Fútbol indescifrable...

 de MAROGAR .  artículo leído 152 veces

** Indescifrable es el fútbol cuando, con los mismos futbolistas, la misma táctica, las mismas expectativas y objetivos, un equipo gana al contendiente un domingo cualquiera con absoluta solvencia y, a la vuelta, sin modificaciones en aquella propuesta inicial ganadora, en esta segunda ocasión acaba perdiendo con estrépito.

** Indescifrable es el fútbol si el árbitro pita siempre a favor del jugador que acaba en el suelo, salvo en las áreas de penalti, mientras que no se ponderan otros matices singulares en las acciones del juego.

** Indescifrable es el fútbol cuando, en la mayoría de los partidos, un defensa central juega la pelota a un lateral y éste, sin marcaje próximo, se la devuelve rutinariamente al mismo que se la entregó. Este central, de nuevo, se la da al otro central para que éste cambie la orientación del juego enviándosela al lateral de la otra banda, burocráticamente. Mientras, el contrario espera plácidamente ocupando zonas y posiciones fijas a la espera de que el juego se desarrolle con mayor agresividad. Las acciones anteriores solo sirven para contabilizar tiempos inútiles consumidos, posesión de pelota sin avances ni de un metro, sin traspasar líneas, sin obtención de espacios útiles nuevos, sin desmarques positivos… ¿Quién me descifra la utilidad de estos movimientos de coreografía futbolística?

 ** Indescifrable es el fútbol si un árbitro señala un tiro libre directo porque el balón golpeó la mano/brazo de un futbolista, dentro del área de penalti, sin que el jugador modifique el tránsito de una pelota sin trayectoria de gol... Pero es peor cuando otros árbitros, incluso el mismo juez, pitan cosas distintas ante la misma situación del juego…

** Indescifrable es el fútbol cuando un jugador entorpece el juego echándose encima de la pelota reteniendo el curso del partido es sancionado con libre indirecto y, sin embargo, se permite a los porteros agarrar el balón, tirarse al suelo con el móvil-balón, perder todo el tiempo que quieran, incorporarse lentamente y sacar de puerta con una pérdida acusada de tiempo.

** Indescifrable es el fútbol si los árbitros permiten forcejeos entre jugadores antagonistas, casi violentos, en los saques de esquina. En estas acciones son permitidas cargas violentas, empujones, agarrones, bloqueos, etcétera, que en otras zonas del campo no se permiten nunca ni siquiera en situaciones menos graves.

** Indescifrable es el fútbol si el criterio arbitral incide sobre las coletas de pelo largo de las jugadoras en partidos de féminas, mientras que no se aplica el mismo rigor en los partidos de hombres por cuanto el pelo suelto y abundante puede ser dañino para los contrarios.

** Indescifrable es el fútbol cuando los equipos de bajo presupuesto ganan partidos o campeonatos (Leicester City, 2015/16, en la “Premier” inglesa), superando a otros equipos multimillonarios como Manchester United y Manchester City…

** Indescifrable es el fútbol por la cantidad, excesiva, de normas aclaratorias a las Reglas del juego. Hasta los árbitros emiten escritos confusos, ahora pareciera que la tecnología pudiera resolver todas las confusiones existentes. Aún se echan en falta otros cambios razonables: Alineación de más jugadores en el partido, revisión de las prórrogas actuales que acaban en tandas de penaltis, maneras de jugar más tiempo útil en los partidos, fórmulas para que los mentirosos no rompan la fluidez del juego, modificación del valor de los empates, etc.

** Indescifrable es el fútbol si no se normalizan situaciones y criterios. Para señalar los “fuera de juego” se argumenta que estaba adelantada la nariz, la cabeza, el flequillo, la oreja, la rodilla, etcétera. Lo cual es incoherente porque para señalar penalti se valora la posición de los pies de los atacantes respecto a la línea del área... ¿Por qué no se maneja el mismo argumento para los “fuera de juego”?

** Indescifrable es… el fútbol, a veces parece que su misterio radicase en su incoherencia, convirtiendo un juego simple en complejo.” La vida no es un problema para ser resuelto, es un misterio para ser vivido”.

Salamanca, 14.setiembre. 2017.