No comparto el estilo de los medios deportivos

 de MAROGAR .  artículo leído 800 veces

Fue una semana insensata, el jugador Benzema no juega en estos días con el Real Madrid porque está lesionado. Sin embargo, fue noticia negativa, destacada, en el mundillo futbolístico por unas cuestiones muy personales donde todo el mundo especula al respecto de unas declaraciones que tuvo que realizar en un juzgado en Francia. Por supuesto, el Real Madrid hizo un comunicado para respaldar al futbolista, no en vano forma parte de los activos del club y su cifra de mercado es muy importante.

Sea como fuere, mi reprimenda pública a los medios dedicados a informar sobre fútbol, o deporte en general, es que en esta ocasión el futbolista Benzema no debiera ocupar ni una línea, ni un comentario, porque la noticia que le afecta sería motivo de tratamiento en las crónicas de sucesos, nunca en la información deportiva. Por otra parte, el personaje ya acumula excesos personales relacionados con accidentes automovilísticos y algún que otro suceso judicial relacionado con relaciones indeseadas con mujeres públicas. 

Pero, visto lo visto, el Real Madrid debiera plantearse a futuro una tutoría personal a Benzema que le ayudaría a mejorar sus comportamientos personales. De paso, hacerle ver la responsabilidad social por cuanto no parece tener claras sus obligaciones con el club como sería no meterse en actuaciones que trascienden al mundo futbolístico y debiera ejercer un ejemplo, un modelo para la juventud y los niños. Por lo tanto, el Real Madrid está tardando demasiado en actuar de manera eficaz con Benzema, se habría evitado comunicados como el que acaba de emitir.

Estas situaciones extra futbolísticas también vienen afectando a otros jugadores, Cristiano fue protagonista (Cuando dejó a su anterior novia); a Messi, Mascherano y Neymar (Incidencias con Hacienda); o cualquier otro jugador que en el desempeño de su libertad personal tenga que ser señalado en las páginas o secciones deportivas de los medios. Estos participan en debates ficticios que minoran su credibilidad, su auténtica misión, se convierten en “salsa rosa” que dijo una vez el mister Irureta. Crítica similar a la que vengo comentando cuando en las páginas de internet, la prensa deportiva abusa de mostrar más de quince noticias con señoritas que se exhiben con muy poca ropa… ¿Información deportiva…? ¿En que se diferencia, por tanto, As, Marca, A Bola, etc., con Interviu, PlayBoy, etc.?

Hay partidos y competiciones diversas, futbolistas y entrenadores con los que disfrutar del fútbol,informaciones suficientes para que el hecho deportivo sea puesto a contribución de los numerosos aficionados, sin recurrir a “sucesos” alejados del deporte con los que se está alimentando, indeseablemente, al público consumidor de este tipo de prensa. Maneras de jugar, entrenarse, pensamientos y reflexiones de los protagonistas, etc. Un mundo poco explorado que está dando lugar, sin embargo, a lo estrambótico de los deportistas…  Del mismo modo que se sigue informando con pelos y señales acerca del “payaseo” de varios jugadores del Barça disfrazados con caretas, las parejas de futbolistas que van a ser mamás, las hijas de entrenadores que dejan al aire sus atributos mamarios, etc. Basura alejada del fútbol…

Y percibo que esa línea va "in crescendo", hasta los más ortodoxos han entrado en ese túnel sin fondo, para mí un pozo de chicle en el que quieren que todos nos rebozemos... Ahora sí que me gustaría ser simplista: "Fútbol es fútbol..."

Salamanca, 6 de noviembre de 2015.