¿Sólo existen 10 tácticas de fútbol? 1 de 2.

 de MAROGAR .  artículo leído 133 veces

“Toda convicción es una cárcel”. (Nietzsche).

En mayo 2017, en Río de Janeiro, Brasil, se celebró la segunda edición del seminario “Somos Fútbol”. Uno de sus ponentes, Marcelo Bielsa, disertó acerca de tácticas futbolísticas. Aseveró: “No existen más que diez (tácticas). Sé que son diez porque hace 30 años que veo fútbol. Siempre registro cómo están los jugadores posicionados y como vi 50.000 juegos en los últimos años, sé que los esquemas tácticos son diez”. Igual que reconoce esquemas denominados de “desespero”, cuando el equipo va perdiendo por 1-0 y faltan cinco minutos, lo que obliga a jugar con ocho futbolistas en ataque, y al contrario si lo que se pretende es mantener esa mínima ventaja”. Estas mismas reflexiones ya las había anticipado en una conferencia anterior en Amsterdam.

El entrenador argentino, básicamente, reconoce cinco dibujos tácticos. Concreta, con una línea defensiva de cuatro: 4.2.1.3; 4.3.3.; 4.3.1.2; 4.2.4; y el 4.2.2.2. Los otros cinco dibujos serían aquellos que se presentan con tres defensores, meras adaptaciones de las cinco anteriores: 3.3.1.3; 3.4.3; 3.4.1.2; 3.3.4.; y 3.3.2.2., insistiendo que todos ellos están conectados entre sí y se contrarrestan unos con otros.  Los equipos que usan cuatro defensores pueden mutar y adaptarse a una línea de tan solo tres defensores, según las circunstancias y escenarios que se presenten en el partido. Insistiendo en la utilización de los mismos 10 jugadores de campo. Precisó que “si se tiene posesión del balón, la mejor opción es adelantar a los laterales y convertirlos en una especie de interior/carrilero y el medio de contención baja su posición para dar forma a la línea de tres. Un ejemplo, el 4.2.1.3 se enfrenta con un 4.3.3. y el 4.3.1.2 con un 3.3.1.3. Y a la inversa… También aseguró que él dirige de acuerdo con lo que siente y si en su plantel hay un jugador que no se adapta, “lucha” hasta que éste aplique su idea sobre el terreno de juego.

Sin cuestionar ningún planteamiento de Bielsa, se observa que no hace mención al 4.2.3.1. (En España, todos los domingos, la mayoría de equipos juegan con tal formación). Tampoco señala el 4.4.2., un dibujo básico de todos los equipos. Incluso el 4.1.4.1., que Guardiola lo maneja en muchas ocasiones, incluso Del Bosque con la Selección española. Seguramente para Bielsa serían adaptaciones prácticas de las catalogadas por él, pero no hay más reseñas de citada conferencia. Curiosamente, en Chile juegan ocho equipos con 4.2.1.3. (Iquique, Universidad de Concepción, Universidad Católica, Temuco, Huachipato, Palestino, Wanderers y Cobresal), y en España es “desconocida”… Del mismo modo, la Unión Española se mueve entre el 4.2.4. (4.4.2) y el 4.3.1.2., éste último sistema táctico también lo utiliza el Antofagasta, casi inédito en España, incluso en Europa. Me congratula que Marcelo Bielsa siempre habla de la “defensa de tres” y no utiliza la expresión “tres centrales”.

En el blog “Cortita y al Pie”, el periodista Enrique Ortego se refiere al encuentro entre Real Madrid-Barcelona jugado en agosto 2017: “Su ritmo, muy por encima del que podrá soportar el rival. Su presión alta, tan efectiva como su repliegue en su campo cuando tocaba. En pocas palabras, un Madrid supercampeón… Enfrente, un Barça eclipsado, timorato, inseguro, descosido. Flojo atrás, impotente en el medio, y fallón arriba cuando tuvo sus ocasiones en el tramo final del partido. Un Barça descreído que no supo ajustarse al cambio de sistema ordenado por su técnico en una apuesta arriesgada, aunque después del resultado de la ida, también es verdad que no le quedaba otra…” Contrasta dicha visión con la realidad de ambos equipos en octubre.2017. “Zidane comenzó con su política de rotaciones. Ni muchas, ni pocas. Las justas. Tres hombres. Reajuste táctico. Del 1.4.4.2 en rombo al 1.4.3.3., en ataque, que a la hora de defender se convertirá en un 1.4.5.1. (Otro dibujo táctico no contemplado en la conferencia de Bielsa). “Valverde fue más drástico en sus decisiones… Del clásico 1.4.3.3., a una defensa con tres centrales y dos laterales adelantados que fueron menos largos en ataque de lo que seguramente pensaba el técnico… En la primera parte era más un 1.5.3.2., que un 1.3.5.2.”

En noviembre 2012, Fernando Geryon escribió un excelente artículo en “Futbolia”, acerca de “Los 7 sistemas tácticos más usados en Europa”. Recopiló los sistemas tácticos más utilizados en las 5 principales Ligas de Europa en aquella temporada, resultando estos datos: Un 44,3% utiliza el 4.2.3.1.; un 12,9% practican el 4.3.3.; un 10,3% se colocan en 4.4.2.; un 7% se ubican en 4.4.1.1.; el 6% juegan en 4.4.2. (rombo); un 5,7% asumen el 4.1.4.1.; el 4,8% posicionan en 3.5.2. Por supuesto, todas esas posiciones no son químicamente puras sino sujetas a adaptaciones. Pero este dato es muy clarificador si queremos enfrentarlo a la idea Bielsa de 2017, si bien esta información está referida a 2012.

Por contrastar aún más, el día 1 de noviembre jugaron en Wembley, “Champions League”, el Tottenham contra Real Madrid. Practicaron, respectivamente, los dibujos 1.3.4.2.1. (1.3.5.2.), y 1.4.3.1.2., (1.4.3.3.) (1.3.4.1.2.); el primero de ellos no lo contempla Marcelo Bielsa, el segundo del R.M. sí aparece en catálogo. ¡Qué más da! Los ingleses jugaron mucho mejor, resultaron más intensos en ataque y defensa y no ganaron por el dibujo sino por el superior nivel físico-técnico a lo largo del partido. Incluso el Real Madrid intentó remontar la última media hora, modificando el dibujo a 1.3.4.1.2., pero lo único claro es que no sirvió para marcar más goles y, sin embargo, por las alas penetraron fácilmente los del Tottenham vislumbrándose el tercer gol que llegó inexorablemente. Tres goles a uno al final del partido era representativo de la diferencia en el juego, creo que el Tottenham tuvo siempre un punto mayor de solidez, en todos los sentidos. Pero la cuestión no son los elementos diferenciales de los dibujos, en un partido de fútbol se ponen a contribución muchos otros aspectos funcionales. Y hoy el Tottenham mostró mayor bagaje… Lo que no se le garantizará en el futuro de la competición, del mismo modo que el R. Madrid debe reflotar la confianza de hace dos meses tan solo…

Salamanca, 2. noviembre.2017