¿Cómo no voy a querer al fútbol...?

 de MAROGAR .  artículo leído 175 veces

“Tu trabajo va a ocupar gran parte de tu vida, y la única forma de estar realmente satisfecho con lo que haces es haciendo un gran trabajo. Y la única forma de hacer un gran trabajo es amando lo que haces. Si aún no lo encuentras, sigue buscando. No te conformes. Como todos los asuntos del corazón, sabrás cuando lo hayas encontrado”. (Steve Jobs).

** ¿Cómo no voy a querer al fútbol? … Si me permitió conocer amigos entrañables de los que archivé recuerdos imborrables; aquellas espontaneidades con la pelota, acciones increíbles, anécdotas mil con las que tanto disfruté y que siempre me acompañarán… “Nada en el mundo que valga la pena se ha conseguido sin pasión.” (Georg W. F. Hegel)
** ¿Cómo no voy a querer al fútbol? … Si nunca me maleó ni me alejó de las amistades, ni siquiera de los jugadores que reclamaban justicia por no ser titulares, tampoco tenían por qué coincidir con mis propias percepciones de entrenador sujetas a otros valores… “Renueva tus pasiones todos los días.” (Terri Guillemets).
^* ¿Cómo no voy a querer al fútbol? … Si fue mi pasión de niñez, aquello que viví con pleno espíritu amateur que me dio máxima libertad, también me acostumbró a la entrega incondicional, incluso a la aceptación de jefes “bordes” que me llevaron a los límites… “Para ser feliz, lo primero que tienes que hacer es enamorarte de tu trabajo.” (Mary Lauretta).
** ¿Cómo no voy a querer al fútbol? ... Si fue mi escuela particular que me enseñó a relacionarme, a obtener enseñanzas no típicas de las aulas ni del mundo del trabajo, ni siquiera habituales de la familia… Sin duda, con el ludismo del juego acumulé aprendizajes que me ayudaron a mejorar la colaboración y el esfuerzo a cambio de nada… “No tengo ningún talento especial. Sólo soy apasionadamente curioso.” (Albert Einstein).
** ¿Cómo no voy a querer al fútbol? … Si incluso las lesiones sirvieron para endurecerme, para distinguir las propias limitaciones, también para reconocer quién estaba próximo en esas crisis en las que nunca aparecen los manuales de soluciones… “Tu trabajo es descubrir tu trabajo y después entregarte a él con todo tu corazón.” (Buddha).
** ¿Cómo no voy a querer al fútbol? … Si los entrenamientos diarios me predisponían a la superación y a no acogerme a las típicas disculpas infantiles en los momentos negativos, inmerso en las responsabilidades de un deportista entregado a su causa… “Prefiero ser un fracaso en algo que amo que un éxito en algo que odio.” (George Burns).
** ¿Cómo no voy a querer al fútbol? … Si me ayudó a no permanecer expectante, a no vegetar ante los acontecimientos del partido, antes, durante y después; a no “bartolear” a la espera de las soluciones de otros… “La gente piensa que soy disciplinado. No es disciplina, es devoción. Hay una gran diferencia.” (Luciano Pavarotti).
** ¿Cómo no voy a querer al fútbol? … Si un juego tan simple me impregnó del entendimiento de las labores de equipo, cómo fluye la competición, qué representa la derrota o la victoria, cómo debíamos aceptar cada signo específico de los múltiples acontecimientos… “Eres lo que haces. Si haces un trabajo aburrido, estúpido y monótono, lo más probable es que termines siendo aburrido, estúpido y monótono.” (Bob Black).
** ¿Cómo no voy a querer al fútbol?… Si con el fútbol superé muchos “fuera de juego” de la vida; igual que adiviné soluciones en inferioridad; y a su vez, encontré tácticas ocultas con inteligencia y pasión para superar otras inteligencias, otros talentos libres; incluso me ayudó a relativizar las molestas críticas que frustran los ánimos cuando intentan ofender sin más…“Tu propósito te apuntará a la dirección correcta, pero la pasión será lo que te impulse.” (Travis McAshan)
** ¿Cómo no voy a querer al fútbol?… Si todavía sueño, despierto o dormido, con jugadas improvisadas, intuitivas, espectaculares, apoteósicas, en ese estado de apasionamiento desmesurado en el que la mente trasciende la realidad y pone alas a unas piernas cansadas, potenciando los impulsos de un corazón ávido de innovaciones futbolísticas, alentado siempre hacia un fútbol mejor que vamos descubriendo… “Una persona con pasión es mucho mejor que cuarenta interesadas solamente.” (E. M. Forster).
** ¿Cómo no voy a querer al fútbol?… Si gracias a él conocí a personas que repercutieron en mi vida personal, época de partidos televisados en blanco y negro con interferencias redundantes, de Copa de Europa, cuando disfrutábamos y compartíamos gustos y zozobras por nuestros eternos colores que aún prevalecen…  “No hay un final. No hay un principio. Lo único que hay es pasión por la vida.” (Federico Fellini).

Salamanca, 30 de abril de 2017.