Fútbol... ¿todo está en los números?

 de MAROGAR .  artículo leído 158 veces

“Para cada problema complejo hay una respuesta que es clara, simple y errónea…” (H. L. Mencken)

            Ya comenté no hace tanto sobre el libro “Fútbol y matemáticas” escrito por David Sumpter, es interesantísimo el conjunto de comentarios y capítulos desarrollados. Pero no soy capaz de encontrar claves matemáticas que permitan desarrollos trascendentes del fútbol por parte de entrenadores y futbolistas. Me he encontrado otro ensayo a los pocos meses,  “Todo está en los números”, de Claudi Alsina, habrá que analizarlo por si conectan todas las reflexiones. En ningún caso me gustan las estadísticas para sacar conclusiones definitivas, se mal utilizan las relaciones “causa-efecto” o el “efecto-causa”, sea como fuere lo que se pretende es tener razón siempre. “Nuestro destino no es nunca un lugar, sino una nueva manera de ver las cosas”. (Henry Miller).

            Entre las reflexiones de Claudi Alsina, quiero apoyarme (con perdón anticipado) en esta reflexión: “En el siglo de oro español, Quevedo sentenció, con su espíritu vitriólico: “Todos los que parecen estúpidos lo son y, además, también lo son la mitad de los que no lo parecen”. Si esto nos deja un porcentaje de un 25% de personas inteligentes, en la obra de 1934 “Una breve introducción a la historia de la estupidez humana”, Walter B. Pitkin estima que “cuatro de cada cinco personajes son lo suficientemente estúpidos para ser calificados de “estúpidos”. Esta generalización, sin embargo, no está aplicándose al mundo del fútbol, afortunadamente. Pero es una realidad que tendemos a subestimar a los aficionados que no piensan igual que yo; incluso los “enemigos” del Barcelona aseguran que “Messi tiene cara de bobo”. ¿Un genio con cara de bobo? Por eso me gusta la máxima del libro “Todo está en los números” que asegura por voz del filósofo Bertrand Russell: “El problema de la humanidad es que los estúpidos están seguros de todo, y las personas inteligentes están llenas de dudas”. Sinceramente, queremos seguir vanagloriándonos de las dudas…

            Ayer ganó el Real Madrid por 4-1 al Celta de Vigo, y aseguró una gran parte del final de Liga que sucederá el próximo domingo. Curiosamente, al tener que sacar al menos un punto el Real Madrid para garantizarse la Liga, todos hemos focalizado sobre el Málaga de Michel. Incluso se ha estado especulando sobre el comportamiento deportivo del ex madridista para el próximo partido. Se han jugado 37 partidos de esta Liga, el Real saca ahora 3 puntos al Barcelona y 15 al Atlético de Madrid. Los barcelonistas juegan en Nou Camp contra Eibar y se le supone la victoria con la que, de perder el Real Madrid, ganarían esta Liga 2016/17. Es curioso, el Málaga ganó no hace tanto por 2-0 al Barcelona y ahora es el juez contra el Real Madrid. De 38 partidos de Liga, en 2 partidos en Málaga se pueden sacar conclusiones definitivas cuando el resto de la Liga fue muy intenso.  

El escritor Michael Lewis publicó el libro “Deshaciendo errores” y nos ayuda a reflexionar asuntos comunes… “Hay gente que defiende una forma diferente de hacer juicios y tomar decisiones que es mejor que la vieja, pero sabe que es insatisfactoria porque reconoce las incertidumbres, reconoce que nadie lo sabe todo y que aunque todo se haga lo mejor posible se van a cometer errores a veces. Eso se enfrenta a gente que dice: yo sé, tengo razón, sígueme. Esa certeza da mucha tranquilidad a la gente… La típica respuesta humana sobre la incertidumbre se ve claramente en los deportes. Después de que un equipo ha ganado y el otro ha perdido, independientemente de cómo haya sucedido, la gente empieza a crear narrativas para explicarlo. Escuchándoles, lo que ha sucedido parece previsible, aunque antes de que pasase fuesen incapaces de predecir el resultado. Creo que como especie estamos mejorando en la tolerancia a la incertidumbre, pero necesitamos mejorar más rápido”.

Es curioso que equipos como Atlético de Madrid o Sevilla tengan una imagen excelente en el comportamiento deportivo de esta Liga. Y el Atlético de Simeone está a 15 puntos del Real aunque en el recordatorio generalista pudiera parecer que lo hizo mejor que el Real; y el Sevilla de Sampaoli tres cuartos de lo mismo, incluso con 21 puntos. Todo un mundo de puntos, que no han cubierto mis permanentes expectativas de que la Liga española disponga de al menos seis equipos que disputen el título casi hasta la última jornada. En el libro anteriormente citado, se da la opinión de Amos Tversky sobre los historiadores, cuando afirma que “todo lo que sabemos sobre la historia son básicamente mentiras”. Quizás no de todos, pero me quedo con esta otra conclusión: “Una de las cosas que hace la historia es explicar sucesos como si, sabiendo todo lo que sabe el historiador ahora, podría haber predicho lo que pasó. Pero la verdad es que hay una gran cantidad de azar en la vida y gran parte de lo que sucedió en la historia y sucede en nuestra vida es impredecible”. ¿Alguna vez los números, las matemáticas, pueden anticipar hechos y sucesos…? Pues no, el desenlace final de la Liga 2016/17 requiere que los partidos Málaga-Real Madrid y Barcelona-Eibar se jueguen con naturalidad y sin sacar conclusiones anticipadas… Entonces, al final, “todo estará en los números”.

Salamanca, 18 de mayo de 2017.