"La modernidad líquida" para evolucionar la Liga 2016/17.

 de MAROGAR .  artículo leído 240 veces

“Hoy la cultura no consiste en prohibiciones sino en ofertas, no consiste en normas sino en propuestas… la cultura hoy se ocupa de ofrecer tentaciones y establecer atracciones, con seducción y señuelos en lugar de reglamentos, con relaciones públicas en lugar de supervisión policial: produciendo, sembrando y plantando nuevos deseos y necesidades en lugar de imponer el deber.” (Zygmunt Bauman).

El sociólogo Zygmunt Bauman es el padre del concepto “modernidad sólida” y “modernidad líquida”, establece relaciones entre la sociedad sólida (seguridad, contenidos, valores) y la sociedad líquida (movilidad, incertidumbre, relatividad de valores). El fútbol actual debe adaptarse urgentemente a esa “modernidad líquida”, eso sí aceptando dos cuestiones fundamentales: Modificar la realidad y comprender que la vía del cambio es la única posible. Todavía no se entiende que el rendimiento de un futbolista, de un equipo, es transitorio y sujeto a cambios permanentes. Aceptando que “La precariedad de los vínculos humanos en una sociedad individualista y privatizada, marcada por el carácter volátil de sus relaciones”. Pero así ocurre en otras situaciones de la vida porque “Surfeamos en las olas de una sociedad líquida siempre cambiante, incierta, cada vez más imprevisible…”

Alemania fue “Campeona del Mundo” en 2014 y eliminada en el “Europeo 2016; en esta misma competición, España jugó los dos primeros partidos a un nivel superior y la mayoría aventurábamos un triunfo indudable. ¿Por qué no ocurrió asi…? A Del Bosque incluso se le criticó por repetir el equipo titular y no haber realizado rotaciones cuando ya es lo habitual. Las claves de la “modernidad líquida” se apoderan también del fútbol: modernidad, individualismo, sociedad, miedo, humano, ética, posmodernidad, globalización… Una muestra más, José Mourinho lo ganaba “todo” durante los últimos años, en diversos equipos, en diversos países. De pronto dejó de ganar y fue excepcional que nunca encontró las claves para superar los defectos patentes. ¿Un entrenador tan competente sin soluciones? Quizás su estilo coercitivo, quizás su exigencia “borde” incluso con las “figuras”, quizás los jugadores acaban cansados mentalmente de su autoridad. Pero no dejan de ser conjeturas…

“La incertidumbre en que vivimos se corresponde a transformaciones como el debilitamiento de los sistemas de seguridad que protegían al individuo y la renuncia a la planificación de largo plazo: el olvido y el desarraigo afectivo se presentan como condición del éxito”. Los entrenadores ya buscan el resultado inmediato porque las pretemporadas se pliegan a los intereses comerciales de los clubes. Los futbolistas rotan de equipo con excesiva frecuencia, siempre al mejor postor y es muy difícil mantener una planificación a medio plazo. Pongamos por ejemplo el Sevilla, consiguió éxitos en Europa comprando barato y vendiendo caro. Esta temporada apareció el argentino Sampaoli con nuevas ideas y mucho fichaje “americano” al gusto del mister pero, de nuevo, la incertidumbre. Como señala Bauman, “existe miedo a establecer relaciones duraderas y a la fragilidad de los lazos solidarios que parecen depender solamente de los beneficios que generan”.

Nos sigue faltando perspectiva: “Esta nueva insensibilidad exige a los individuos flexibilidad, fragmentación y compartimentación de intereses y afectos, se debe estar siempre bien dispuesto a cambiar de tácticas, a abandonar compromisos y lealtades”. Tomemos la figura de Ferguson que permaneció más de 25 años en el Manchester United y en los 7 primeros años no ganó nada; después de su jubilación, hace unos 3 años, su equipo de siempre ya tuvo 3 entrenadores entre otras cosas porque los conceptos de lealtad ya no funcionan ni siquiera en el fútbol inglés…  ¿Quién se encarga de transmitir cultura en un club de fútbol en esta “modernidad líquida” tan inestable…? ¿Será necesario jerarquizar un núcleo duro en las Sociedades futbolísticas que mantenga las esencias…? ¿Si no se gana es que no hay manera de generar ninguna otra cultura…? El sociólogo nos ilustra para que reflexionemos ampliamente para enfocar, abiertamente, esta Liga 2016/2017 que ahora empieza…

Salamanca, 14 agosto de 2016