¿El fútbol es de letras?

 de MAROGAR .  artículo leído 160 veces

“Siempre he creído en los números. En las ecuaciones y la lógica que llevan a la razón. Pero, después de una vida de búsqueda me digo, ¿Qué es la lógica? ¿Quién decide la razón?” (John Nash)

Ya en octubre de 2016 reiteré sobre el fútbol y las matemáticas, en este caso aludo al libro escrito por el experto David Sumpter. Ahora nos ilustra un artículo de Paloma Lorenzo (ElPaís, 5.11.2014) “El fútbol es de letras”: “En EE.UU. se usa la estadística para predecir el béisbol o el baloncesto. Pero en el balompié, quien predice esgrimiendo números se equivoca. ¿Por qué? “

Nate Silver, licenciado en Económicas de 36 años, responsable del blog de predicciones basadas en estadísticas más popular del mundo “Five Thirty Eight”, se propuso un reto singular. Desarrolló un sistema complejo de evaluación matemática (Soccer Power Index – SPI) de los equipos que competían en la “Copa del Mundo de Brasil” y lo utilizó para predecir sobre la marcha el resultado de todos los partidos de la competición. Arrancado el torneo, el método evidenció una eficacia cuestionable. El “FiveThirtyEight” consideró favorito indiscutible para ganar el título con un 65% de posibilidades de derrotar a Alemania en semifinales. Perdió Brasil por 7-1”.

Sin duda, las estadísticas se han comprobado válidas para el béisbol, fútbol americano, rugby o deportes de equipos populares, recurriendo a variables numéricas que los jugadores, entrenadores, aficionados, ojeadores, periodistas o responsables de casas de apuestas tienen muy en cuenta. El fútbol no ha permanecido ajeno a esta tendencia a medir, pesar y cuantificar al detalle hasta lo más anecdótico, intentando desentrañar “claves ocultas”. Pero el modelo de Silver para el fútbol fue un fracaso. Alex Massie, redactor de la revista norteamericana “The New Republic” se mostró un firme detractor de la interpretación estadística del fútbol: “Me parece de una arrogancia formidable pretender que entiendes un juego así de complejo mejor que los propios expertos solo porque se supone que tu modelo de análisis matemático es infalible. Las estadísticas pueden resultar muy útiles, pero solo si sabes interpretarlas. Los números por sí solos, no cuentan toda la verdad”. Reconozco mi propio alivio porque pienso lo mismo… (…)  “¿Qué parte de la verdad no cuentan los números? Según Zeynep Tufekci, socióloga, experta en tecnología y aficionada al fútbol, el método Silver no predijo la estrepitosa derrota de Brasil ante Alemania porque no tuvo en cuenta aspectos como el impacto psicológico de la ausencia de Neymar y Thiago Silva o porque sobrevaloró la fortaleza defensiva de Brasil, que había llegado a semifinales recibiendo muy pocos goles debido, en parte, a arbitrajes favorables, como suele ser habitual con los equipos locales en las Copas del Mundo… La contundencia del resultado se explica también porque Brasil recibió dos goles en los primeros 20 minutos”. También opina el periodista deportivo Axel Torres, “cuando hasta entonces tal vez si estaba jugando peor que Alemania, pero no estaba siendo inferior en aspectos estadísticos relevantes como la posesión del balón o los tiros a puerta. Lo que pasó a partir del segundo gol encajado por los brasileños tiene que ver con factores emocionales con mucho peso en el fútbol pero que ninguna estadística, o al menos ninguna que yo conozca, puede medir con precisión”.

El sistema de Silver no solo falló el resultado “accidental” del Brasil-Alemania sino que fue un fiasco general en otros muchos resultados de eliminatorias. Por el contrario, otro modelo estadístico de Silver aplicado al béisbol tuvo una capacidad predictiva altísima… “Tal vez si habrá que concluir que el fútbol es mucho menos predecible que el béisbol… Puede que se trate del menos predecible de los deportes de equipo”. Así lo corrobora el periodista deportivo británico, Simon Kuper, coautor del ensayo “El fútbol es así”: “Cierto, el fútbol es poco previsible. Y creo que lo es por una razón muy sencilla: los marcadores tienden a ser bajos, lo que hace que cada gol concreto resulte muy valioso y convierte en mucho más probable que el peor equipo acabe ganando gracias a una casualidad afortunada. Además, la ventaja territorial tiene mucha menos importancia que en otros deportes. En rugby o en baloncesto, el equipo que tiene más el balón y pasa más tiempo en campo contrario acaba ganando casi siempre, cosa que en el fútbol no ocurre”. Un último ejemplo fue el reciente partido Real Madrid-Real Sociedad de la Liga española donde los guipuzcoanos no llegaron a marcar ni un solo gol después de poseer la pelota más del 55%. Y en peores circunstancias, el 22 de febrero, jugaron el partido atrasado el Valencia contra Real Madrid, en los 10 primeros minutos los valencianos ganaban 2-0 y los del Real atacaron, dominaron, hasta con un 72% de posesión efectiva que solo les permitió marcar un gol de cabeza, centro de Marcelo y remate de Cristiano. ¿Un 72% de posesión para marcar un solo gol? Es evidente que el fútbol maneja otras claves para jugar y ganar…

Quizás la solución se encuentre en entender la paradoja “Cuanta más información objetiva tenemos sobre fútbol, más nos cuesta entenderlo”, lo que asegura el propio Silver en su ensayo “La señal y el ruido”. Allí se desarrolla la tesis de que el poco valor predictivo de muchos análisis estadísticos se debe a que sus autores no son capaces de distinguir los datos de verdad relevantes en cada caso concreto (la señal) de los que tienen poca o ninguna importancia (el ruido). Conclusiones muy parecidas a las que llega “Moneyball”: “El arte de ganar en un juego injusto”. Su autor, el analista financiero Michael Lewis, repasa en el libro la historia de Billy Beane, manager general de los “Oackland Athletics” de béisbol, un visionario que basó su política de fichajes en un innovador método estadístico de evaluación del rendimiento individual, lo que le permitió contratar por poco dinero a jugadores cuyo enorme potencial había pasado desapercibido al resto de equipos”. Actualmente, el presidente del UCAM Murcia de la Segunda División A española ha puesto en funcionamiento un sistema similar para realizar las observaciones de los equipos contrarios incluso para tenerlo en consideración cuando realice sus propios fichajes…

Salamanca, 23 de febrero de 2017