Liga 2015/16 en un calendario de 5 partidos: "Orden, caos, azar..."

 de MAROGAR .  artículo leído 605 veces

“… Y a pesar de lo que nos dice la mecánica cuántica, somos máquinas deterministas sumamente complejas”. (Carlo Prabetti).

Esta es la situación actual de la Liga 2015/16, después de jugados 33 partidos, el Barcelona sumó 76 puntos; los mismos que Atlético Madrid; y con 75 el Real Madrid. Por tanto, el resultado final se dilucidará en los próximos cinco partidos. Observo, intuitivamente, que el grado de dificultad de los equipos a los que se tienen que enfrentar los tres primeros los catalogo a golpe de vista: Barcelona, dificultad 1; Atlético de Madrid 2; Real Madrid 3.

Pero entremos en detalles. El Barcelona deberá enfrentarse a los siguientes equipos: Deportivo (F); Sporting Gijón (C); Betis (F); Español (C); y Granada (F). Tres partidos fuera de casa y dos en el Nou Camp. Si vemos el calendario pendiente del Atlético de Madrid, el primer partido lo jugará en Bilbao contra Athletic; en casa recibirá a Málaga y Rayo en jornadas continuadas; viajará a Levante; y recibirá en el último partido al Celta de Vigo. En consecuencia, el Atlético jugará 3 partidos en casa y 2 fuera. Y el tercero en discordia, Real Madrid, jugará contra Villarreal (C); Rayo Vallecano (F); Real Sociedad (F); Valencia (C); y el último partido en Coruña contra Deportivo. O sea, 3 partidos fuera y 2 en casa. En esta Liga de 5 partidos ninguno de los tres posibles ganadores se enfrentarán entre sí.

He buscado una fórmula elemental, tomando los puntos conseguidos en las 33 jornadas jugadas por los equipos a los que se enfrentarán Barcelona, Atlético y Real Madrid, los que se enfrentarán al Barcelona suman ahora mismo 171 puntos, y los relativos al Atlético de Madrid totalizan 210 puntos. Por lo que el Atlético tendrá, teóricamente, más dificultades que el Barcelona al estar mejor clasificados sus equipos contendientes. Con una diferencia bastante notable de 39 puntos.  Además, si calculamos los puntos conseguidos por los cinco equipos que se enfrentarán al Real Madrid,  llegan a sumar un total de 213 puntos. Por tanto, la dificultad podríamos ordenarla como Barcelona 1; Atlético 2; y Real Madrid 3. Estas elucubraciones numéricas coinciden con mis percepciones intuitivas…

El Barcelona debe enfrentarse a dos equipos en descenso (Sporting de Gijón y Granada); y el resto de equipos no tienen grandes expectativas para otras clasificaciones. A su vez, Atlético se enfrentaría al Rayo Vallecano (En la actualidad no superó los 37 puntos, tope que parece servirá para mantener la categoría). Por otra parte, el Levante defendería su categoría jugando contra Atlético. Y sin embargo, Athletic como Celta compiten por estar en Europa y añadirán dificultades prácticas en la consecución de puntos. Mientras que Real se enfrentará al Rayo Vallecano igual que Atlético y con los mismos matices apuntados; y los demás equipos no tienen una puntuación relevante, salvo el Villarreal que aspira a Europa.  Por lo que podríamos matizar el grado de dificultad: Barcelona 1; Real Madrid 2; y Atlético 3.

Todo lo señalado sin valorar que el Atlético jugará 3 partidos en casa y 2 fuera mientras que los otros dos Barcelona y Real jugarán, ambos, 2 partidos en casa y 3 fuera. Ahora mismo el Real Madrid tiene un punto menos que Barcelona y Atlético, aunque es Barcelona el que dispone de mejor golaberaje. Dijo Luis Enrique en rueda de prensa cuando perdió contra Valencia: “Si ganamos los 5 partidos restantes, seremos Campeones”. De acuerdo. Y hace un mes pensaba que esto ya tenía dueño, opinión que yo mismo mantenía en todos mis apuntes al respecto. Por lo tanto, nuevamente entramos en el terreno de “La Opinática”, por más cifras e historias sagradas que queramos aportar al debate. En un artículo de Carlo Prabetti escribía sobre cálculo de probabilidades, matemáticas aplicadas, aleatoriedades, etcétera. Y transcribo un párrafo muy interesante que yo aplico a la situación: “A escala macrocósmica, ni el orden, ni el caos, ni el azar son lo que parecen. A escala microcósmica, sabemos cómo funciona esta desconcertante tríada, y podemos expresar dicho funcionamiento mediante fórmulas y ecuaciones de una precisión y una operatividad sin precedentes en la historia de la ciencia. Lástima que no entendamos casi nada de lo que ocurre ahí abajo”.

Esa es la gracia del fútbol, es bueno que no acabemos de descifrar ni entender nada, ni siquiera los comentarios negativos y la amargura intrínseca de Luis Enrique… ¿Cómo va a aconsejar a sus jugadores con ese talante negativo: “¡Salid al campo y disfrutar…!”? Es tremenda la dificultad para entender el estado de situación del Barcelona actual cuando su diferencia casi era inalcanzable tan solo hace un mes. Pero, con todo lo señalado, comprometo mi opinión de que el Barcelona ganará esta Liga si me atengo a los análisis transcritos anteriormente. Pero conozco el fútbol, también, hasta el punto de que la sorpresa es posible todavía hasta el segundo final del quinto partido…

Salamanca, 18 de abril de 2016.