Juegos florales en el fútbol...

 de MAROGAR .  artículo leído 1714 veces

Las semifinales de la Copa del Rey han quedado configuradas: Barcelona-Valencia y Sevilla-Celta. En torno a los días 10 y 11 de febrero se sabrán los finalistas para el 21 de mayo, aún por decidir el lugar. Por supuesto, la sorpresa fue la eliminación del Atlético de Madrid lo que aportaría un posible escenario muy apetitoso, el Vicente Calderón. Es un dato objetivo que el Barcelona ganó cuatro eliminatorias en su trayectoria de encuentros con el Valencia (1942; 63; 90; y 2012) y éste triunfó en dos (1949; 2008) de las seis jugadas entre ambos. Como quiera que sea, el Sevilla-Celta será una excelente eliminatoria porque los gallegos juegan muy bien al fútbol y el Sevilla tiene muchas alternativas de jugadores aunque no acaban de definirse en su estilo, salvo la fortaleza física que ha venido demostrando, sobre todo en el partido que jugó recientemente en el campo del Atlético de Madrid. empatándolo. Este equipo puede haber entrado en “crisis” (de las de ahora) por esta derrota, que ha coincidido con otro asunto singular como es la de que Torres continúe o no en este equipo. Precisamente por este asunto han comenzado algunas discrepancias sobre el criterio de Simeone. Y algunos medios, en su afán propagandístico que le suma audiencias, ya ha planteado la disyuntiva interesada: ¿Simeone o Torres? Este fin de semana, día 30, jugarán los Atléticos en Barcelona el partido de Liga. Si el Atlético vuelve a perder, a pesar de que se enfrentan al Barcelona como líder, podremos observar si el ambiente interno actual del Atlético de Madrid es sólido y, por tanto, el cuestionamiento negativo de Simeone no avanza por la brecha abierta por el asunto de Torres… Muchas de estas cuestiones forman parte de “La Opinática” futbolística que están sujetas a confirmación con datos objetivos; o se quedan en meras elucubraciones teóricas… Hasta ahora, tanto Simeone como el Atlético, están inmersos en unos agradables “Juegos florales” que no suelen darse en el fútbol…

En el último mes, toda la parafernalia informativa se ha basado en “lo bueno” que es el francés Zinedine Zidane (Como futbolista); y, por el contrario, Benítez pasó a ser “el hombre del saco” (Él no fue un futbolista notable)… El diario Marca, 19.enero.2016 informaba: “El estado de optimismo está cerca de ser declarado. El calendario ha sido benévolo con Zidane, un partido por semana y ante rivales de la zona templada o baja de la tabla. Para que estalle la euforia faltan victorias inapelables contra rivales de enjundia… Mientras van cayendo hojas del calendario, Zizou aprovecha las jornadas en Valdebebas para ir construyendo ese equipo campeón que sueña el madridismo. Sus ideas convencen a los jugadores. Serán ellos los que deben culminar la obra. El cambio de patrón les ha devuelto la efervescencia. “Nos da mucha libertad en el campo”, dice un jugador”. Un caldo de cultivo al que los futbolistas madridistas se han apuntado con efusividad. Y empiezan las enojosas comparaciones para alabar a uno y vilipendiar a otro: “… en contraposición con Benítez, ha ayudado a que el jugador exprese su talento sin cortapisas, olvidando incluso los consejos de cómo golpear el balón, si con el exterior o el interior. Un laissez faire que conecta con el método Ancelotti. Órdenes “cortitas y al pie”, sin aburrir al jugador. Zidane no abruma al futbolista con un carrusel de mandamientos durante el partido, como sí hacía su predecesor, hasta el punto de que los jugadores respiraban cuando había cambio de campo y no jugaban en la banda de los banquillos”. Con todos los posibles defectos de Benítez, no se respeta su trayectoria como entrenador…

“La ascendencia de Zidane sobre el grupo se manifiesta de distintas maneras. Nadie se atreve ya a reírse en mitad de una charla, como llegó a suceder con Benítez. Más allá de feos como este, el respeto que impone como jugador - su carrera como entrenador se encuentra apenas en la primera curva - conlleva que decisiones que anteriormente eran gasolina para medios y afición, como la suplencia de James, ahora no se ponen en tela de juicio, ni siquiera desde el propio club”. O sea, Benítez tenía razón antes pero nadie se lo reconoció. Ya quedó apuntado por mi parte que James llevaba 70 sesiones menos de entrenamiento que sus compañeros y tenía un déficit de condición física.

“Los entrenamientos no se interrumpen repetidamente… Esas pausas agotaban a los futbolistas. Desde Valdebebas se señala que los entrenamientos de Zidane son incluso más largos e intensos que con Rafa y sin embargo el grupo está encantado, a pesar de que estas semanas supondrán un trabajo extra de carga sin balón. que no suele ser del gusto del futbolista. Su estilo de juego encaja con lo que quiere el grupo. Siempre al ataque, sin echarse para atrás ni especular, una de las quejas más recurrentes de los capos de la caseta en las noches más oscuras de la corta etapa de Benítez… Las líneas maestras de Zidane son claras: el equipo junto, posicionado arriba y presión alta tras pérdida. Nada de recular”. El articulista lo asegura, en ese vestuario “hay capos”… ¡Seguramente los mismos que consiguieron la destitución de Benítez! ¿Este estilo es mafioso…?

Hace unos días lo señalé, el Coruña lanzó 4 saques de esquina cortos, con dos delanteros frente a un defensor del R. Madrid en este caso Marcelo. Y nadie corrigió este desastre táctico, ni los futbolistas ni el entrenador… ¿Lo hubiera permitido Benítez…? Lamentable carencia de criterio. “… cuando habla (Z.Z) todo el mundo quiere absorber lo que dice… es muy convincente cuando habla con nosotros”, señala Modric. Y siguen los parabienes: “Se le ve cómodo hasta en las ruedas de prensa… Más allá de que el periodismo, por ahora, le está dando unas semanas de gracia, Zidane comparece sonriente, relajado, incluso cómplice en la sala de prensa… Emite una imagen alejada de la tensión y la crispación. Es el flechazo de Zizou”.

Por tanto, los hechos seguirán determinando las visiones objetivas, o no, de los aficionados o medios de comunicación…

Salamanca, 29 de enero de 2015