Observaciones futbolísticas, fractales.

 de MAROGAR .  artículo leído 694 veces

No es lo mismo ver que percibir; observar que asimilar; estudiar que aprender; enseñar que comprender… Leí hace poco que Nicholas Negroponte ha lanzado nuevas ideas futuristas, hace ya 30 años que presentó algunas innovaciones que se han cumplido en su totalidad. Una idea muy atractiva es la de que en el futuro “la mejor manera de llegar a nuestro cerebro es a través del torrente sanguíneo con nanorobots, por lo que podremos aprender idiomas con tan solo tomar una pastilla…” El citado Negroponte es un defensor de la educación y la inteligencia colectiva, hasta el punto de que afirma: “Todos los grandes dilemas del planeta se benefician de la conectividad y la computación”.  Mientras que llegan aquellas pastillas prometidas que nos hagan ver lo que ahora no lo conseguimos, recurro a mis observaciones futbolísticas fractales para entrar en detalles que, quizás, otros no se atreven a concretar o no son fáciles de inventariar:

** En partidos de jóvenes, sobre todo, el portador del balón (A) da un pase hacia delante a su compañero (B) y sale en velocidad a recibir por delante del apoyo… Un defensor contrario (C) le entra al que va a recibir (B) y se la quita. El primer jugador (A) que pasó el balón, sigue corriendo a zona de nadie unos cuantos metros inútiles viendo que se la han quitado a su compañero (B) … ¿Por qué no se frenó (A) en seco y recuperó una zona defensiva…? ¿Por qué sigue corriendo hacia delante si el balón ya lo tiene el contrario (C) y se desentiende de labores defensivas…? Observen la cantidad de jugadas de esta naturaleza que se producen en los partidos… Esa incapacidad de reacción es muy frustrante…

** En mis tiempos de jugador, o de entrenador, ceder el balón al portero entre los postes de la portería era pecado mortal. En la actualidad es un error que se ha hecho crónico. En su día, el portero podía tomar el balón con las manos y era menos arriesgado que ahora. Si el balón que va al portero da un mal bote, el portero resbala en el control, o recibe presión de un contrario al despejar, etc., es posible que dicha cesión genere problemas defensivos innecesarios, siempre se correrá menos riesgos si el balón lleva otra dirección que no sean los 7,32 metros de la portería…

** Sigo observando que la barrera propia es el mayor enemigo del portero en el lanzamiento de libres directos o indirectos por parte del equipo contrario. Normalmente se forman barreras de 5 defensores, más 2 ó 3 hombres del equipo atacante que tapan la visión del portero. Cuando el balón pasa las barreras (defensiva/ofensiva) ya no queda apenas tiempo de reacción para el portero…

** Partido Real Madrid – Coruña, Santiago Bernabeu, 9 de enero de 2016. Hubo hasta cuatro saques de esquina a favor del Coruña, tres en la izquierda y uno en la derecha, que lo movieron con dos jugadores atacantes en el balón y un solo defensor del Real, en los cuatro casos fue Marcelo. Por tanto, dicha superioridad numérica se pudo convertir, también, en superioridad táctica. Es un error infantil para los profesionales, para el entrenador, pero también para la gente del Coruña que no sacó partido claro en ninguna ocasión de las cuatro. Un fallo garrafal, ofensivo y defensivo. Esta desconexión táctica no es permisible ni en cadetes…

** Día 10. enero 2016, partido Celta de Vigo - Atlético de Madrid. En una jugada del partido, avanza un futbolita del Celta conduciendo balón en zona de tres cuartos del ataque. En tal conducción, el jugador da varios toques seguidos para llevar una carrera coordinada con la posesión de la pelota y en el último toque de conducción el balón se aleja como un metro y un jugador del Atlético de Madrid, por velocidad, se interpone entre el balón y el jugador contrario. Cuando se apercibe de ello, el futbolista del Celta intenta golpear el balón pero se encontró el cuerpo del fútbolista atlético que ya se había interpuesto. A resultas de que el jugador celtiña cayó al suelo, el árbitro pitó falta en contra del Atlético de Madrid. ¿Por qué el 100% de estas faltas se pitan a favor del jugador que cae al suelo…? La anticipación del futbolista madrileño fue correcta, absolutamente legal, pero el árbitro pitó por “inercia” y no aplicando las Reglas…

** Hay un fundamento futbolístico, casi infantil, que la mayoría de los equipos no lo aplican. Ello es así de fácil en el Barcelona: “No perder el balón”. Pero sin aplicar magias “potagias”. Cualquier jugador tiene grabado a fuego: “Me llega el balón, ¿tengo un contrario que me presiona y estoy der espaldas? Lo devuelvo a un compañero que llega por detrás…” “¿No tengo marcador próximo y me lleva el balón con ventaja? Lo controlo, me perfilo y salgo conduciéndolo, o tocándolo a un compañero por delante…”. Menotti ya lo explicaba en su libro “Fútbol sin trampa”. El balón cuesta mucho obtenerlo por tanto no se desprecia, no se derrama, no te lo tienen que quitar. Eso es fundamenta: “¡No perder el balón!” Nunca un jugador del Barcelona arriesgará el balón ni pretenderá hacer jugada si antes deben zafarse de un marcaje a la espalda. La mayoría de jugadores de casi todos los equipos van a recibir el balón y quieren regatear antes de tener la pelota, por lo que lo pierden normalmente. Arriesgan a hacer una finta, a dar un taconazo, a hacer un túnel sin mirar al contrario, y por ello pierden el balón más veces de la cuenta… Es muy sutil esta manera de hacer, es difícil interpretarla porque lo fácil es muy difícil percibirlo, pero es un principio que apenas se utiliza en el fútbol. El Barça sí lo tiene a gala… Cuenten en un partido las acciones que ocurren de esta naturaleza.

** Español-Barcelona, segundo partido de Copa del Rey, 13.enero.2016, falta frontal del Español y defensa del Barcelona muy adelantada en la frontal, dos metros mínimo de la línea del área de penalti. Lo hacen habitualmente. En el momento del pase frontal del Español, los jugadores del Barcelona retroceden a la propia línea horizontal… Creo que esa debería ser la posición original y, desde allí, atacar el balón corriendo de atrás hacia delante. Y no al revés, no es nada fácil correr hacia atrás. Posicionándose adelantados no se gana nada en la acción posterior, todos corren después dando ventajas a los delanteros. En alguna ocasión ví al Barcelona de Luis Enrique jugar al fuera de juego arrancando de más atrás de la línea frontal del área de penalti, dejando a los delanteros colgados. Y me agradó muchísimo ver la excelente coordinación, con avance del bloque de atrás hacia delante… Sin duda, me gusta más esta acción que la señalada al principio

** En todo caso, Negroponte nos anuncia cómo podremos aprender en el futuro aunque, como todo en el fútbol, cada jugada es opinable aunque yo tenga mi propia idea que, a veces, no coincide… ¡Y no me gustaría aprender de fútbol con pastillas!

Salamanca, 14 de enero de 2016.