Además del balón, ¿qué otros factores intervienen en los triunfos del fútbol?

13.02.2020 11:32 de MAROGAR .   Ver lecturas

“En la exigencia está la mejora. El trabajo es innegociable y eso lo saben mis jugadores”. (Bordalás).

         Fabio Capello habló en el “Bilbao Football Summit” en San Mamés. Afirmó que le “gustaba más el Barcelona de antes” y que el equipo actual “toca, toca, toca, toca la pelota, diseña mucho la U en el campo pero nunca se acerca a la portería y espera que el genio, Leo Messi, haga magia”. (…) “A mí me gustan los entrenadores listos en el banquillo, que saben identificar las características de sus jugadores y adapta su estrategia táctica al estilo de juego de sus mejores futbolistas”. Citó a Guardiola como ejemplo de técnico que sabe evolucionar según la plantilla que tiene: “Guardiola ha cambiado muchísimo. Miras al Manchester City y no hay “tiquitaca”. Es fútbol vertical, agresivo, de alta velocidad y mirando siempre hacia la portería. Él entiende que tiene que evoluciona para seguir ganando”.

         En estos últimos días, el Getafe se puso de moda al llegar a situarse los terceros de la Liga (Al 2. febrero.2020). Escribía Santiago Segurola (ElPaís, 3. febrero.2020): “El fuego y la Biblia de Bordalás: El técnico del Getafe considera que la exuberancia física, la disciplina táctica y la presión asfixiante presidirán el fútbol que viene. Su equipo responde punto por punto a estos criterios”. (…) “El Getafe es el equipo que más adelanta la línea defensiva (40 metros), el más comprimido (38 metros entre la defensa y los delanteros), el que más utiliza el juego largo, el que menos pases traza (3,2 por jugada), el que más veces impide la llegada de los rivales a los últimos metros y el que más faltas comete (18,9 partido). Es un equipo de autor, de un autor que no pretende hacer poesía”. Son datos objetivos. Y una conclusión de antemano que trasciende: Está muy poco en contacto con la pelota. ¿La desprecia, quizás? Quizás deberíamos aseverar que son muy precisos en los pocos momentos que están en posesión cerca de la portería contraria. Con todo, su clasificación actual es su visado.

         El técnico del Geta, José Bordalás, ha pasado a ser copiado cuando hace bien poco era criticado. Su equipo actual volvió a Primera en 2017 y se menospreciaba a su equipo por su juego al límite, por sus faltas, por su estilo directo, por abanderar lo que algunos tildaron de “antifútbol”. Vistos los resultados, muchos equipos ya se han afiliado al modelo Bordalás, de hecho, el Atlético de Madrid de Simeone ya había implantado una manera parecida de competir. El preparador físico del Getafe, Javier Vidal, dice: “El Getafe es el duodécimo en la lista del gasto salarial en plantilla y cuerpo técnico, 56 millones de euros, unas 11 veces menos que Barça y R. Madid, seis veces menos que el Atlético y la tercera parte de Valencia y Sevilla”. Sin duda, los 39 puntos en la jornada 22 sigue siendo la mejor clasificación de la historia. “José Bordalás se adelantó a todo el mundo en la forma de jugar. El fútbol es técnica, táctica, pero faltaba la parte física y la mentalidad y en eso el míster es el número 1. Lo estamos viendo ahora en el Real Madrid cómo ha cambiado todo con futbolistas con un gran físico como Casemiro, Valverde y Mendy. Es otro equipo”. Los jugadores aseguran que “nunca hemos entrenado más en nuestras carreras que con Bordalás… La exigencia es tan alta que no dejamos ni andar en los entrenamientos. No hay descanso como tampoco lo hay en los partidos. En estos pequeños detalles es donde ser marca la diferencia”.

         Bordalás asegura que “ha cambiado el fútbol, yo he cambiado como persona, hemos madurado. Haber pasado de Regional a Primea es la mejor enseñanza. Me ha enriquecido…. El estilo Bordalás en estos 25 años ha sido el mismo. Lo que marca la diferencia es la calidad de los jugadores, pero cuando no hay ese nivel hay que competir al máximo”. (…) “Al jugador lo primero que hago cuando llega al equipo es darle la enhorabuena, hablamos de sus últimos años, sus lesiones, inquietudes, y el mensaje es que la exigencia va a ser máxima y que el grupo está por encima de todo. No basta con la permanencia, hay que exigirse cada día más”. (…) “De todos los entrenadores se aprende. Soy un enamorado de Cruyff como jugador y como entrenador. En el Barça instauó un estilo y se trabajó un perfil de jugador… Pero hay otros: Menotti fue un evolucionario del fútbol, Mourinho, Capello, Guardiola… Todos han ganado títulos”. (…) “No puedo jugar como el Barcelona. Hay que sumar puntos jugando bien. Tiene un mérito tremendo un estilo como otro. Guardiola se encontró un equipo con un perfil definido y luego quiso jugar igual en el Bayern pero le faltaban algunos jugadores. A veces no puedes conseguirlo. La aparición del Cholo ha demostrado que jugando de otra forma se pueden conseguir muchos éxitos”. Bordalás puso énfasis: “Nos molesta que se nos acuse de cosas que no son reales. Y yo veo a todos los equipos, incluido el Barça, perdiendo tiempo cuando nos van ganando. Es lo normal. Lo hemos visto toda la vida. Parece que solo nosotros perdemos tiempo”. Y no tiene dudas “Angel Torres (presidente) me ha sorprendido. Es una persona dialogante, podemos discrepar, valora y respeta mi parcela al máximo, me ha dado autonomía y estoy muy feliz con él”.

         Me sorprende que en los distintos pasajes de las entrevistas realizadas a José Bordalás no haya citado en ningún momento a Zinedine Zidane, al fin y al cabo creador efectivo de la “metodología de las rotaciones inteligentes” que aporta aspectos muy positivos al fútbol: Integración total de la plantilla, elimina brechas de puesta a punto, todos aspiran a jugar el próximo partido, reduce lesiones musculares, psicológicamente incorpora el sentimiento de que todos son útiles en el equipo, etcétera. Especialmente por ello, me encantó la opinión de Pedro Luis Ripoll: “Los factores que han influido de manera decisiva en el rendimiento experimentado por el equipo de Zidane están relacionados con un cambio sustancial en la preparación física de los jugadores, pero también en un aumento notable en su autoestima, así como en la motivación que les hace jugar como si no hubiera una mañana. Frente a los escépticos que consideran poco importante la labor de los entrenadores y de los equipos técnicos que les rodean para realizar su trabajo, ejemplos como el de ZZ y el del propio Bordalás son altamente significativos”. Como podemos comprobar, el doctor sí que ve afinidades entre ambos entrenadores… Zidane y Bordalás han demostrado que la tierra es redonda, es decir, que el fútbol es un deporte de equipo”. Dije que me extrañó de Bordalás que no manejase ningún comentario sobre Zinedine Zidane, curiosamente el Real Madrid destaca sobremanera acerca del sistema defensivo que le está permitiendo batir los mejores récords en particular. 

         Para más abundamiento, podemos extraer algunas ideas de un artículo (https://elpais.com/deportes/2020/01/31/es_laliga/1580475604_563489.html): “El Sevilla FC de Julen Lopetegui es, junto con la Rreal Sociedad, uno de los pocos equipos capaces de codearse con el Real Madrid y el FC Barcelona en aspectos del juego determinantes, como la capacidad de imponer su estilo ante rivales de toda índole y condición. Dominan la posesión, mueven el balón muy rápido (en torno a 15 pases por minuto) y, cuando no lo tienen, lo recuperan con igual diligencia (2,5 robos por minuto). Impiden en numerosas ocasiones que los rivales rematen y cuando están en campo contrario, son veloces y verticales y generan peligro. Sin embargo, presentan mucho margen de mejora en la pegada”.

            Hemos podido citar numerosos factores con las referencias señaladas y nuestras propias apreciaciones sobre el “modelo Zidane” que, a mí personalmente me cautiva hace ya muchas temporadas, por cuanto, no podemos olvidarnos, tampoco, del estilo muy humano en las relaciones personales globales del equipo.  Apuntemos otras cuestiones que hace unos días hemos leído, en este caso, del Manchester City. Al parecer los jugadores y el cuerpo técnico del City se reunieron en el vestuario para analizar la situación y aportación colectiva de soluciones. El “Daily Mail” asegura que “la plantilla le pidió al míster que moderara sus cambios en los onces iniciales entre partido y partido. Los jugadores creen que algo parecido a “un once tipo” puede ser la solución para asegurar el segundo puesto en la “Premier”. O sea, lo contrario de lo que el Real Madrid lleva practicando hace varias temporadas y con tanto éxito. En suma, y no me disgusta que afloren tantas opiniones contrarias, una vez más se confirma que no existe el “MODELO ÚNICO”, como apuntaba Capello al principio de este documento. Por tanto, el balón es la brújula del juego, pero deben complementarse con un sinfín de resoluciones que también dan buenos rendimientos, aunque fuera a corto y largo plazo.

            En la jornada del 6 de febrero, Copa del Rey, tuvo lugar una muestra más de que el fútbol tiene desenlaces imprevistos. El Real Madrid y el Barcelona, primero y segundo de esta Liga regular 2019/20 fueron eliminados, respectivamente, por R. Sociedad y Athletic Bilbao. Contra pronóstico, pero utilizando sus cualidades al máximo y predominando frente a aquellos. La Real Sociedad manejando el partido mejor que el Real Madrid en su globalidad, haciéndose amigos del balón hasta la reacción de los madridistas que pudieron empatar a 4 tantos cuando perdían 1-4 en el Santiago Bernabeu. Y el Athletic, lleno de energía, pugnando con su estilo agresivo para en el último minuto hacer claudicar a los resucitados mesías del toque aunque hoy no apareció la magia de Messi. Bueno para el fútbol este tipo de desenlaces…

            Salamanca, 13 febrero. 2020.