¿Cómo encontrar tiempo disponible para entrenar? 2 de 2.

29.12.2018 09:43 de MAROGAR .   Vedi letture

“No preguntes lo que tus compañeros de equipo pueden hacer por ti. Pregúntate qué puedes hacer tú por tus compañeros de equipo”. (Magic Johnson).

            Los tres partidos en siete días, con sus correspondientes desplazamientos, no admiten otras posibilidades que jugar los partidos y recuperar esfuerzos o pequeñas lesiones, mientras que los equipos que juegan solo los domingos tienen ventajas prácticas para rendir a tope en el partido y mejorando cualidades básicas en los entrenamientos semanales. Por eso, en los grandes equipos, es difícil que los jugadores jueguen la mayoría de los partidos sin dolores musculares o alguna rémora física, consecuencia de la sucesión de partidos y entrenamientos reducidos. Y esa es la cuestión, que en el fútbol aparezcan los entrenadores Von Karajan y otros similares, con la facultad de ensayar todo aquello de lo que se quiere progresar. Una opción futura sería que los Reglamentos se adapten, también, para ocupar en el partido a 18 jugadores efectivos y que actualmente permanecen en el banquillo demasiados jugadores sin utilizar, y esa posibilidad de que jueguen el partido más futbolistas se conseguiría una menor saturación de esfuerzos físicos que en la actualidad, lo que reduciría lesiones por estrés y cansancio, no digamos en aquellas temporadas a continuación de “Europeos”, “Mundiales”, u otros “Campeonatos internacionales”. Todo ello permitiría mejores rendimientos en general. Todas las mejoras podrían añadir tiempo para un mejor entrenamiento de los equipos.

             Un ejemplo típico de estas sobrecargas de partidos y viajes es el Real Madrid, que ganó en Abu Dabi en el mes de diciembre. En esta ocasión, después del cese de Lopetegui como entrenador que inició esta temporada y fue sustituido por Solari que llevaba 54 días en el cargo. El equipo blanco es campeón de Europa durante caso 1.000 días. En esta ocasión ganó primero al Kashima y en la final al anfitrión Al Ain, equipo que había eliminado a River Plate en semifinales. La cuenta resulta sencilla, el Real Madrid suma tres “Copas Intercontinentales (1960, 1998 y 2002), más cuatro “Mundiales de Clubes” (2014, 2016, 2017 y 2018). Por tanto, líder en consecución de este tipo de títulos. Por todo ello, el Real Madrid tuvo que aplazar partidos de la Liga nacional que, posteriormente, tendrá que jugarlos en una nueva concentración de partidos y entrenamientos recuperadores en 2019. Un ejemplo paradigmático esta resultando el del Manchester City de Guardiola, alguna crónica asegura que (Juan C. Cudeiro, ElPais,27.12.2018) “Guardiola busca soluciones”. Y es que ha perdido tres partidos en cuatro jornadas, tantos como en 61 anteriores de la “Premier”, muy cerca de enfrentarse al Liverpool que le aventaja en 7 puntos. “Tengo que reflexionar y pensar que necesita el equipo y saber como puedo ayudar a mis jugadores”, dice Pep. Ocurre muchas veces, en la derrota se acostumbra a reparar en quien no está, ahora se acuerdan de Fernandinho, un jugador sin recambio que está jugando con 34 años. Guardiola decidió llamar al campo de entrenamiento a sus jugadores cuando tenían previsto una jornada de descanso, justo la víspera de Navidad. Y, lógicamente, ante las dudas no hay dudas porque el City redoblará la apuesta y buscará, una vez más, soluciones con el balón. Señal de que antes no las ha encontrado en una “Premier” de las más exigentes…

             Perarnau asegura que los equipos “compiten cada vez mejor pese a jugar cada vez peor”. Ahora bien, estamos en el debate necesario para encontrar mayores tiempos disponibles para entrenar mejor, aunque siempre se dijo “que la mejor escuela es la competición”, lo que aparenta una contradicción. Asegurando que todos estamos de acuerdo en que los entrenamientos no pueden sustituirse si se trata de encontrar las enseñanzas necesarias y pausadas que todo individuo o colectivo precisan. Perarnau apunta algo muy metafórico: 1. Las balas de fogueo para los entrenamientos y no para la competición (“Los experimentos con gaseosa”, dicen los pragmáticos. 2. Las secuelas físico-emocionales se presentan en los partidos y no en los entrenamientos sobre todo a la hora del fallo (En los entrenamientos no hay público que te pite o abuchee). 3. Absorber conocimiento después de una victoria es difícil. (Todas las actuaciones rompedoras se posponen para momentos de derrota). Así que, a pesar de que la competición siempre pone en forma a los futbolistas mucho más rápido que los entrenamientos, igual que también aceleran las pérdidas de forma, Y a lo que no están dispuestos los equipos es a que sus jugadores mejoren a base de derrotas. Juan M. Lillo decía que “Todo aquello perteneciente al modelo de juego que se va modelando en la batalla de cada partido ocurre más por obediencia de las instrucciones recibidas que por auténtico aprendizaje”. 

             Y quiero transcribir lo que yo creo es la madre del cordero: “El siglo XXI se ha distinguido por la recuperación de ideas pretéritas que han sufrido un “aggiornamento” revitalizador, siendo muy escasas las verdaderas innovaciones. Los mejores entrenadores actuales han sido muy hábiles en rescatar antiguas ideas e implantarlas en los nuevos contextos físicos, técnicos, logísticos y competitivos, pero la innovación futbolística está muy lejos del flujo caudaloso que existió el pasado siglo”. Del mismo modo, Perarnau recuerda que Pep Guardiola dijo ya en 2015: “Jugamos cada tres días y no hay posibilidad de entrenar nada. Los conceptos hay que explicarlos en la pretemporada y refrescarlos el día antes de cada partido. Si los jugadores han conseguido comprender y dominar estos conceptos, cuando los refrescamos ya es suficiente para competir”. Quizás por eso vemos tanto entrenador dirigiendo a los suyos que solo les falta correr la banda o sustituir a sus jugadores en sus funciones, incluso manejando a sus jugadores como si fueran “muñecos de polichinela”.

             Todas las dificultades apuntadas se multiplican por muchos enteros cuando hay equipos como el Sevilla que traspasa a 15 jugadores y ficha a otros 15 en la misma temporada. Unai Emery explicaba a Marti Perarnau: “Hemos pasado de gestionar ciclos de entrenamiento para llegar al partido a gestionar ciclos de partidos sobre partidos. Esto va de partido tras partido. Eso reduce tu trabajo al análisis del partido y revisión de vídeos con los futbolistas. Sólo vídeo”. Con lo cual, ya no entrena acciones a balón parado. El vídeo es el protagonista para entrenar. “Normalmente yo trabajaba el balón parado media hora los viernes y otra media hora los sábados, pero ahora lo limitas a cinco-diez minutos durante la charla en el hotel previa al partido, con lo que reduces mucho el abanico de posibilidades. Acabas manejando un número limitado de jugadas a balón parado con las que puedes sorprender al rival”. 

             Quizás ahora, yo sería más comprensivo con esas “charletas” que el auxiliar del entrenador de turno da al jugador que va a entrar al campo, enseñándole distintas planillas tácticas con gráficos y fotografías, etc. “¿Cómo evitar el agotamiento cognitivo ante el empleo reiterado del vídeo?”. El portugués Joao Nuno Fonseca decía: “Si se fija, en la gran mayoría de los casos, los jugadores no cuestionan aquello que no han entendido, para no sentirse inferiores antes los compañeros de equipo”. Por tanto, un problema complejo como el apuntado no es fácil resolverlo, la realidad y los riesgos que se corren no se pueden solucionar con simplicidad de tratamiento ni tampoco con métodos complicados. Probablemente, se cumpla lo que dijo Guardiola: “Lo que no se entrena, se olvida”. 

              Sin embargo, “una de las máximas no escritas en el lenguaje del fútbol la cumple a la perfección Diego Pablo Simeone en el banquillo del Atlético de Madrid desde que debutó en la Liga Santander. Con la victoria ante el Español por 1-0 ya son 50 partidos que el técnico argentino del conjunto rojiblanco ha logrado ganar por ese resultado, una cifra que no hace más que confirmar la habilidad del Cholo para controlar los encuentros en los que se adelanta en el marcador”. (Marca,23. Diciembre.2018). (…) “… por encima de él hay seis entrenadores (Luis Aragonés, Irureta, Miguel Muñoz, Victor Fernández, Javier Clemente y Joaquín Caparrós) que han logrado ese resultado en más ocasiones que él, ninguno de ellos tiene un porcentaje tan alto, ya que el del Cholo asciende hasta un 21,3%... Si tenemos en cuenta todas las competiciones, Simeone ha obtenido este resultado un total de 71 ocasiones. Y además, el porcentaje del entrenador rojiblanco de partidos con la portería a cero en el campeonato doméstico supera el 50%, o sea, 53,93%, 144 partidos de los 267 que ha dirigido en Liga a los atléticos”. Así de fácil, así de sencillo, así de simple… 

          (29. diciembre. 2018).