Odiosas estadísticas.

 de MAROGAR .  artículo leído 144 veces

“Hasta las ciencias más adelantadas están saturadas de misterios y de preguntas sin respuesta”. Giovanni Papini.

Siempre opiné que las comparaciones son odiosas. Las estadísticas también. Y, sin embargo, muy necesarias para tomar buenas decisiones cuando se transforman en conocimiento. Otra cuestión es que las estadísticas se utilicen para manipulaciones interesadas. En marzo de 2017, el diario “Expansión” se hacía eco de una publicación de “France Football” al respecto del ranking de los entrenadores mejor pagados del mundo: 10º Z. Zidane (11 MMe.); 9º Luis Enrique (11MMe.); 8º Simeone (12MMe); 7º Villas-Boas (13,5MMe); 6º Klopp (13,5MMe); 5º Guardiola (14,5MMe); 4º Ancelotti(15,8MMe); 3º Blanc (20MMe); 2º Lippi (23,5MMe); 1º Mourinho (28MMe). Salta a la vista que son salarios “mareantes”, lo que más sorprende es lo que poco que duran la mayoría de entrenadores en los equipos después de las inversiones tan elevadas que se efectúan en ellos. Por supuesto, si comparamos los emolumentos y el juego desplegado por cada equipo podemos comprobar que no se corresponden ambos factores.

En “La batuta invisible”, de la directora Inma Shara, leemos: “Los directores de orquesta… somos fundamentalmente transmisores de sentimientos… No se dirige solo con la técnica, se dirige esencialmente con el alma. No se dirige solo con los brazos, se dirige con el cuerpo entero, con la actitud corporal, con la expresión de la mirada, con la comunicación afectiva. Toda la puesta en escena supone una verdadera entrega personal, un abandono a la ensoñación con grandes dosis de entusiasmo, porque cada interpretación es única e irrepetible. Como decía el maestro rumano Celibidache, dirigir es crear una “experiencia trascendental”. En la Liga española de fútbol ya han sustituido al 15% de los entrenadores; esa tendencia, es posible, que se multiplique por dos hasta fin de año. De ahí la importancia de esta reflexión de Inma Shara: “Dirigir, hoy, supone ser generador de utopías, aglutinar las diferentes individualidades artísticas sin coartar los espíritus de cada uno de los miembros de la orquesta, gestionar los talentos, optimizar los recursos de los que se dispone, generar confianza desde la responsabilidad de equipo…” ¿Algo parecido a la labor de los entrenadores?

En estos días se están publicando datos muy interesantes. “Nadie tiene más posesión que el Celtic escocés”. Estas conclusiones son del CIES Football Observatory, después de estudiar 35 Ligas de toda Europa durante la pasada temporada. El City de Guardiola va quinto con un 67,1% de posesión; Arsenal con 55,9%; Real Madrid un 61,1% después de ganar “Champions” ocupando el puesto 23; el Barcelona ocupó el séptimo lugar con un 64,1%. Contrasta que el Celtic obtenga dicha marca en una Liga famosa por su fútbol directo. Su entrenador Brendan Rodgers ganó Liga, Copa y Copa de la Liga, que le permitió acumular un 70,8% de posesión. Otro dato importante es la media de 659 pases por partido, mientras que los oponentes llegaron a 196. En el “Top 100” no figura el Atlético.

También se ha comentado en los últimos días que Benzema pierde la comparativa goleadora con los grandes nueves: Higuaín, Morata, Agüero, Lewandowski, Luis Suárez, Aubameyang… Sin embargo, el francés ha superado siempre los veinte goles a excepción de la primera y última temporada. El propio Benzema asegura que “ser goleador no debe ser la única virtud de un nueve. Tienes que participar, abrir espacios, dar asistencias… Quiero meter más goles, claro, pero lo importante es el equipo y tienes que hacer otras cosas”.

Hablando de todo un poco, el Real Madrid es el equipo que menos corre en sus partidos. Si fuera por Menotti y los de su escuela, el que menos corre es el que mejor juega. Tomando los datos de las dos primeras jornadas de “Champions”, los del Real Madrid corrieron 8,5 kilómetros menos que el Nápoles, con un 58% de posesión. En esta faceta destaca en esta competición el Bayern de Münich (64%) y Barcelona (62%). Otros datos significativos son aquellos que sitúan al Bayern en primera posición de tiros (29) y entre los tres palos (11); siendo el Real Madrid el segundo equipo que tira a puerta con un total de (6). Por otra parte, el Barcelona sufrió 33 faltas, siendo segundo después de la Roma. En lo relativo a diferencia de goles favor/contra, destaca PSG con un total de 8; Chelsea, 7; M. City 6; M. United 6; R. Madrid 5; Tottenham 5; Barcelona 4; Besiktas 4; Sevilla 3…

La distancia recorrida por equipos señala que Nápoles llegó a 263.098 metros; Feyenoord 247.692 m.; Apoel 242.985 m.; Olympiacos 239.253 m.; Roma 238.605 m.; etcétera. Indagando otros aspectos, me encuentro con datos estadísticos inusuales. Messi lidera los tiros por partido, 6,8; Asensio 3,3; Zaza 3,2; empatado con Baptistao y le sigue R. Moreno del Valencia con 3… Desconocía que se midieran, también, los “Duelos aéreos ganados”, y me encuentro que, en esta faceta, el Leganés supera hasta el 58,3%; Eibar con 57,1%; Valencia con 54,9%; Ath. Bilbao con 54,8% y Real Sociedad 53,1%, es de suponer que marquen una tendencia en su juego aéreo. También hemos sabido que se han recontado los “driblings” que hacen los futbolistas en las cinco grandes Ligas. Neymar realizó 72 regates y superó 46 veces a los contrarios; Messi figura como segundo regateador de Europa, con 42 éxitos de los 68 regates intentados; Fekir del Lyon, consiguió 35 regates con éxito; Dybala de Juventus llegó a 26 regates válidos y el quinto resultó Alejandro Gómez del Atalante, con 26 regates, igual que Ndombele del Lyon con idénticos números.

En fin, setiembre finalizó y queda aún muchísima competición para que surjan otros datos importantes en la consecución de estos récords interesantes, pero nunca definitivos.

Salamanca, 4. octubre.2017.