¿Vamos a trabajar al fútbol...?

 de MAROGAR .  artículo leído 201 veces

“Elige un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar ni un día de tu vida”. (Confucio).

Los días de partido se dice “voy al fútbol”. A disfrutarlo; a animar a los jugadores favoritos; a compartir las jugadas con los amigos; o a discutir con ellos por el tipo de fútbol observado… Lo que no solemos escuchar a los profesionales es “¡Voy a trabajar al fútbol!”. En el último “Europeo 2016” observé muchos partidos con pocas referencias positivas, de lo mejor fue la Selección de Italia y su entrenador Conte. Me pareció un excelente director de equipo, se percibió dirección, coordinación, un buen nivel táctico, un dibujo novedoso en 1.3.5.2. El entrenador del Chelsea para la temporada 2016/17 asegura: “Le he dicho a los jugadores que solo conozco un verbo: trabajar”.

En su presentación oficial repitió palabras mágicas: “luchar”; “pasión”; “trabajar”; etc. “Llevaré aquí mi metodología, mi idea y mi pensamiento. Para esto me ha fichado el Chelsea… Trabajar es la única manera de ganar: Trabajar, trabajar y trabajar”. Sobre Guus Hiddink, anterior entrenador, comentan que daba las alineaciones y los jugadores Terry y Cesc ordenaban el equipo en el campo. También Bonucci dijo en “The Mirror” sobre Conte: “Es como “El Padrino”, su impacto en la Premier será inmediato”. Conte ama a los líderes, aunque no tolera a los futbolistas que se creen más importantes que él: “Si lo escuchas y le muestras respeto te darás cuenta enseguida de que es uno de los mejores jefes del fútbol”.

“Si conseguimos transmitir pasión y entusiasmo serán una gran victoria. Yo vivo el fútbol con pasión, no sé si es bueno o malo, pero no sé hacer otra cosa…” Conte comentó sobre otros aspectos prácticos: “Yo siempre busco diferentes posiciones para mis jugadores, en Italia me gustaba decir que el entrenador es como un sastre, que tiene que hacer el mejor traje para el equipo respetando las características y el talento de los jugadores. En el pasado empecé con una ida y la fui cambiando porque vi que ese sistema no se adaptaba a los jugadores, no es importante la defensa de 3 o de 5, sin el espíritu”. Una manifestación flexible con  talante de buen entrenador…

Me pareció que el marco de actuación de Italia estaba trazado desde el banquillo. Creí que sería finalista incluso por encima de Alemania pero, aparte la mala ejecución de las tandas de penaltis, el equipo superó en ocasiones a los “Campeones del Mundo”. Perdió la iniciativa en momentos del partido y se defendieron con eficiencia, fue una Selección sin figuras determinantes pero todos unidos en equipo, lo cual no fue moneda común en dicho Campeonato. De haber dispuesto de algún jugador más creativo en ataque podrían haber llegado a esa final ansiada. Y es que el trabajo, además, necesita siempre de creatividad generadora…

Giampiero Ventura, el nuevo seleccionador nacional italiano, sustituirá a Conte. Aquel entrenó durante cinco años al Torino y es considerado como un técnico muy preparado. Asegura que “el anterior seleccionador le dejó un equipo caracterizado por la cultura del trabajo… Agradezco a Conte, porque me dejó un equipo con conocimientos, con cultura del trabajo. Esto me permite empezar con una ventaja… dio una imagen nueva de nosotros”. El nuevo seleccionador significó: “Cuando hay un fútbol organizado puedes mejorarlo en los detalles. Lo que hizo Conte en poco tiempo fue importante y ahora podré dedicarme a los detalles y de aquí nace la posibilidad de hacerlo muy bien” (…) “La selección de Conte era humilde, determinada y feroz. Yo quiero que la mía sea excitante, pero sin perder las otras cualidades”. (…) “Hubo una evolución táctica y hoy no hay equipo que no esté con diez hombres detrás de la línea del balón cuando defiende. Luego lo importante es saber crear espacios, aprovecharlos y elegir el mejor pase disponible”. Por supuesto, el fútbol hay que trabajarlo, con ideas y conocimientos específicos, hacia una cultura y un modelo práctico conseguible… Y los aficionados utilizan el fútbol como un lenitivo de su trabajo diario que suaviza sus problemas diarios. Al fin y al cabo un disfrute como pocos…

Salamanca, 2 de agosto de 2016.