿Cómo se gana? – Con buenos jugadores, con chicos educados, que quieran al fútbol; y que detrás de ellos exista un plan táctico en el que intervenga el utillero, el médico, el presidente, todos. El fútbol es resultado”. Y Bilardo siguió: “Jugar bien también es pasársela al compañero. Pero se da demasiada vuelta con tanto toque…” Por supuesto, él aprovecha para vanagloriarse de su invento del 3.5.2: “Empecé a practicarlo con los wines (extremos) que los quité… Preferí que hubiera marcadores de puntas, centrocampistas en lugar de laterales…” Aseguró Bilardo de Simeone: “Lo tuve de jugador con 15 años y siempre me decía que él era “5”… Agarré un papel y le hice un dibujo para mostrarle que si también jugaba en la izquierda o por la derecha, podría cubrir el puesto de cuatro futbolistas, por lo que tendría más opciones de que lo convocara…” Y concluyó con sensatez: “No se puede comparar cuando se valoran épocas diferentes”.

Recientemente, Jorge Sampaoli, exseleccionador de Chile, mantuvo una charla en “Espacio Reservado” de Canal + Fútbol. Quien repasó temas de actualidad: “Hoy por hoy hay futbolistas que son casi oficinistas y yo siempre trato de volverlos a su mejor versión”. Al respecto de dos entrenadores que son sus inspiradores, Bielsa y Guardiola, apuntó lo siguiente: “Marcelo es un gran tansmisor de todo lo que siente. Para mí es un mito. Sigue siendo uno de los mejores entrenadores del mundo por su moral, su respeto a su idea, su respeto al ataque. A Pep le brota pasión, entusiasmo, ideas. Vi a una persona que todo el tiempo está pensando en la innovación. Esa intuición de qué puede hacer en cada partido lo hace destacado”. Engrandece a ambas figuras sin contraponerlas entre sí. Quiero recordar aquí aquel pensamiento de Bruce Lee, un luchador “kung fu” con una excepcional capacidad mental: “La realidad se hace evidente cuando dejamos de comparar”.

Ahora que todo el mundo habla de Suárez, de Cristiano, de Messi, de Neymar, y de figuras de este tenor, las compara y trata de ponerles nota a unos sobre otros, es encantador conocer el caso de Vardy en el Leicester, goleador inconmensurable: “Sus piernas llevan soportados 2.903 minutos y 1.741 sprints. Un saco de kilómetros sin rasguños para marcar 21 goles y catapultar al Leicester al liderato y a rozar la “Premier”… “Es un caballo fantástico, hay que darle libertad. Le dije que podía moverse por donde quisiera siempre que defendiera. Si presionas, todos te seguirán", confesó Ranieri. El técnico italiano ha cuidado a su goleador, titular en 33 partidos, que firmó la carrera más veloz de la “Premier”, haciendo 35,4 kilómetros por hora ante el West Ham en agosto, sin resentirse. “Cuando tenemos rondas de tiro, Ranieri me dice que descanse las piernas, cuando hay chuts el técnico me manda al vestuario. Seguiré así si sigo protegiendo mis piernas… y marcando”. Un delantero que en la “Premier” es el segundo que más tiros ha realizado entre los tres palos (49), superándole Kane con (66). Un delantero incomparable, por trayectoria, por rendimiento específico, por talento natural…

El día 23 de abril, por la tarde, la Liga española tuvo 3 líderes en la clasificación: A las 4 de la tarde, el Real Madrid ganó al Rayo Vallecano en el campo de éste y con ciertas dificultades, sumando 3 puntos para ponerse líder provisional; dos horas más tarde, el Atlético de Madrid ganó por un gol a cero al Málaga y se encaramó al liderazgo, un punto por encima del Real. Y el Barcelona empezó dudoso con el Sporting de Gijón hasta que le endosó seis goles de los suyos y ocupó su plaza que había abandonado temporalmente. Ya solo faltan tres partidos de Liga, los equipos se aferran a sus triunfos necesarios. Sin ánimo de comparar, éstos ejemplos mantienen viva la evolución del fútbol… Y siempre repetiré que “las comparaciones son odiosas” y ningún gusto definitivo…

Salamanca, 23 de abril de 2016