Datos estadísticos, mitad "Liga 2018/19", señalando tendencias.

22.01.2019 21:36 de MAROGAR .   Vedi letture

“La estadística es una ciencia que demuestra que, si mi vecino tiene dos coches y yo ninguno, los dos tenemos uno”. (G. B. Shaw).

            Si la estadística solo valiera para justificar actuaciones, tanto positivas como negativas, flaco favor le estaríamos haciendo a los números. Éstos deben valer para manejarlos y obtener información que, acumulada, acabará consolidando un mayor conocimiento de la realidad. En concreto, (Marca.com, Felipe Olcina, 18.01.2019) nos ilustra en un artículo pormenorizado. Respecto a tarjetas mostradas, el dominio negativo de “La Liga” española es abrumador, triste mérito, al final de la primera vuelta se han visto un total de 934 tarjetas amarillas (Datos WhoScored) y 36 rojas (2,58 cartulinas por equipo cada jornada), realizando 14,7 faltas. Le seguiría la “Ligue 1” con 13,23 faltas; Italia con 13,09 y la “Bundesliga” con 10,65 faltas, la “Premier” es donde menos faltas se señalan con un promedio de 10,55, por equipo cada fin de semana. Por otra parte, volviendo al capítulo de tarjetas, la “Serie A” se sitúa cerca de España con 2,52 cartulinas por equipo y jornada en Italia; 1,98 en la “Ligue1”; 1,98 en Francia y repiten Alemania e Inglaterra por debajo. Llegando la “Bundesliga” a 1,87 cartulinas, e Inglaterra 1,71 siendo la menos tarjetera.

            Y destaca en España, hasta el momento, el Getafe con 17,7 faltas; 15,4 el Athletic de Bilbao; los que más faltas realizan en las cinco grandes Ligas. Por abundar, en Francia, el Dijon llega a 16,5; Torino 16,2; Caen y Génova el mismo promedio de 14,9, y la Fiorentina con Chievo llegan a 14,8. A partir de ahí, aparecen Rayo Vallecano con 14,6; Español 14,5; Sevilla y Huesca con 14,4; y Alavés llega a 14,3. Aparecería en el último lugar el Toulouse francés con 14,2 faltas por partido. Curiosamente, no aparece rastro ni de la “Premier” ni de la “Bundesliga”, siendo el Bayern y Borussia Dortmund modelos de equipo en esta faceta con un promedio de 8,1 y 8,4, respectivamente. Por debajo de 10 faltas aparecería Borussia Monchengladbach en Alemania, pero es modélico que en Inglaterra figuren hasta seis equipos con menos de 10 faltas como son Chelsea 8,6; Manchester City con 8.7; Bournemouth y Liverpool con 8,8; West Ham llega a 9,2 y Leicester 9,7. De ahí la triste conclusión por cuanto seis de los ocho equipos que más amarillas ven son de “La Liga” española.

            El asunto de la permisividad por faltas destaca de manera negativa en España, por cuanto 10 equipos recibieron al menos 40 tarjetas amarillas por situaciones de falta (Athletic, Getafe, Villarreal, Levante, Huesca, Sevilla, Atlético, Real Sociedad, Rayo y Leganés). En Italia son seis (Chievo, SPAL, Fiorentina, Frosinone, Génova y Sampdoria), llegando a Inglaterra, Francia y Alemania que no tiene ninguno. Por tanto, es de significar que en “La Liga” se mostraron 742 tarjetas por falta, mientras que en la “Premier”, con tres jornadas más hasta la misma fecha, se habían mostrado 187 tarjetas menos por faltas. Lo que confirma las menores interrupciones del fútbol inglés. Son datos para la reflexión y análisis profundo de las situaciones específicas, en concreto en España alargar el tiempo de juego sería un éxito significativo para el próximo lustro. Pero es muy llamativo el cúmulo de tarjetas que los equipos van archivando lo que significa un juego poco leal con el reglamento.

            Alejandro Martín firmó (El País, 18. Enero. 2019) un excelente reportaje aportando unos datos a los que estamos muy poco acostumbrados a valorar. La estadística no es necesaria para conocer el posicionamiento del líder, Barcelona, en esta Liga bastante competida. Sin embargo, creo que no somos conscientes de que el Huesca sea el mejor equipo resolviendo las jugadas a balón parado; o que el Éibar sea el equipo que más tiempo pasa en la cancha contraria; incluso que el Real Betis, líder en posesión de pelota, no llegue a las cotas del Rayo Vallecano en lo que se refiere a constituirse como el conjunto más regateador. Sin duda, estas estadísticas proceden del “big data” de Mediacoach, quienes hacen saltar a la vista del aficionado aquellos datos que no son percibidos de manera regular. Del mismo modo, se confirma que el equipo que juega con la defensa más adelantada, un promedio de 43,8 metros de su portería, es el Éibar, un metro por delante del Barcelona que se coloca en 41,1 metros. Además de sorprendernos con que el 60% del partido lo pasa en campo rival. Toda una estrategia premeditada y creativa, impropio de un equipo de presupuesto escaso pero muy exquisito en sus formas de selección de jugadores y estilo a seguir por un entrenador, Mendilíbar, muy acreditado. Incluso recuperan el balón a 37,2 metros de su portero llegando a una media de 20,9 recuperaciones en campo contrario por partido. Le sigue el Atlético de Madrid que recupera 17,1 balones a 35 metros de Oblack.

         Sorprende el Rayo Vallecano con su promedio de 25,1 regates por partido, siendo positivos un 55%, siendo el tercero en porcentaje de éxito. Tenemos la referencia del Barcelona que promedia 19,7 con un 56% de éxito. Siendo el más efectivo regateando el Atlético de Madrid, 61% de las ocasiones que encara, eso sí, regateando tan solo 15,7 tan solo. Bien es cierto que su éxito puede focalizarse en que es el equipo que más balones recupera yendo al choque, las entradas o robos ascienden a 8,5 por partido, de media, a la vez que es el equipo más difícil de marcarle un gol, evitándolo en un 96,1% de las veces. En otro orden de cosas, señalar que el Huesca ha logrado 17 goles en la primera vuelta con nueve saques de falta, un penalti o un córner. Frente a un 27% de promedio a balón parado, el Huesca suma el 53% de eficacia en dichas acciones, siendo su principal arma ofensiva. Además, de los 36 goles encajados, sólo cinco tienen su origen en una jugada a balón parado, un 13,9% frente al 27% de media en toda la “Liga” española. Para mí, la estadística oficial del fútbol es pobre y no representa demasiado “lo cualitativo” del fútbol siendo evidente que el concepto de “posesión de pelota” debe revisarse con urgencia para medir el control de los equipos en qué partes geográficas del campo.

            Entonces, si los datos clarifican situaciones de los equipos, el fútbol puede resultar más fácil de interpretar, incluso de mejorar. Pero no, la cuestión parece que no es “tan simple como el mecanismo de un botijo” que tanto suele airearse. Pongamos por caso que el Betis domina varias estadísticas sobre todo la mejor tenencia de pelota, una media de 6,2 pases a un ritmo de 15,6 pases por minuto, que solo le superan el Real Madrid y Barcelona. El 10,2% de los pases son en largo, es lógico que se centre mucho más en el juego asociativo, mientras que el Barcelona llega al 8% en sus envíos en largo, y el Real Madrid promedia el 11,3%. Por otra parte, el ritmo de recuperación de pelota es de 2,9 por minuto, en este caso solo lo supera el Éibar. Incluso se despliega a lo ancho del terreno de juego una media de 52,7 metros, un metro más que el Real Madrid. Por tanto, este conjunto de datos resulta información relevante que marca estilos muy concretos, ahora se confirman, quizás ayuden a reflexionar por cuanto ciertas percepciones pasaban antes de puntillas.

         La posesión más baja del campeonato está en la media del 42% para el Getafe. Siendo el equipo que con más frecuencia interrumpe las acciones ofensivas del rival, 24,4 por partido. Dando 327 pases por partido, el 26,9%, basándose en pases largos a sus delanteros. Con ese estilo, marcó 19 goles. También es curioso que el Alavés remonta el 21% de los partidos que se le ponen cuesta arriba. Por otra parte, el Villarreal acaba en un 18,3% los remates y ocasiones de gol pero solo entran un 5,1%. Y sorprende que sea el Valencia quien más peligro crea, habiendo metido 17 goles, entre los cinco conjuntos que más peligro generan se encuentra Éibar, Valencia y Huesca. Este conjunto de informaciones obtenidas marca tendencias del conjunto de equipos, también de sus estilos definidos. El estado de situación puede variar para la segunda vuelta, sobre todo cuando los distintos factores a variar supongan mejoras en las clasificaciones generales, por otra parte necesarias para eludir los puestos de descenso. 

            Si bien, son hitos muy significativos y muy agradecidos que aparezcan en las estadísticas equipos como Éibar, Huesca, Rayo Vallecano, Getafe, etc., todo significa una muestra evidente de que el fútbol no es único y debe jugarse conforme a los medios disponibles, siempre con ideas innovadoras. Y la estadística apuntada abre caminos para futuros análisis y nuevos posicionamientos de entrenadores, jugadores y equipos.

         Salamanca, 22 de enero de 2019.