UEFA EURO 2016 - Francia nos espera... 4/n.

 de MAROGAR .  artículo leído 372 veces

“Hay alguien tan inteligente que aprende de la experiencia de los demás”. (Voltaire).

Nuestro fundamento principal en este “Europeo” es observar la evolución de España en competición, por mentalidad pretendemos que los contrarios sean meros comparsas, una pareja de baile que acompañe nuestro “pasodoble” sin darnos ningún pisotón. Las expectativas de nuestro fútbol eran unas después de los dos primeros partidos bien jugados pero la realidad será otra como consecuencia del partido contra Croacia. Después de una primera parte dominadora, pocos preveían el desenlace final de una triste derrota por 2-1. Y lo peor, con la percepción de que Croacia nos arrebataba el control del juego según avanzaba el partido y nos superaba en condición atlética a los hispanos, a pesar de que la posesión de pelota llegó al 59% en la primera parte, una paradoja futbolística. Se llegó a comentar que el calor había perjudicado a España, precisamente la mayor exportadora de sol a 55 millones de extranjeros… Buscar excusas es una “pamplina” y la utilización de  “milongas” distraen la auténtica realidad. Se insinuó que Vicente del Bosque no efectuó rotaciones cuando, de haberlas hecho, esa hubiera sido la razón esgrimida por la derrota; incluso sobre los cambios realizados; o el “caciquismo” resurgente a De Gea criticándole con la esperanza de que el Seleccionador alinee al ya “jubilado” Casillas; el segundo gol de la victoria para Croacia sirvió para centrar la crítica sobre De Gea cuando nadie reseñó la lentitud y mala defensa de Juanfran durante todo el partido en el que nunca neutralizó las penetraciones de Perisic; tampoco estuvo muy afortunado Ramos en el lanzamiento del penalti que hubiera resuelto el partido, quizás, ante un portero que salió más allá de lo permitido reglamentariamente; o el marcaje inexistente que permitió el primero gol croata…

Seguimos acostumbrados a que, frente a un efecto, siempre disponemos de una causa. Yo no la tengo para analizar el partido de Iniesta. Había jugado dos partidos celestiales pero contra Croacia estuvo “escondido”… Un candidato a “Balón de Oro” ponderado por todos no puede jugar de manera tan neutra sin liderar al bloque cuando el equipo más lo necesitaba. El juego, el bien jugar, no consiste en manejar el balón con virguerías, hacer pases mágicos que otros no ven, el partido requería aportaciones tácticas, aglutinación de acciones, mentalidad, personalidad… Y no aparecieron. Y es ahí donde el futbolista de seda debió sacar el látigo y mandar, con su clase insuperable. Pero hubo esa carencia de liderazgo.  Lo señalado no es una crítica fácil sino un ruego. Aunque otros hayan pasado de puntillas como si aflorar estas cuestiones fueran pecado... Respecto a los cambios de Vicente del Bosque, criticados como siempre por los mismos, obedecían a una operatividad práctica porque, si España había perdido la iniciativa en medio campo, Bruno podía ayudar más en medio campo que Nolito, un tanto ofuscado hoy en su labor ofensiva. Por otra parte, Thiago es un centrocampista creativo que podría haber aportado innovación al juego. Como quiera que sea, el segundo puesto de España nos lleva a unos emparejamientos más complicados hasta la final, Dios lo quiera…

Después de la jornada del 22 de junio, los octavos de final han quedado compuestos así: Suiza-Polonia; Croacia-Portugal; Gales-Irlanda del Norte; Hungría-Bélgica; Alemania-Eslovaquia; Francia-Irlanda; Inglaterra-Islandia; e Italia-España. Los dimes y diretes sobre eliminados mejor obviarlos. Sorprende que las dos Irlandas hayan clasificado ambas, más la otra gran sorpresa de  que Islandia haya superado esta fase inicial… Pero en ésta se especula con los puntos y, ahora, no ha lugar a ello porque todo se decide a un partido, quizás con prórrogas y penaltis. España tendrá que ganar una vez más en este tipo de Campeonatos a los italianos, quienes hoy han perdido contra Irlanda aunque, dicen, con el equipo reserva. Ganando a Italia aparecerían los alemanes (Es de suponer que ganen a Eslovaquia); y si somos capaces de superar a los campeones del Mundo, llegaría Francia en semifinales (Si gana a Irlanda) o Inglaterra (Si es que supera a Islandia). Como vemos unos cruces envenenados que habrían sido más tibios de haber empatado como mínimo a Croacia. La final, ojalá se cumplan las expectativas nacionales, será el que clasifique en primer lugar de los dos ganadores entre Suiza y Polonia, contra Croacia-Portugal. El que supere estos enfrentamientos, se enfrentarían a los que culminen las eliminatorias, primero Gales-Irlanda Norte y después Hungría-Bégica, con un solo ganador de toda esta amalgama…

Lo que pasa es que, en el fútbol, y en el deporte en general, debemos estar muy preparados mentalmente: “Gran parte de las dificultades por las que atraviesa el mundo se deben a que los ignorantes están completamente seguros y los inteligentes llenos de dudas” (Bertrand Russel). Por mi parte, siempre confié en España pero también me han entrado dudas… Por lo que es también momento de recordar los buenos oficios del Seleccionador Vicente del Bosque, un “hombre sabio” de este deporte al que le aconsejo que corte aquí su trayectoria de entrenador, eso sí ganando el Campeonato para escarnio de tantos “negativos” que revolotean por ahí… En todo caso, nunca deberíamos prescindir de su conocimiento, tendría que seguir ocupando una plaza de “Transmisor de cultura” en este fútbol de máximo nivel. Su saber estar, su ética, su humildad, su sobriedad y su ejemplo serían un plus para España: “Del fútbol no me canso nunca… Pero también creo que es el momento de ceder el paso a otras personas. Ya tengo 65 años, la edad a la que se jubilan las personas. No hay ninguna marcha atras en mi pensamiento”. Enhorabuena, Míster…

Salamanca, 23 de junio de 2016