"Las reglas del emperador". (9) Alex Ferguson.

 de MAROGAR .  artículo leído 188 veces

“No hay que dejar pasar demasiado tiempo sin fichar. Esto crea un exceso de comodidad”. (Alex Ferguson).

Según I.F.F.H.S, fue “El Mejor Director Técnico de la Historia” en 2010. Y la F.I.F.A. le dio el premio “Distinción Presidencia” por “su contribución superlativa al fútbol sin perseguir con ella el propio protagonismo”. Alex Ferguson ejerció durante 26 temporadas en el Manchester United, un ejemplo de difícil seguimiento en estos tiempos. Estableció “centros de excelencia” para jóvenes promesas y reclutó ojeadores para detectar talentos, justo cuando la cultura predominante era que “no se podía ganar nada con niños”. Se centró en construir un club y no un equipo, sin duda un enfoque muy responsable que no resulta moneda común. Todo aquel proceso de desarrollo de talento supuso la exclusión de veteranos leales aunque nunca renunció a sus prioridades…

“Si te rindes una vez, te rendirás dos veces”, repetía Ferguson. Procuró un sentido ético del trabajo y del esfuerzo que trascendía, precisamente esa actitud la exigía a las “estrellas” prioritariamente. Siempre sin perder el control, los estándares y normas no cumplidas daba lugar a expulsiones. Lo más importante era la visión del club a largo plazo, de hecho siempre pensó que cuando un entrenador es cambiado se concede un gran poder a los jugadores… Siempre enfatizaba sobre los puntos positivos, sobre todo cuando se perdía; si los malos resultados eran consecuencia de no haberse esforzado lo suficiente, se señalaban los errores cometidos nada más terminar el juego. En las charlas previas al partido se hablaba de expectativas, de posibilidades, de confianza, de la importancia de la ética en el trabajo y del carácter deseable para su equipo. Hasta se preparaban los partidos para ganarlos fuera del límite horario, arriesgando con perseverancia…

Incorporó a otros especialistas en el fútbol con el objetivo de apoyar a los jugadores y entrenadores: Oftalmólogos, instructores de yoga, centro médico para tratar distintas patologías que pudieran padecer sus jugadores, etc. Pero, sobre todo, supo gestionar siempre los cambios, el mantenimiento de la confianza en los colaboradores y la búsqueda permanente de nuevos caminos…

He aquí algunas reflexiones de Sir Alex:

** “Los jugadores de hoy no se parecen a los de hace 25 años. Mentalmente, no son igual de fuertes que antes porque se han criado en un entorno más fácil. Les encanta pensar que vienen de la clase obrera, pero no es la clase obrera que yo conocí”.

** “Para ganar un partido lo más fácil sigue siendo tener el balón”.

** “Hay 18 jugadores con los que uno parte a la guerra, pero se crean vínculos de confianza. Es como la familia. Puede ocurrir que uno pierda la lucidez necesaria para juzgar el valor de un jugador. Es un gran peligro”.

** “Hay que adaptarse, organizar estos egos, estas personalidades y motivar a quienes lo tienen todo. Esta parte del trabajo es esencial”.

** “La concentración siempre ha sido un mensaje importante en mi discurso. Cuando los jugadores salen del vestuario, siempre es lo último de lo que les hablo. El fútbol es cada vez más un ajedrez y en el ajedrez, si pierdes un segundo la concentración, estás muerto”.

** “No acepto que regale balones al contrario por su manera de jugar”. (Sobre Cristiano Ronaldo).

**  “Cristiano Ronaldo es el mejor jugador del mundo muy por delante de Messi y Kaká”.

** “Él es un maldito gran jugador, y vosotros unos malditos idiotas”. (Sobre las críticas de la prensa a Verón).

** “Sólo el Barça planta cara al fútbol inglés”.

** “Yo no pido a los delanteros que defiendan, pero lo hacen”.

** “Jock Stein (ex entrenador del Celtic y de Escocia) era un genio, tan adelantado a su época… Cuando vio que los balones habían cambiado, que se habían vuelto más ligeros y que los tiros iban más rápidos, ¡inventó la barrera en los saques de falta!”.

** “Creo que José Mourinho tiene un lado travieso. Disfruta con la batalla psicológica. Sé que es un tío muy listo, pero prefiero dejarle en paz y que haga lo que quiera siempre que me traiga una buena botella de vino”.

Ferguson se jubiló a tiempo aunque no acertó en la implantación de su sucesor. Un modelo a seguir, irrepetible. Ya aprendimos en “Las reglas del emperador” que Taizong preguntó a sus ministros: “¿Qué es más difícil: fundar una dinastía o preservarla?”.

Salamanca, 16 de julio de 2017.