Fútbol escéptico.

 de MAROGAR .  artículo leído 141 veces

“Realmente lo que caracteriza a la conducta científica es un cierto escepticismo incluso con relación a nuestras teorías más estimadas”. (Imre Lakatos).

Leo (ElMundo, 2.02.2017), un artículo de Miguel A. Herguedas: “Si tienes dudas, piensa cómo lo harían los Spurs”. Al parecer, es una norma no escrita que circula desde hace años en la NBA cuando van mal las cosas y todos giran la cara hacia la pizarra de Gregg Popovich, técnico destacado del baloncesto más desarrollado del globo. Pop ya contabiliza 1.128 victorias con su equipo y, curiosamente, al llegar a este logro, confesó: “Más que de otra cosa se trata de una cuestión de edad”. También aseguró: “He intentado seguir el modelo de Jerry con los Jazz, porque ellos siguen siendo una franquicia ejemplar”. Respetando más que nadie su legado con cinco anillos en los dedos. Popovich se levantó en Phoenix como mánager general de los Spurs y se acostó como entrenador. Desde entonces, el entrenador luchó contra una legión de escépticos.

Pero la historia se repite permanentemente, no me sorprendió la noticia que seis días después leí en el mismo periódico: “El director técnico del Maccabi Tel Aviv, Jordi Cruyff, está muy satisfecho con el rendimiento de su equipo en el último mes bajo la dirección de su nuevo entrenador. De hecho, le conoce mejor que nadie. Se llama Jordi Cruyff”. En tanto buscaba nuevo entrenador, tomó las riendas del equipo israelí y concretó seis victorias y un empate. ¿Se convertirá en entrenador definitivo como fue el caso de Popovich en la NBA? Jordi aseguró: “Conozco bien a los jugadores. Sé cuáles son sus puntos fuertes y débiles. En este sentido, los conozco mejor que nadie para todo esto es algo que no deseábamos. Es lo que tocó desgraciadamente. Necesitábamos un cambio de rumbo”. Como es lógico, Jordi aclara: “No fue mi ambición destituir al entrenador para ocupar su puesto. No va con los valores y principios que me enseñaron de pequeño. Yo sólo ayudo temporalmente al equipo desde el banquillo sin dejar de pensar en el futuro”. Cruyff, seguramente, no se fijó en Popovich…

Otro entrenador de fútbol para escépticos, Luis Milla, lo expulsaron del Zaragoza por su débil desempeño al menos en resultados (El nuevo entrenador no ha mejorado lo anterior): “Me voy a Indonesia porque el fútbol español es su espejo... Voy a tener la exigencia que conlleva ser seleccionador, pero este primer año me voy a dedicar sobre todo a preparar el Campeonato del Sudeste asiático en categoría Sub22... El fútbol español tiene prestigio en todo el mundo”. (…) “Expuse en una ponencia mi metodología de trabajo, ellos me presentaron otra con cuáles eran sus pretensiones y me emocioné porque eran imágenes de la Selección española en el Campeonato de Europa Sub21 que ganamos en Dinamarca y también de los Juegos. Es evidente que ellos quieren copiarnos” (…) “Son jugadores ágiles, agresivos, rápidos, combativos, fuertes, valientes… tienen un margen de mejora en lo táctico, en el entendimiento del juego, en conectar más con el compañero de cercanía… Están al tanto de lo que ocurre en el fútbol europeo y en el español en particular…”

Hace unos días, el entrenador del Sporting de Gijón, Abelardo, dimitió de su cargo. Asegurando, entre lloros, que “los jugadores están conmigo”. Días después, el secretario técnico sportinguista aseguraba con cierta deslealtad que “el equipo ha mejorado”. El nuevo entrenador Rubi, manifestó que le gusta “manejar un sistema base y otro para poder utilizarlo a lo largo del partido…” Asegurando: “Es el equipo el que tiene que dar a la afición motivos para creer”. Ampliando: “Estoy deseando ver si este equipo tiene en casa más mordiente de la que está mostrando fuera”. Contra costumbre, Abelardo y Rubi se habían reunido para contrastar información con lo que rompieron la pauta tradicional de “poner a caldo” y responsabilizar de todos los males al anterior. Sin duda, fórmulas poco civilizadas que en esta ocasión superaron positivamente.

Karl Heinz Rummenigge, como jefe de la junta directiva del Bayern de Münich, ha pedido a la FIFA que no emprenda cambios drásticos en las reglas del fútbol. Asegurando al “Bild” que “no tenemos que hacer ninguna revolución en las Reglas”, contrarrestando así la opinión de Marco van Basten, director de desarrollo técnico de FIFA, que se hace unas fechas se mostraba dispuesto a 10 cambios fundamentales. Rummenigge, escéptico y muy racional, dijo: “Le aconsejé a Marco que emprenda cualquier cambio con la más alta sensibilidad, pues las personas están acostumbradas al fútbol y a sus reglas”. Otros más escépticos aún aseguraron que las propuestas de Van Basten son una auténtica aberración.

Acabadas las últimas eliminatorias en semifinales de Copa del Rey, han quedado clasificados Barcelona y Alavés y eliminados Atlético de Madrid y Celta de Vigo, respectivamente.  Escepticismo sobre el Estadio que alojará dicha final, Santiago Bernabeu, San Mamés, Nou Camp, Calderón… El clásico pulso en estos días para vender programas y periódicos llenos de “dimes y diretes”. “Una final con 646 millones de diferencia”, se transmite un eslogan para escépticos como condicionando ya el resultado de esta final inédita en la historia. El calendario capcioso (Por engañoso, insidioso, malintencionado, retorcido, artero, caprichoso…) permitirá en la próxima jornada 22 de Liga una confrontación entre Alavés y Barcelona, en Mendizorroza. Pero, ocurra lo que ocurra ahora, no marcará tendencia para la final anunciada. Igual que el resultado del primer partido entre ambos de esta Liga, con victoria de los vitorianos, no garantiza su victoria en este segundo partido programado. Pero el escepticismo no debiera minorar la gran alegría que supone esta clasificación para un Alavés recién ascendido de Segunda División A… ¡Y ahora a esperar confiados!

Salamanca, 9 de febrero de 2017