UEFA EURO 2016 - Francia nos espera... 3/n...

 de MAROGAR .  artículo leído 322 veces

“La derrota no es el peor de los fracasos. No intentarlo es el verdadero fracaso”. (George E. Woodberry).

La bandera española sigue luchando contra el viento en mi balcón a 18 metros de la calle, allí permanece desde el “Europeo 2008”. Mientras tanto, observo en mi ciudad que poco a poco las enseñas van apareciendo, tímidamente, en distintos edificios. Hace unos días visité una ciudad portuguesa y, como siempre, aparentan “más patriotismo” con la Selección al menos allí hay banderas en todos los lugares, calles, vehículos, árboles revestidos, niños con camisetas, por supuesto la mayoría de casas ostentan un abanderamiento bien visible... España juega bien en esta ocasión y recupera la confianza perdida en 2014.

Rubén Amón (ElPais,13.jun.2016), escribe: “… el fútbol se ha convertido en una patología social, bien porque la amenaza terrorista ha transformado los hábitos para disfrutarlo, bien por que el “hooliganismo” ha reaparecido con los viejos estandartes de guerra… o bien porque el aficionado se le ha privado de cualquier momento de descanso o de abstracción. Está secuestrado, no ya sobreexpuesto al síndrome de Stendhal en la connotación estética del deporte, sino al del Estocolmo y a los mensajes subliminales que implican la tiranía publicitaria o la idolatría… Estamos enfermos de fútbol, hipnotizados con el movimiento circular del balón, convocados sistemáticamente a la expresión de los instintos elementales… Fútbol en estado de excepción. Militares en los estadios, yihadistas al acecho, policías antidisturbios para aislar a las hinchadas. Y enfermos catódicos al otro lado del televisor con el poder ajeno del mando a distancia.”  Es llamativo, en estos días, el comportamiento ultra de ciertos “hooligams” que desvirtúan el sentido del fútbol en un Campeonato de esta naturaleza.

UEFA publicó el once ideal en su web después de la primera jornada. Andrés Iniesta y Luca Modric no están en el once de los elegidos. Por lo que ya no creo en el sistema de elección, este producto no es serio. Los que lo hayan confeccionado debieran ir a confesarse descargando su alma futbolística un tanto turbia por su torpeza en la manera de hacer su regla de tres… Y encima nos quieren convencer de la bonanza de un algoritmo falseado y que nadie entiende. También parece que el 90% de los partidos se resuelven por la mínima o acaban en empate. El 17 de junio España rompió ese dato ganando por 3-0 a Turquía. Días antes Italia había ganado 2-0 y Bélgica superó a Irlanda del Norte por 3-0, modificando la tónica general.  Ya se especula en el segundo encuentro al objeto de buscar la clasificación para la siguiente fase y los partidos son excesivamente igualados. Me gusta el 1.3.5.2., de Italia, una variante estratégica que utilizada por ellos parece una bendición como lo fue que la Juventus alcanzase tres títulos con aquel dibujo… A Conte, su Seleccionador, le preguntaron en un blog: “Si tuviese que alinear un “equipo de la Iglesia”, ¿dónde haría jugar a Papa Francisco?”. Y Conte respondió: “Delante de la defensa, donde está el corazón del equipo. Es el rol de quienes tienen que sacrificarse por el equipo”. Al fin y al cabo, la misma teoría de Del Bosque, “de haber superioridad, que sea en el medio campo”.

Portugal había jugado mal contra Islandia, o sencillamente ésta se defendió correctamente. Francia había jugado el día 15 contra Albania, sin personalidad, sin juego de gran equipo, prescindiendo de Pogba y Griezmann desde el principio, marcando el primer gol en el minuto 90 y cinco minutos más tarde marcó el segundo. Su clasificación no debe confundir su nivel actual con juego escueto y pocos alardes tácticos… Un pequeño apunte distintivo, Francia coloca en los córneres a todos sus atacantes alejados de la portería a 16,5 metros en el borde del área de penalti, lo que provocaba una defensa menos concentrada de los albaneses. El día 16 Gales e Inglaterra se habían enfrentado y al minuto 90 permanecía el empate a un gol, Bale había marcado de falta directa con la colaboración del portero inglés y Vardy marcó el empate al recibir un rebote de un defensor galés (Había salido en la segunda parte). Sturridge marcó el 2-1, después de varias paredes un tanto embarulladas pero les permitió una clarificación en la competición. Lo que deja en pie mi arriesgado diagnóstico favorable a Inglaterra, cada vez me entran más dudas, el juego no acaba de ser coordinado ni fluido, Rooney es el que más une las líneas aunque Inglaterra sigue funcionando por oleadas individuales. El mismo día, Alemania y Polonia jugaron un partido de ida y vuelta, Alemania superaba pero estuvieron torpes en ataque y reiterativos en saques de esquina, siempre lo mismo, sin sorpresas. Polonia compitió. A mi me sirvió para confirmar que Kroos es mejor jugador que Pogba para la labor de equipo, ambos son distintos, pensando en la plantilla del Real Madrid. Encontré una acción de falta directa, Lewandosky amagó un tiro en el sector izquierdo al borde del área y movió a su izquierda para que un compañero golpease el balón por sorpresa a la derecha del portero, el tirador salvó el pivote de la barrera “de chanfle”... Ante tanta planificación mecánica de ambos equipos fue de agradecer la aparente improvisación… Además, apunto otros aspectos singulares que no suenan a improvisación sino a aportaciones planificadas. Veo que la mayoría de equipos tienen un especialista que lanza los “fueras de banda” a gran distancia provocando disputas por alto en muchos casos en el área contraria o ganan terreno en las proximidades de las alas...

Leyendo a José Samano (ElPais,16.junio) sintetizo algunas otras conclusiones:

** Más incertidumbres que fútbol…
** Cuanto peor equipo aparentan tener los italianos, más peligrosos son.
** La Roja y la refrescante Croacia han dejado el mejor poso.
** Manchego (Iniesta) y croata (Modric), esencia pura de este juego, dos artistas de lo imprevisto alejados, por fortuna, del vedetismo imperante, de este fútbol con sobreabundancia de pavos reales.
** El alemán Kroos y el francés Payet, también han dado un buen nivel.
** En un torneo sin nuevas tendencias…
** Rooney, un exdelantero que ahora maneja la escuadra y el cartabón. Y se le ve muy suelto.

Francis Bacon decía que “Los franceses son más inteligentes de lo que parecen y los españoles parecen más de lo que son”. Ahora mismo la Selección española de fútbol está muy por encima de la de Francia en concepción y control del juego; por supuesto en individualidades y juego de bloque, más equilibrado en defensa, transiciones y ataque... Pero ahí van apareciendo, como siempre, alemanes e italianos… Por supuesto, también franceses, belgas, ingleses, croatas, portugueses... ¡Todo sigue aún en juego!

Salamanca, 18 de junio de 2016.