"Las reglas del emperador". (2) Marinus Michels.

 de MAROGAR .  artículo leído 138 veces

“Cuando ya eres un líder, el éxito consiste en hacer crecer a los demás”. (Jack Welch).

            El creador del “Fútbol Pressing”, una de las mejores ideas contemporáneas del fútbol, nació en Amstercam en 1928.  Se le conoció como “El General”, lo más parecido a un “emperador”; otras veces fue “Míster Mármol”. Con Michels la Selección holandesa fue subcampeón del Mundo en 1974, aunque sus ideas fueron más profundas que sus éxitos porque no ganó muchos títulos. Michels ha sido para mí una fuente de conocimiento del fútbol, muchos entrenadores bebimos de sus fuentes, captamos sus ideas y pusimos en práctica algunas acciones contando siempre con los jugadores. Con Michels un defensa derecho era capaz de jugar de puntero derecho y, a su vez, un puntero podría jugar de marcador derecho. El periodismo bautizó la idea como “Fútbol Total” y a la Selección Holandesa del 74 la denominaron “Naranja Mecánica”. Del mismo modo, dejó una estela singular en el Barcelona que fue germinando hasta que años más tarde Cruyff implantó su idea avanzada que continuó Guardiola y otros que le siguieron incluida la Selección española del 2008 con Luis Aragonés; y 2010-2012 con Vicente del Bosque… Sin olvidarnos que el estilo era la simbiosis de una idea desarrollada con futbolistas que entendían ese juego…

            Se cuentan algunas anécdotas ilustrativas de Michels como aquella que uno de sus jugadores vino a decirle: “Sabe, Rinus, el partido pasado el 9 de ellos corrió 13 kilómetros”. Michels se mantuvo en silencio y le dijo: “ ¡Qué mal debe haber jugado para correr tanto ”. En otra ocasión visitó el vestuario de un equipo juvenil del Ajax mientras que Aron Winter, su entrenador, les daba una charla a sus jugadores. Michels recordó a Winter que “debió haberles recordado que en el Ajax se defiende hacia delante y que sus jugadores, cuando perdían la pelota, retrocedían… Eso era lo más importante y no se lo dijiste, tenlo en cuenta para la próxima vez”. El mismo Arrigo Sachi escribió en su libro “Fútbol total” que el mismo Michels le dijo: “Vosotros, los italianos, sois extraños, enseñáis la técnica separada del juego. Nosotros enseñamos cómo debe ser en el partido. Sería como enseñar a nadar poniendo a los futbolistas sobre una mesa y explicándoles que deben alternar el movimiento de los pies y de las manos. Nosotros los echamos al agua”.

            En la Enciclopedia Mundial de Fútbol, Editorial Océano, tomo 4, escribe Michels algunas de sus sabidurías:

1.- Movilidad constante de cada hombre, aún sin jugar la pelota. Tanto en juego defensivo como en juego de ataque. El empleo de esta estrategia, cambiando posiciones de atrás hacia delante, y viceversa, se automatizó y logró una gran eficacia.
2.- Unir y sincronizar todas las acciones desde atrás hacia delante y al revés, para mantener un campo operacional reducido al máximo. ¿Por qué?

a). Para ganar espacio hacia delante y forzar a los delanteros contrarios a regresar a los delanteros contrarios a regresar a sus líneas.

b). Para conceder al rival poco espacio para jugar libremente, y así favorecer un marcaje más individual y más eficaz, singularmente en el medio campo.

c). Para crear con este juego posicional en movimiento las mejores condiciones para mantener la iniciativa, que es la base del fútbol ofensivo.

Esta estrategia permite las salidas rápidas y masivas de la defensa, con los despejes largos y claros. Este es un sistema tan espectacular como arriesgado, ya que deja a los contrarios en constante fuera de juego, al tiempo que no permite a la defensa adversaria organizarse debidamente ante el peligroso alud que, inopinadamente, se le presenta.

3.- Apurar al contrario, especialmente cuando se actúa en casa, jugando el “forcingchecking” para obtener mayor empuje ofensivo

      Michels revitalizó la idea de fútbol dinámico, atlético, técnico, táctico y globalizado, sus equipos siempre atacaban incluso cuando no tenían el balón… Insistiendo: “…un acosar sin tregua ni respiro al adversario para recuperar la posesión del balón, y no ceder a ningún precio la iniciativa del ataque al contrincante…” Su idea de “forcing checking” o lo que es lo mismo, “defender/atacar, redoblar el ataque, atacar y volver a atacar…” Para ello, creó patrones y métodos que mejorasen los modelos de juego, fue un gran reformador del fútbol. Sus equipos jugaban en bloque, presionando a partir de la pérdida de pelota, incluyendo permanentes cambios de posición y funciones, rotaciones dinámicas, preparación física exhaustiva, espíritu de lucha indomable… La presión en estampida hacia delante presionando al hombre-balón del equipo contrario necesitaba de una total implicación incluida la del portero hasta apoderarse del balón… Algunos equivocaron estas acciones con el “achique de espacios” pero éste era un subproducto de la presión hacia delante en busca del balón…

       “Un gobernante inteligente se relaciona con personas sabias y aprovecha toda su sabiduría, para que nunca le falte a él mismo…” (Han Feizi en “Las reglas del emperador” de Chinghua Tang).

            Salamanca, 18 de junio de 2017.