¿Dónde están los inventores del fútbol futuro? 2 de 2.

13.02.2016 18:37 de MAROGAR .  artículo leído 795 veces

El economista inglés Alfred Marshall aseguró que “Toda afirmación tajante es falsa…” El fútbol no es propiedad de nadie, de ningún lugar especial, unas veces Inglaterra, otras veces Hungría, otras Brasil, Italia, etcétera. El fútbol inglés actual recibirá las aportaciones de Guardiola cuando comience a entrenar al Manchester City y éste debe ir predispuesto a recibir también. Hace tiempo que Guardiola contactó con técnicos de rugby para entresacar otras enseñanzas posibles y distintas por lo que ahora le resultará más facil estos análisis. Pero en estos asuntos podemos caer todos en lo que apuntaba Antonio Argandoña: “Tengo la sensación de que se está generalizando el síndrome del tertuliano radiofónico que no sabe pero opina”. En la “Premier” destaca en estas fechas el Leicester City, un equipo de jugadores casi desconocidos y muy poco presupuesto que en 2008 estaba en la Tercera División inglesa y la pasada temporada iba de los últimos en estas fechas. ¿Quien entrena ahora a ese equipo? Pues el italiano Ranieri que dirigió con desigual suerte a varios equipos españoles. Su estilo se distingue porque comprimen los espacios, trabajan de dos en dos; o de tres en tres para recuperar el balón cuanto antes, incluso por el goleador Vardy un “joven valor” de 28 años que enseña un estilo desbordante cuando el año pasado no era titular. Los jugdores del Leicester crean pérdidas de balón, siempre beligerantes en la disputa, en el ataque llegan con mucha frecuencia e intensidad a la portería rival. Tas su última mala experiencia en Grecia, el técnico italiano Ranieri presenta un dibujo 1.4.4.2., reconocible. "Somos como Forrest Gump, no podemos dejar de correr", aseguró. Su medio campo (Kanté y Drinkwater) es infalible; nadie corta (545) ni recupera más balones (1.700) que el Leicester. Roban y corren. "Hablé con los jugadores y les dije que quiero que todos mis jugadores sean luchadores. Tenemos que jugar cada partido como si fuera el último de la temporada. Eso es importante porque con la motivación se puede hacer algo bueno” (Ranieri)- ¿Sería la motivación una de las grandes novedades del nuevo fútbol?

Zidane daba una rueda de prensa el pasado día 6 de febrero. De una pregunta acerca del fútbol del Real Madrid, Zidane respondió sencillamnte que le gusta llevar la iniciativa con el control del juego y la posesión de la pelota. Al día siguiente, encontré un artículo (“Zidane proclama el fín del contragolpe”, ElPais,7.02.2016) que parece una tesina del fútbol moderno, demonizando “el contraataque” en boca de Zidane y asegurando que esa manera de jugar de Pellegrini, Mourinho, Ancelotti y Benítez ahora se ha acabado por decisión de Zidane… Lamentable conclusión porque Z. Z. no digo eso precisamente, y también porque ni la “posesión”, ni el “contraataque”, ni el juego de “posición”, ni el “toque” son sistemas en sí mismos sino “herramientas”, partes de un todo, tuercas, tornillos, vielas y soportes para un fútbol más globalizado. Pero, también, un Real Madrid con Cristiano Ronaldo y Bale nunca podrá jugar a entretener las acciones porque juegan en una búsqueda permanente de desmarques que obligan a los pasadores a lanzamientos de pases al fondo para correr y llegar a la portería contraria. Ya dije en otras ocasiones que el Real Madrid nunca jugó al contraataque sino al ataque intensivo, juegan al “torbellino” atacante, al ataque frontal en el mínimo tiempo posible y contra la defensa contraria cualquiera que sea su composición o su número. (Recuerdo que, técnicamente, un contraataque lo es si los atacantes son más en número que los defensores). ¡Ah!, venir ahora a decir que Pellegrini, o Mourinho, o Ancelotti, o Benítez jugaban al contragolpe es una aseveración infundada, una observación desenfocada, mera invención… En todo caso, personalmente no renunciaría en el fútbol moderno al “contraataque” como una fórmula válida de ganar partidos. ¡Si Luis Aragonés levantara la cabeza…!

Axel Torres y Bruno Alemany, excelentes analistas de fútbol internacional, participan en un programa semanal en El Larguero titulado el “Laboratorio del Futbol”. Y apuntan aspectos nuevos del fútbol. Me encantó escuchar a Bruno Alemany que hay dudas con el Bayern de Münich: "No está tan bien como en otros momentos. Da la sensación de que las bajas le están afectando bastante y no doy tan fácil su pase ante la Juventus en Champions", me tranquiliza personalmente porque llevo tiempo diciendo lo mismo como si fuera contracorriente... Además sorprende esta aseveración: “Al Bayern le falta estímulo en la competición local”. ¿Podría ocurrirle lo mismo al Barcelona o Real Madrid…? ¿Y cual es la alternativa? Porque la tendencia histórica hacia una Liga Europea impactaría negativamente hacia las propias Ligas locales. No hace tanto que Guardiola era el entrenador del Barcelona y su impronta se antojaba a mucha gente como insuperable. Luis Enrique, el actual entrenador, entre antipatías y pugnas periodísticas logró superar los logros de Pep. Por tanto, siempre hay márgenes de mejora de una determinada idea. ¿Un nuevo fútbol es posible…? Quizás el artículo de Juan Jiménez (As, 11.febrero.2016) señala ciertas claves del equipo de Luis Enrique, dignas de tener en cuenta por cuanto llegó a seis finales en ocho años. El Barcelona, en los últimos partidos, añadió “un punto de pragmatismo en su juego”, en el 7-0 contra el Valencia exhibió un fútbol de toque rápido, presión efectiva para realizar “fantásticas contras”, un “brillo especial de Messi, Neymar y Suárez”, sin dejar de acentuar que “Busquerts sigue siendo el eje del equipo” (Es bueno recordar que se lo quisieron quitar de la cabeza a Del Bosque para la Selección el mismo director de periódico deportivo “sabihondo” que pugnó para que Guardiola no jugara en la Selección. Afortunadamente, Del Bosque contestó que “Cuando sea mayor quiero ser Busquets”). Guardiola asegura que “Busquets es el mejor mediocentro del mundo”, ahora que fichó por Manchester City. El periodista J. Jiménez asegura: “Es imposible entender el funcionamiento del equipo con la cantidad de ruido institucional que se escucha fuera sin un fuerte hermetismo que le permita aislarse de juicios, denuncias, asuntos de espionaje, problemas fiscales…” Sea como fuere, el Barça sigue funcionando como un reloj de precisión.

Mientras tanto, el otras veces lenguaraz Dani Alves aseguró en “The Times” que Pep triunfará en el City: “Su secreto es que te hace ver las cosas de diferente manera, es un Einstein del fútbol. A él le encantan los cambios, los desafíos. Le gusta moverse para generar una revolución. No tengo dudas de que triunfará porque es un loco del fútbol”. (…) “Será un desafío complicado porque tiene que encontrar a los jugadores idóneos para seguir su filosofía futbolística, tiene que encontrar las piezas adecuadas”. Sin duda una opinión precisa y sensata, es uno de los caminos para un nuevo fútbol; tanto la reflexión como la ejecución deben ir de la mano; como la estrategia y la táctica, ambas al unísono; como la conjugación del “qué” y del “cómo” para que ambas aportaciones signifiquen una mejora continua. Por supuesto, si no se gana, nada será tenido en cuenta…

Salamanca, 13 de febrero de 2016.